La fase final de la Liga de las Naciones

Una España colosal se doctora en Italia

  • La selección de Luis Enrique acaba con la racha de 37 partidos sin perder de la campeona de Europa con dos goles de Ferran Torres en San Siro (1-2)

  • La Roja, con un Gavi histórico en el once, disputará el domingo la final del torneo ante el vencedor del Bélgica-Francia de este jueves.

Ferran Torres marca de cabeza el segundo gol de España en San Siro.

Ferran Torres marca de cabeza el segundo gol de España en San Siro. / Marco Betorello / EFE

4
Se lee en minutos
Raúl Paniagua
Raúl Paniagua

Periodista

ver +

Tres meses después de caer en la semifinal de la Eurocopa ante la futura campeona, España se tomó la revancha de Italia a lo grande (1-2). Con un partido imperial y un fútbol excelso, la Roja se clasificó para la final de la Liga de las Naciones que se disputará este domingo en San Siro. Allí se medirá con el vencedor del Bélgica-Francia de este jueves en Turín. La número uno del ranking FIFA o la campeona del mundo serán el último escollo para Luis Enrique en su objetivo de levantar el primer título oficial de su volcánico camino con la Roja. 

Nunca le han importado las críticas. Firme y tenaz como nadie, el asturiano está por encima de todo. Su sello queda claro en cada convocatoria, en cada once, en cada detalle. En Milán logró una victoria tan meritoria como merecida. Italia no perdía en San Siro desde 1999 y acumulaba la mejor racha sin perder de la historia del fútbol de selecciones. Su marca de 37 partidos (28 victorias, 9 empates) no intimidó a la Roja. 

Zeta Media Lab

El primer golpe

Atrás dejaron los 36 duelos sin caer de España (2007-2009) y de Brasil (1993-95). La selección de Luis Enrique ya estuvo cerca de frenar la racha italiana, pero cayó en los penaltis de la pasada Eurocopa. Este miércoles no hubo desgracias y desnudó a la campeona de Europa en su casa con un chaval de 17 años, el delicioso Gavi, al frente de las operaciones.

Luis Enrique festeja el triunfo en San Siro.

/ ALESSANDRO GAROFALO / REUTERS

Ese fue, precisamente, el primer golpe de Luis Enrique. Desde la capital le habían destrozado por citar al adolescente azulgrana. Los mismos críticos echaban humo cuando conocieron la titularidad del interior andaluz, que exhibió una personalidad descomunal. Un acierto más de Lucho.

En la Liga de las Naciones había sufrido su última derrota Italia, un lejano 10 de septiembre de 2018 ante Portugal. Tres años después, y en el mismo torneo, España pasó por encima de los hombres de Mancini, que presentó un once con solo dos novedades respecto a la alineación de Wembley:el central Bastoni y el punta Bernardeschi

El talento de Oyarzabal

Fue durante muchos minutos un baile de la Roja a la azzurra. Pocos esperaban una actuación tan destacada de España, que tenía bajas importantes como Pedri, Marcos Llorente, Gerard Moreno, Morata... Apostó Luis Enrique por tres jugones arriba, con Ferran Torres, Sarabia y Oyarzabal en plan estelar. También triunfó el técnico con la elección de un Marcos Alonso pletórico para cubrir el carril izquierdo.

Un disparo de Chiesa repelido por Unai Simón (m. 4) fue el primer momento de agobio de España, que abrió pronto el tarro de las esencias. Un exquisito centro de Oyarzabal lo remató Ferran Torres con tanta maestría como fortuna para adelantar a la Roja (m. 17). Poco después, estuvo a punto de caer el segundo tras un error de Donnarumma. El palo lo evitó. 

Expulsión de Bonucci

Insigne tiró por la borda la ocasión del empate italiano (m. 35) y Bonucci se fue a la calle a ver la segunda amarilla por un codazo a Busquets (m. 42). Todo se ponía de cara para la Roja, que asestó otra bofetada a la campeona de Europa con un cabezazo de Ferran Torres tras otro genial pase de Oyarzabal justo antes del descanso. 

Noticias relacionadas

Con 10 y desquiciada, Italia fue un juguete en manos de España. Se paseó con grandeza por San Siro la selección de un técnico valiente que volvió a salir fortalecido. La noche solo se torció mínimamente con el gol de Pellegrini, un tanto que no empañó la colosal obra de la España de Luis Enrique.  

Italia, 1; España, 2

Italia: Donnarumma (4); Di Lorenzo (5), Bonucci (4), Bastoni (5), Emerson (6); Verratti (5), Jorginho (4), Barella (5); Chiesa (5), Insigne (4), Bernardeschi (4). Técnico: Roberto Mancini (4). Cambios: Chiellini (5) por Bernardeschi (m. 46); Locatelli (5) por Verratti (m. 57); Kean (5) por Insigne (m. 57); Pellegrini (5) por Jorginho (m. 64); Calabria (5) por Barella (m. 71).

España: Unai Simón (8); Azpilicueta (6), Laporte (7), Pau Torres (5), Marcos Alonso (8); Gavi (8), Busquets (6), Koke (5); Ferran Torres (9), Sarabia (7), Oyarzabal (9). Técnico: Luis Enrique (9). Cambios: Yeremi Pino (7) por Ferran Torres (m. 48); Bryan Gil (6)por Sarabia (m. 74); Merino (6) por Koke (m. 74); Sergi Roberto (sc) por Gavi (83).

Goles: 0-1 (m. 17), Ferran Torres, tras centro de Oyarzabal; 0-2 (m. 45), Ferran Torres, de cabeza; 1-2 (m. 83), Pellegrini.

Árbitro: Sergei Karasev (6), ruso. 

Rojas: Bonucci.

Estadio: San Siro (Milán).