Cita espectacular

El duelo histórico del tenis de mesa en Barcelona

  • El prestigioso Trofeu Ciutat de Barcelona de tenis de mesa se disputa este sábado con presencia femenina por primera vez en 34 ediciones.

  • Gàlia Dvorak, la campeona de España que juega en el CN Mataró, se medirá con la leyenda Timo Boll, campeón de Europa y exnúmero uno del mundo.

Timo Boll y Gàlia Dvorak, grandes protagonistas del Ciutat de Barcelona de este sábado.

Timo Boll y Gàlia Dvorak, grandes protagonistas del Ciutat de Barcelona de este sábado. / ETTU / RFETM

3
Se lee en minutos
Raúl Paniagua
Raúl Paniagua

Periodista

ver +

Ha disputado cuatro Juegos Olímpicos y acumula siete títulos individuales en los campeonatos de España, incluido el último celebrado en Antequera. Es, sin duda, la gran referencia del tenis de mesa español en el siglo XXI y este sábado protagonizará una cita histórica. Por primera vez en 34 ediciones, el Trofeu Ciutat de Barcelona cuenta con las mujeres y nadie mejor que Gàlia Dvorak para estrenar esa novedad con un duelo apasionante contra el alemán Timo Boll, exnúmero uno del mundo, actual campeón de Europa y plata en los pasados Juegos de Tokio. El Messi del ping-pong.

EL PERIÓDICO charló con los dos grandes protagonistas de este torneo que se disputará a partir de las 17.00 horas de este sábado en el polideportivo La Salle Bonanova. "Es una iniciativa fenomenal. Me parece muy bien que hayan montado una competición mixta. Desde pequeñitas entrenamos con chicos, debería haber más torneos así. Si luego nos ganan pues es lo que hay", reflexiona Gàlia, que recuerda una experiencia vivida el año pasado en Madrid. “En principio iban a ir por separados chicos y chicas, pero hubo casos de covid, los aislaron y mezclaron los participantes. Fue un éxito".

Gàlia Dvorak, durante un partido. 

/ RFETM

"Imposible ganar" 

En países como Dinamarca y Suiza existen ligas en las que las mejores jugadoras compiten con los hombres. "Es verdad que ellos tienen una ventaja física, pero es un deporte sin contacto, en el que cuenta mucho la calidad". Este sábado le espera Timo Boll. La leyenda admirada por todos palistas.

A sus 40 años, Boll cuenta en su impresionante palmarés con 4 medallas olímpicas, 8 en mundiales y 28 en europeos

"Me hace muchísima ilusión jugar contra él. Es buenísimo. Objetivamente es imposible ganarle. Si le hago algunos puntos ya estaré feliz. Fue un bajón cuando nos dijeron que Ovtcharov era baja por lesión, pero Timo es igual o mejor". Además de Gàlia también participará otra mujer en el torneo barcelonés (Maria Xiao, del UCAM Cartagena, número 71 del mundo), junto a astros como el nigeriano Quadri Aruna, mejor jugador de África, y el sueco Kristian Karlsson. 

Boll recoge el guante lanzado por Gàlia, feliz por su regreso a Barcelona 14 años después de su última visita en una Copa del Mundo disputada en el pabellón del Vall d'Hebron. "El tiempo pasa muy rápido, tengo un gran recuerdo de aquella competición. Será un partido muy divertido contra Gàlia. Que sepa que me la tomo muy en serio. Su estilo de juego es muy poco frecuente en el tenis de mesa masculino", comenta el astro germano.

El veterano palista se proclamó campeón de Europa por octava vez el pasado junio en Varsovia. A sus 40 años, acumula también 40 medallas en las grandes citas (4 en los Juegos, 8 en mundiales y 28 en europeos). "A mi edad ya no necesito invertir tanto tiempo para mantener mi nivel. Sobrevivo con mi experiencia y estabilidad en los movimientos", cuenta.

En la sangre

Esa cantidad de éxitos no sorprende a Gàlia, que conoce perfectamente a su rival. Nacida en Kiev hace 33 años, vino a Catalunya con solo 2 y vive en Mataró. Lleva el ping-pong en la sangre, ya que sus padres, Volodymyr y Flora, fueron profesionales de este deporte. Dvorak conquistó el Europeo juvenil en 2004 y colecciona títulos en diversos torneos. Desde 2001, con solo 13 años, ha liderado la mayoría de convocatorias de la selección española absoluta. 

Noticias relacionadas

“De todas mis experiencias me quedaría quizá con la más reciente, fue fantástico disputar los JJOO de Tokio después de lo que sufrimos con la pandemia. Eran mis cuartos Juegos y fue muy bonito", cuenta la campeona de España, que se lo pasó en grande con Pau Gasol en un momento de ocio en la villa olímpica. El mito del básquet demostró su buena mano con la pala, pero acabó sucumbiendo ante la estrella de Mataró.Boll, mientras, se despide con un consejo para los más jóvenes que empiezan en este deporte, que merece más reconocimiento mediático en Europa. "Les diría que disfruten, que lo den todo y amen la 'tortura' de sufrir, solo así pueden alcanzarse éxitos", concluye el exnúmero uno mundial.