EL DUELO DEL CAMP NOU

La 'pizarra líquida' de Ancelotti esconde trampas para Koeman

  • El italiano afirma "tener claro lo que tenemos que hacer"

  • Mantendrá su costumbre de dar la charla primero y el once al final

  • Y avisa: "me gusta que mis equipos puedan hacer muchas cosas. Que no tengan una identidad muy definida"

 

La 'pizarra líquida' de Ancelotti esconde trampas para Koeman
4
Se lee en minutos
Fermín de la Calle
Fermín de la Calle

Periodista

ver +

“Tengo claro lo que tenemos que hacer. El equipo está listo para este partido especial”, advirtió Carlo Ancelotti con una firmeza inusual en la rueda de prensa previa al Clásico. Carletto tiene un plan, como lo tuvo ante el Shakhtar, donde su planteamiento provocó la victoria blanca. No es el primer partido de esta temporada en el que el intervencionismo táctico del italiano da la victoria a su equipo. En Mestalla, por ejemplo, dio la vuelta al partido tras recibir un gol de Hugo Duro. Un minuto después del tanto local retiró a dos ‘vacas sagradas’ como Modric y Casemiro dando paso a Camavinga y Rodrygo. Logró descoser el partido ante los de Bordalás y remontó con goles de Vinicius, en el minuto 86, y Benzema, en el 88.

Nadie debe esperar a un Madrid atrincherado, como el que saltó al césped en Kiev, porque como puntualizó el técnico “cada partido y cada rival tienen sus características”. Eso deja entrever que el madridista apostará por otra estrategia en el Camp Nou. Ancelotti aspira a ganar su primer partido como entrenador en el estadio culé, donde no ha ganado en las cinco visitas que ha realizado con Milan, Real Madrid y PSG. Un botín que no esconde que le seduce: “Es el momento de ganar allí”.

El transalpino ha sido elegante con la situación comprometida de Koeman, por quien se le ha preguntado en los últimos días. Pero Carletto sabe que Real Madrid y Barça son vasos comunicantes y que un triunfo blanco en el Camp Nou dejaría tocado a Koeman; mientras a él le permitiría ganar tranquilidad y tiempo para cohesionar a su plantilla alrededor de su ‘pizarra líquida’, esa que altera la propuesta de juego y el dibujo táctico según los recursos disponibles o los rivales.

Hazard puede debutar en un clásico cinco partidos después

Para este partido del Clásico, Carlo Ancelotti recupera a jugadores importantes en la plantilla como el belga Eden Hazard y el español Dani Carvajal. “Vamos a recuperar a Carvajal y a Hazard. Pero es difícil meter en el once a un jugador que sale de una lesión”, apuntó el entrenador.


Se da la circunstancia de que Hazard no ha debutado aún en un Clásico contra el Barcelona en sus dos temporadas en el Real Madrid. El belga acumula 416 días de baja y 58 partidos perdidos por lesión y llega al Camp Nou tras no jugar por precaución en Kiev ante el Shakhtar, adonde llegó con unas molestias que arrastraba desde la semifinal de la Nations League ante Francia. Hazard se ha perdido los cuatro Clásicos previos por lesión, pero todo apunta a que este encuentro será el de su debut ante el Barcelona. Hazard ha dejado claro su propósito: “Soy feliz cuando juego, y cuando eso ocurre, llegan los goles”. 

Ancelotti ha aprendido a ser dúctil en la pizarra a base de tropiezos. Tropiezos con nombres propios como los de Zola y Baggio, a los que encorsetó en posiciones para mantener el dibujo, pero coartando la libertad de los fantasistas. “Cuando uno entrena a jugadores importantes, a futbolistas campeones, debe tener presente la necesidad de ser dúctil y de crear la situación ideal para que dichos futbolistas se puedan aprovechar al máximo. ¡No hay otro camino! Es erróneo concentrarse en un sistema de juego que se considera ideal”, advirtió años después. Eso podría explicar la explosión de Vinicius y la libertad de Benzema.

El pragmatismo del técnico

Preguntado por la ausencia de Messi, Ancelotti volvió a ofrecer alguna pista de lo que espera del Barcelona y, por tanto, de lo que puede plantear en el clásico. “Este Barça mantiene la idea de jugar bien al fútbol. Ha cambiado futbolistas por otros con distintas características, pero no cambia la sensación de jugar ante el Barça porque no esté Messi. Siguen respetando su identidad”. Preguntado, precisamente, por la identidad de su equipo, a partir de un comentario con tono de reproche de Koeman (“el Real Madrid juega a la contra”), Carletto mostró su pragmatismo: “Si hablamos de la identidad de mis equipos, me gusta que puedan hacer muchas cosas. Que no tengan una sola idea porque tener una identidad muy definida permite a los contrarios atacarla para neutralizarte. ¿Si jugamos a la contra? La contra es la manera más sencilla para marcar goles, pero hay más opciones y también las manejamos”.

Noticias relacionadas

No obstante, la ductilidad táctica no es la única corrección en la carrera de entrenador de Ancelotti. Otra tiene que ver que su rutina del día de partido. Este domingo, horas antes del clásico, el técnico de Reggiolo repetirá su rutina previa. La misma que alteró durante su primera experiencia como entrenador en el Parma tras detectar que algo no funcionaba. Los jugadores del Real Madrid acudirán a la charla táctica, y solo al finalizar esta Ancelotti les comunicará el once. Lo que le permitirá mantener a todos enchufados, al desconocer si serán titulares o suplentes hasta el último momento. Una vez comience a rodar la pelota, moverá el banquillo y pondrá trampas desde su pizarra líquida para dejar tocado al Barça de Koeman. ¿Y quiénes jugarán? Como le gusta decir a Ancelotti, “Los que se lo merecen”.