La carrera de la 'Gran Manzana'

Exhibición keniana en el maratón de Nueva York

  • La campeona olímpica Peres Jepchirchir y su compatriota Albert Korir se imponen en Central Park.

Peres Jepchirchir, en el momento de su victoria en Nueva York.

Peres Jepchirchir, en el momento de su victoria en Nueva York. / MARATÓN NY

1
Se lee en minutos
Sergi López-Egea
Sergi López-Egea

Periodista

ver +

La campeona olímpica Peres Jepchirchir ha realizado este domingo una exhibición impresionante, de poderío, de fuerza y de precisión para imponerse en el maratón de Nueva York, posiblemente la carrera de estas características de mayor 'glamour' en el mundo atlético. Y ha ganado en la 50ª edición de la prueba (2.22.39 horas) después de una reñida pelea en el trío de mujeres que se jugó la victoria y que no estuvo nada clara hasta que las tres atletas entraron en Central Park donde Jepchirchir lanzó un ataque demoledor para superar a su compatriota keniana, Viola Cheptoo, que debutaba en la distancia, y a la etíope Abadel Yeshaneh, antigua plusmarquista del medio maratón.

Jepchirchir que llegó a Nueva York después de conquistar el oro olímpico en Tokio era la gran favorita en la categoría femenina, mientras que en la prueba masculina hubo cierta sorpresa pues el candidato número uno a la victoria era el veterano etíope Kenenisa Bekele, campeón olímpico de los 10.000 y os 5.000 en los Juegos de Pekín. Sin embargo, el keniano Albert Korir, 27 años, mantuvo la hegemonía de su país al triunfar en una carrera de la que ya fue segundo en la edición de 2019. Su tiempo fue de 2.08.22. No hubo récord de la carrera en ninguna de las dos categorías.

Alberto Korir da un salto al ganar en Central Park.

/ MARATÓN NY

Noticias relacionadas

Como la mayoría de maratones, Nueva York también tuvo que cancelar el año pasado la prueba debido a la pandemia, por lo que la edición número 50 de la carrera tuvo que aguardar un año más. Y de hecho, de haber ido todo normal, habría sido 2019 cuando la prueba de la 'Gran Manzana' habría celebrado el medio siglo de vida, porque en 2012 también se tuvo que cancelar debido al huracán Sandy que asoló la costa este de Estados Unidos.

Retornó el maratón a Nueva York, con prácticamente participación local debido a las restricciones que aún estaban vigentes para viajar a Estados Unidos y con 33.000 participantes, ya que no quiso entregar más dorsales para no hacerla aún más multitudinaria, lejos de los habituales 50.000 corredores, a causa del covid.