CAMPEÓN DE CAMPEONES

Bou: "Me da hasta vergüenza decir que he vuelto a ganar"

  • De Piera (Barcelona), pronto cumplirá 35 años y ha ganado todos, todos, los campeonatos del mundo (29) en los que ha competido, Bou es el ejemplo de los ejemplos

  • "Tengo un don, estoy en la cima de un deporte que me apasiona y, por tanto, aunque le doy muchas vueltas al futuro, quiero seguir en el trial mientras pueda", cuenta Bou

El catalán Toni Bou (Honda), ganador de su título mundial nº 29 de tiral.

El catalán Toni Bou (Honda), ganador de su título mundial nº 29 de tiral. / REPSOL HONDA

5
Se lee en minutos
Emilio Pérez de Rozas
Emilio Pérez de Rozas

Periodista

ver +

Pues sí, los ha ganado todos, todos los campeonatos del mundo que ha disputado han terminado con él en lo más alto del podio. Desde que empezó en el 2007, Toni Bou (Piera, Barcelona, 17 de octubre de 1986) acumula 29 títulos mundiales de trial, 15 al aire libre y 14 ‘indoor’, en pabellones cubiertos, y, ahora, recién conquistado el último, empieza a perseguir el cubierto, que, por problema de la pandémia, podría ser más corto que nunca. Pero Bou, el más grande, el más modesto, el maestro de maestro y, por supuesto, campeón de campeones, quiere el nº 30 y es difícil que se le escape, pese a que las lesiones no dejan de perseguirle.

Usted siempre empieza la temporada con sustos y siempre, siempre, acaba siendo campeón. Pues le voy a decir la verdad, esta vez, que, sí, es verdad, me ha vuelto a ocurrir, lo pasé peor que nunca. Llevábamos de octubre a junio sin competir por el Covid-19, preparándome, lo juro, como nunca jamás lo he hecho, pues cuando uno tiene ya 34 años, casi 35, ha de ir con cuidado y no parar nunca. Y va y, un mes antes de empezar el Mundial, me rompo el peroné derecho. No sabía dónde meterme. Tardé horas, de verdad, en decírselo al equipo, quería esconderme debajo de la cama porque temí no llegar a tiempo de competir.

Pero, repito, como siempre, llegó. Usted es de acero inoxidable. No, no, que va, que va, repito, con casi 35 años, tienes que ir con mucho cuidado. El cuerpo ya no es el mismo, los huesos tampoco, la capacidad de recuperación menos, pero todo salió bien. Le metimos muchas horas de gimnasio y rehabilitación y la primera toma de contacto, en Italia, me animó mucho, pues pude comprobar que, sin estar al cien por cien, gané la primera manga e hice segundo en la segunda.

Al final, ha sido más susto que otra cosa. Bueno, esa fractura fue algo más que un susto, pues llegó en el peor momento, pero la salvamos de nuevo. Luego hubo problemas en la rodilla y hombro derecho, pero eso ya fue algo más soportable. Y, sí, al final el peroné ha sido lo de menos, pues hemos ganado siete de las nueve carreras y conquistado el título nº 15 al aire libre, que hasta me da vergüenza decirlo, pero todos en Honda nos sentimos muy orgullosos de haber repetido la conquista.

El catalán Toni Bou (Honda), en el último trial donde ganó su título nº 29.

/ REPSOL HONDA

Las lesiones son porque se machaca mucho, porque quiere entrenar como compite, porque arriesga…Las lesiones son porque no hay deporte, disciplina o aspirante a lo máximo que no se vea obligado, insisto, en cualquier deporte, a darlo todo, todo, cada día, te entrenes o compitas. Hay muchísima competencia y si bajas la guardia, incluso el mejor, el campeón, el Balón de Oro, el recordman, te muerden, te ganan. Yo, repito, desde el problema con las vertebras no he dejado de tener cositas y, a veces, alguna de esas lesiones son fruto de querer competir sin haberte curado bien, pero como lo quieres ganar todo, sigues, insistes, compites y esa perseverancia te pasa factura.

Y, claro, esas cosas, te fuerzan a cambiar tus planes, es decir, no estar del todo bien te hace competir de forma diferente. Bueno, estoy pensando, por ejemplo, en mi amigo Marc (Márquez), que lo está pasando fatal en MotoGP pero que, sin embargo, ahí está el tío, echándole más valor, pasión, ilusión y dolor que nadie. ¿Por qué?, porque sabe que es la única manera de tratar de volver a ser el de antes ¿no? Yo no me quiero comparar a Marc, solo digo, volviendo a todos los deportes, ésa es la única manera de recuperarte: machacarte, volver, insistir, perseverar, currar.

"Lo más duro no han sido las lesiones, lo más duro es pensar que un PCR positivo te puede dejar sin título"

Toni Bou / 29 veces campeón del mundo de trial

¿Qué ha supuesto para usted competir arrastrando lesiones? Bueno, en primer lugar me he visto obligado a abandonar la nueva moto, es decir, solo mi compañero, el japonés Takahisa Fujinamo, que se retira este año tras 26 temporadas y 34 victorias en el Mundial, ha podido utilizar la moto nuevo, más potente, pues yo no estaba en condiciones de competir con ella, así que esa es la asignatura que me queda para el año que viene.

Es decir, ya veo que usted no piensa cambiarse de especialidad ni siquiera pasarse a los coches. Mire estoy en la cima de mi deporte, del deporte que amo, de la especialidad que me apasiona, no tendría demasiado sentido ¿verdad? cambiar y mucho menos cuando intento, por fin, hacer una temporada, la próxima, con un nuevo compañero y, si puedo, limpia de lesiones. No voy a engañarle, he pensado, sí, en el enduro, en el Dakar, pero debo exprimir al máximo el don que tengo y seguir compitiendo. No digo conquistando títulos, no, compitiendo, pasándomelo bien y haciendo disfrutar a la gente que, como a mí, el encanta el trial.

Noticias relacionadas

Eso, ahora sin Fujinami. Han sido unos años maravillosos con él y ha hecho una última campaña fantástica. Llevaba cinco años diciéndome “Toni, este es el último, lo dejo”. Y ahí está el tío, fantástico. Le deseo lo mejor, aunque, seguro, que seguirá con nosotros, él es Honda.

Por último, qué es lo que más le ha costado este año. ¿Lo que más?, pues lo que nos ha costado a todos: soportar mentalmente la presión que para cualquier deportista ha significa, perdón, sigue significando el Covid-19. Nadie puede suponer, o sí, sí se puede entender, lo que significa para nosotros llegar, por ejemplo, a la competición en la que puedes proclamarte campeón y, un día antes, tener que hacerte un PCR y saber que, si das positivo, ya no eres campeón, te quedas sin competir y te debes ir a casa. Eso ha sido, a menudo, durísimo. Tengo unas ganas, bueno, como todos ¿no? de que regrese la auténtica normalidad que no lo sabe nadie.