EL RETO DE LA NADADORA BADALONESA

Mireia Belmonte ya piensa en los Juegos de París-2024

"Ahora estoy en un tiempo de desconexión, pero mi prioridad es empezar otro ciclo olímpico", anuncia la nadadora badalonesa

Mireia Belmonte, en Tokio.de

Mireia Belmonte, en Tokio.de / Efe / Patrick B. Kraemer

1
Se lee en minutos

Apenas dos meses después de participar en los Juegos Olímpicos de Tokio, Mireia Belmonte ya tiene la mirada puesta en los de París-2024. La relativa cercanía del evento, 'solo' tres años, ha animado a la nadadora española, de 30 años, a seguir compitiendo, eso sí, tras un merecido descanso.

Noticias relacionadas

"Mi prioridad es empezar otra vez un ciclo olímpico. Esta vez es más cortito, son tres años, pero yo quiero ir año a año", ha explicado la medallista badalonesa a TVE. "Ahora estoy en un tiempo de desconexión, que creo que era necesario después de cinco años muy duros, y cuando ya esté preparada empezaré con mi rutina habitual". Está por ver si la nadadora afronta este nuevo reto con Fred Vergnoux, el técnico con el que logró sus cuatro medallas olímpicas, que ahora dirige un grupo de alto nivel en Gran Canaria.

Belmonte ha valorado su participación en Tokio, donde llegó lastrada por una inoportuna lesión en el hombro: "Fue una experiencia difícil de manejar porque sabía que no iba preparada al 100%, pero tenía unos JJOO por delante y tenia que darlo todo". Ese 'todo' estuvo a punto de valerle su quinta medalla olímpica. Se quedó a 23 centésimas del podio en los 400 estilos. "Fue una sorpresa para mí, ni mucho menos esperaba estar en una final por todo lo que había pasado el año pasado, pero acabé contenta y muy orgullosa", explica la que fue abanderada española junto a Saúl Craviotto.