MANCHESTER UNITED - NEWCASTLE (4-1)

Cristiano Ronaldo firma el regreso perfecto a Old Trafford con dos goles

  • "¿Cristiano? Él hace lo suyo, básicamente, y lo hace así de bien", dice Solskjaer tras el deslumbrante retorno del portugués

Cristiano Ronaldo celebra uno de sus dos goles al Newcastle en Old Trafford.

Cristiano Ronaldo celebra uno de sus dos goles al Newcastle en Old Trafford. / @ManUtd

2
Se lee en minutos
POL BALLÚS

"¿Cristiano? Él hace lo suyo, básicamente, y lo hace así de bien". Estas fueron las palabras de Ole Gunnar Solskjaer, técnico del Manchester United, para definirla actuación de su nuevo delantero, de 36 años, una leyenda de otra época, que se entesta en seguir haciendo historia en la Premier League. Cristiano Ronaldo, el nombre del fin de semana en Inglaterra, no defraudó y sentenció al Newcastle con un doblete. El regreso perfecto al Teatro de los Sueños. Y, quien sabe, si la corroboración de que este United está listo para competir por todo.

El entrenador noruego dio a Old Trafford lo que pedía con la titularidad de Ronaldo. "No lo dudé ni un momento, de ninguna forma. Por algo es Cristiano Ronaldo. Era un día para disfrutar con la afición, y creo que lo hemos hecho". Los dos tantos del portugués doblegaron a un Newcastle que apuntaba a víctima perfecta y acabó presentando batalla. Empataron los de Steve Bruce tras el descanso, y solo abdicaron cuando Ronaldo les atizó por segunda vez.

Cristiano Ronaldo y Pogba, en Old Trafford.

/ @ManUtd

Fiesta desde el calentamiento 

La fiesta de Cristiano empezó en el calentamiento, ovacionado en cada toque de balón, pero se apaciguó hasta el descanso. El Manchester United tiene una notable reunión de talento en ataque, pero aún parecen faltos de registros tácticos cuando su rival se encierra atrás. Atascados en ataque posicional, Ronaldo sufrió. Pero les rescató, tanto a él como a los diablos rojos, su inigualable instinto de gol.

Al borde del descanso abrió la lata sin alardes, empujando en el área pequeña un rechace del meta Woodman a tiro de Greenwood. Rompieron en un grito los 74.000 espectadores de Old Trafford, celebrando el momento perfecto. Se levantó incluso el palco, donde no faltaba nadie. Desde Jorge Mendes, agente y artífice de la vuelta del portugués, hasta la familia Glazer, la propiedad del club, que no pisaba Old Trafford desde 2019 atemorizados por la mala prensa que les rodea en su propia casa.

Manchester llegó al descanso al son del “¡Siuuu!” del de Madeira, y regresó con un susto: el empate del Newcastle. Los ‘magpies’ habían tenido varias contras, exponiendo las carencias del United, y en la reanudación castigó el español Manquillo.

Cristiano felicita a su compatriota Bruno Fernandes tras marcar este el 3-1 al Newcastle.

/ @ManUtd

La conexión portuguesa con Bruno Fernandes

Los de Steve Bruce amenazaban con aguar la fiesta, pero Cristiano no estaba por la labor. A los pocos minutos, cuando el partido se rompía, arrancó a correr como si para él no pasara el tiempo. Recibió el pase de Shaw, culebreó a Clark y batió a Woodman de un zurdazo. Pura eficiencia. Y de nuevo, el grito.

Noticias relacionadas

Allí ya dimitió el Newcastle, y Bruno Fernandes y Lingard agrandaron la herida de los de Steve Bruce, que decidió rendirse a Cristiano al terminar el partido: “Si hay alguna superestrella por encima del resto, tiene que ser él. Esta tarde lo presenciamos. Un instinto matador. Ronaldo es otra cosa”.