Real Madrid-Sevilla (2-1)

Vinicius hace más líder a un Real Madrid que sabe sufrir

  • Los blancos se colocan líderes con cuatro puntos por encima de Atlético y Real Sociedad y cinco por encima del Sevilla

  • Los cambios de Ancelotti y las paradas de Courtois fueron claves para el resultado final

Vinicius celebra su gol ante el Sevilla. 

Vinicius celebra su gol ante el Sevilla.  / @realmadrid

5
Se lee en minutos
Fermín de la Calle
Fermín de la Calle

Periodista

ver +

El Real Madrid sale más líder de un partido grande, contra un rival directo que se lo hizo pasar muy mal durante gran parte del encuentro. Pero los blancos tienen talento, tienen un portero decisivo como Courtois, tienen un entrenador como Ancelotti que sabe leer los partidos, y dos estrellas arriba como Benzema y Vinicius que desequilibran los partidos. El Sevilla tiene muchas cosas buenas, pero aún le falta calado para ganar en el Bernabéu, por más méritos que acumule en partidos como este.

Militao es un defensa con unas capacidades físicas sobresalientes, pero también un zaguero con lagunas de concentración que provocan errores posicionales descomunales. A los 11 minutos de partido Rafa Mir anotó el primer gol del partido cabeceando un córner sin levantar los pies del suelo y absolutamente libre de marca en el punto de penalti. Tratándose del 9 del equipo visitante, es llamativo que no estuviese marcado por ningún defensa local. Más aún si tenemos en cuanto que se trata de un jugador de más de metro noventa. Militao, que ha cometido varios errores tan groseros como este ya, apostó por marcar a distancia al ariete y se quedó bloqueado tras su compañero Mendy. Lo que permitió a Mir rematar plácidamente y adelantar al Sevilla. 

Errores grotescos

Segundos después el propio Mir dispuso de una doble ocasión al aprovechar un error aún más grotesco de un Carvajal desastroso en defensa. Pero los blancos lograron evitarlo. Los nervios de la zaga blanca eran alarmantes ante un rival de alcurnia con el que se jugará la Liga. De hecho, ese gol colocaba líder a los de Lopetegui, que había estudiado el partido perfectamente, alternando la salida de balón controlada y el fútbol directo con Rafa Mir. Los visitantes eran mucho más agresivos, ofensiva y defensivamente. 

Fernando tenía más peso específico en el partido que Casemiro, muy errático con el balón. Mordían arriba para complicar la vida en la salida a Modric y compañía. Y Courtois, ante las dudas de sus compañeros, o salía con Alaba o apostaba por el pelotazo a Benzema. Lo que complicaba la circulación habitual de los blancos y desconectaba a Asensio y a un Vinicius muy vigilado por Montiel. El primer disparo a puerta de los blancos llegó a los 25 minutos, precisamente por parte del extremo brasileño. Fernando, Jordán y Rakitic manejando el metrónomo ganando la partida a Kroos, Modric y Casemiro, mientras Papu y Ocampos aparecían para acelerar las jugadas. 

Precisamente Ocampos, a la media hora, se acercó al área, se sacó de encima a Casemiro y le pegó un cachetazo a la pelota, que se topó con el larguero con Courtois ya superado. El Sevilla parecía mucho toro para el Real Madrid, hasta que una jugada sin peligro aparente cambió el rumbo del partido. Los de Lopetegui retrasaron su defensa al adelantarse y en una salida de balón Militao se quitó la pelota de encima con un disparo desde 35 metros que Bono se tragó, rechazando con manos blandas un balón que tocó el palo y Benzema remachó a la red. Empate tan inesperado como inmerecido. Cada error, un gol. Concluyó el primer asalto con un intercambio de golpes. Un remate de Asensio que salió rozando el larguero y un cabezazo de Ocampos que hizo trabajar a Courtois. Al descanso se llegaba con empate, pese al dominio sevillista.  

Reanudó el Sevilla el partido proponiendo un encuentro de ida y vuelta, acabando todas las jugadas para evitar las contras madridistas, obligando a Courtois a sacar largo... Incomodaba enormemente el cuadro hispalense a los de Ancelotti, que ni moldeaba el juego con la pelota en los pies, ni salía a la contra en estampida. El partido estaba en el alambre. A una contra del Madrid o un derechazo del Sevilla. Y en ese contexto parecían más incómodos los blancos, fuera de su zona de confort. Aún así, estuvo a centímetros de desequilibrar la balanza Asensio, con un zurdazo que rozó la escuadra. 

Piernas nuevas

El Sevilla acumulaba minutos de posesión, pero no era capaz de encontrar fisuras en un Madrid que defendía por acumulación. Ancelotti seguía sin mover ficha, mientras Lopetegui tenía a varios jugadores calentando. Una partida de ajedrez en la que Carletto no cambiaba nada mientras todo siguiese controlado. Sin embargo, había síntomas inquietantes en jugadores como Vinicius, desconectado del partido por cansancio (mental o físico), o Kroos. El partido se había hecho largo y se necesitaban piernas. Lo que provocó la salida al campo de Delaney, Valverde y Camavinga. 

Era un combate entre dos pesos pesados en el que cualquier golpe podía mandar a la lona al rival y decidir la pelea. Vinicius desperdició un contragolpe cuando el Madrid ya evidenciaba que se había revitalizado con los cambios, al subir la línea de presión para generar problemas en la salida de los sevillistas. Se abría el partido con un cuarto de hora por jugarse. Los de Ancelotti arrinconaban al rival en el tramo final y al Sevilla sufría una agonía.  

Noticias relacionadas

Y entonces llegó la pelota a Vinicius a pierna cambiada. Una pelota alta que bajó con el pecho en la banda izquierda y con el control dejó atrás a Ocampos. Encaró hacia adentro y antes de llegar a Koundé sacó un derechazo que clavó en la escuadra de Bono. Vinicius se sacó de la chistera un gol extraordinario que sirve para aupar al Real Madrid al liderato en solitario. El brasileño se ha convertido en un jugador diferencial que tiene desequilibrio y tiene gol. Vinicius daba el triunfo y el liderato al Real Madrid. La paciencia con el brasileño ha tenido su premio. Ancelotti sigue manejando los partidos con sus cambios y el Real Madrid sabe ganar partidos con la pelota en los pies y también cuando tiene que sufrir.

FICHA: REAL MADRID 2- SEVILLA 1

-Real Madrid: Courtois (6); Carvajal (4), Militao (4), Alaba (5), Mendy (6); Modric (6), Casemiro (5), Kroos (5); Asensio (6), Benzema (6), Vinicius (4). Cambios: Valverde (6) por Asensio (min.72), Camavinga (6) por Modric (min.72), Nacho por Vinicius (92'), Lucas Vázquez por Carvajal (min.94)

-Sevilla: Bono (4); Montiel (5), Koundé (5), Diego Carlos (5), Acuña (6); Jordán (6), Fernando (7), Rakitic (6); Ocampos (8), Mir (7), Papu Gómez (6). Cambios: Delaney (5) por Rakitic (min.70), Óliver Torres (sc) por Jordán (min.80), Óscar (sc) por Papu (min.80); Idrisi (sc) por Montiel (min.90) y Munir (sc) por Ocampos (min.90)

-Goles: 0-1, Rafa Mir (11'); 1-1, Benzema (31'); 2-1, Vinicius (86')

-Árbitro: Sánchez Martínez. Amarilla a Acuña (33'), Montiel (54'), Kroos (60'), Carvajal (68'), Ocampos (85'), Casemiro (90')

-Estadio: Santiago Bernabéu: 45.281 espectadores