Liga de Campeones

Simeone exige volver al origen

  • «Ser nosotros mismos». Esa es la pócima del entrenador del Atlético para recuperar las señas de identidad de un equipo que quiere levantarse tras la derrota ante el Alavés. Este martes visita al Milan y el sábado recibirá al Barça.

Simeone gesticula durante un partido del Atlético.

Simeone gesticula durante un partido del Atlético. / Reuters

2
Se lee en minutos
Raúl Paniagua
Raúl Paniagua

Periodista

ver +

Es cuarto en la Liga con 14 puntos pero las malas sensaciones del comienzo de temporada se corroboraron con el batacazo del sábado en Vitoria. El colista desnudó al campeón, que ya se había salvado milagrosamente en anteriores batallas. Esa derrota ha supuesto un severo toque de atención en un equipo acostumbrado a caminar con autoridad y firmeza. El Atlético también tiene fisuras, pero el Cholo Simeone ha detectado el problema y tiene clara la solución.

«Se empieza por ser nosotros mismos, mantener la agresividad que nos hizo siempre muy competitivos», proclamó el técnico argentino, especialista en motivar a sus hombres. No quiso detenerse en cuestiones técnicas o tácticas, prefirió apelar al espíritu y al acierto en una parte concreta del campo. «Creo que en el fútbol, más allá de posicionamientos, más allá de cómo presiones, de cómo superes líneas en ataque... las diferencias se marcan en el área y ahí es donde la agresividad tiene que crecer para competir como queremos».

Griezmann, suplente

En un grupo durísimo con Liverpool, Oporto y Milan como adversarios, cualquier despiste puede costar muy caro. El Atlético solo pudo empatar con el club luso en el estreno y ahora se la juega en San Siro ante un Milan que plantó cara en Anfield (3-2). Simeone recupera efectivos para esta noche, como Lemar y Joao Félix, mientras Koke podría regresar al once ya restablecido de sus molestias. 

«Todos son muy importantes. Tenemos una plantilla muy equilibrada, con gran jerarquía en todos los futbolistas», apuntó Simeone, que probó un once con Suárez y Correa en punta, dos guerrilleros que entienden perfectamente su filosofía. Griezmann, en cambio, apunta al banquillo en una semana en la que tiene marcado en rojo el encuentro del sábado contra el Barça en el Metropolitano. 

«Los rivales nos conocen»

El Cholo destacó el juego «dinámico y vertical» de un Milan que ocupa la segunda plaza en el calcio, por delante del Inter y a dos puntos del Nápoles. «Intentaremos llevar el partido a donde creemos que podemos hacerles daño. Volver a Milán es fantástico. Son los mejores equipos, los que más historia tienen en esta competición», remarcó el técnico, consciente de la regeneración que ha vivido el cuadro lombardo «para volver a estar en el lugar donde está ahora».

Noticias relacionadas

Simeone insistió en retornar al origen, pero también en la necesidad de buscar otras vías. «Los rivales nos conocen y trabajan en consecuencia de nuestras virtudes. Debemos evolucionar, cambiar y seguir buscando otros caminos que también sorprendan».

En San Siro se le escapó la Champions de 2016 en aquella final contra el Madrid decidida en la tanda de penaltis. Durante el partido Griezmann desperdició una pena máxima. Este martes será suplente a la espera de dar un golpe que cambie su dinámica.