Duelo en la parte alta de la tabla

El dilema de Ancelotti en Anoeta: rotar o no rotar

El Real Madrid se mide en Anoeta a uno de sus perseguidores con la incógnita de si el técnico italiano dará descanso a algún centrocampista, mientras la Real Sociedad llega al choque con las bajas capitales de Mikel Merino y David Silva.

Ancelotti trata de organizar a su equipo en el RCDE Stadium.

Ancelotti trata de organizar a su equipo en el RCDE Stadium. / Alberto Estévez / Efe

2
Se lee en minutos
Fermín de la Calle
Fermín de la Calle

Periodista

ver +

Rotar o no rotar, esa es la cuestión. Este shakespeariano dilema embarga a un madridismo que ve cómo su equipo se marchita fruto del agotamiento físico y mental de su columna vertebral. Modric, Kroos y Casemiro se vienen abajo en la recta final de los partidos, y Vinicius acaba siempre en reserva los choques. Además, atrás Courtois tapa las vergüenzas de Militao y Alaba, que se comienzan a convertir en sospechosos habituales.

Carletto, apoyado en sus siete victorias consecutivas, se reivindica dentro de su mesura habitual. “Es injusto decir que no hago rotaciones. Siempre cambio uno o dos jugadores”, advirtió con su ceja levantada. Pero también es cierto que esos cambios afectan a jugadores complementarios, como laterales o al acompañante de Vinicius y Benzema, donde nadie  da un puñetazo en la mesa: Asensio, Rodrygo, Hazard, 'el golfista' Bale

 

Brecha en la liga

En los próximos ocho días el Real Madrid se medirá a sus perseguidores en la tabla, Real Sociedad y Atlético, por lo que podría abrir una brecha en la parte alta de la liga. Carletto resta presión a los suyos asegurando que “será una liga igualada hasta el final”, pero su subconsciente le delató al señalar que “si se dan buenos resultados, podemos obtener ventaja y administrarla luego el resto de la liga”.

 

Los donostiarras llegan con bajas sobresalientes. Ni Mikel Merino ni David Silva estarán. Lo que vendría a ser como privar al Madrid de Casemiro y Vinicius. Pero Imanol no entiende de coartadas y las bajas no serán excusa. Oyarzabal, el cisne Isak y un deslumbrante Januzaj tirarán del carro en un partido incómodo para el líder si los vascos lo hacen de ida y vuelta. A más ritmo, más sufrirán los blancos.

Noticias relacionadas

Y está Europa. Si el Madrid se juega el liderato de su grupo de Champions en cuatro días ante el Inter, la Real se jugará en seis su futuro ante el PSV. Ninguno de los entrenadores mira más allá de Anoeta, pero depende de cómo se desarrolle el partido, unas tablas podrían convencer a ambos. O a ninguno. Esa es otra cuestión.