GIRONA - SPORTING (1-2)

El Girona se ahoga en Montilivi

  • Segunda derrota seguida de los de Míchel ante un Sporting letal a la contra que penalizó el desacierto local

  • El golazo de Pol Lozano resultó insuficiente para equilibrar el partido pese al empuje final del Girona

Pol Lozano celebra su soberbio gol en el tramo final del partido con el Sporting.

Pol Lozano celebra su soberbio gol en el tramo final del partido con el Sporting. / @GironaFC

2
Se lee en minutos
Jordi Roura

Segunda derrota seguida del Girona, frágil en el centro del campo y en defensa, pero con buenos argumentos ofensivos pese a la falta de gol. Empezó loco el partido, con el Sporting embotellando al equipo catalán en su campo, pero con los locales marrando ya una ocasión clarísima a los tres minutos, cuando Baena envió al cielo un preciso pase de Ureña cuando lo más fácil parecía marcar.

En esos compases iniciales el duelo no tenía dueño porqué el Girona, pese a hacerse con el balón, sufría cada vez que el Sporting robaba y contraatacaba. Era un toma y daca constante, muy distraído. Antes del cuarto de hora eran los asturianos los que perdonaban: contra de libro y Campuzano, sólo, no supo batir la salida a la desesperada de Juan Carlos, que salvó el gol con el pie.

Un duro golpe

Pero el Sporting hincó el diente a continuación, en la segunda que dispuso. Gaspar fusiló después de una asistencia de Fran Villalba. Para los locales fue un golpe duro. Bajó de revoluciones y les costó ponerse de nuevo en pie, acumulando errores defensivos que por poco cuestan el 0-2 en un remate de Fran Villalba sin portero.

Para colmo, a la media hora Juncà se retiraba por lesión. Antes del descanso intento de reacción local: Bustos exigió a Mariño un una de las pocas acciones de peligro que generó el Girona desde el gol, y Ureña, muy activo, lideró una contra que Calavera no supo culminar.

La hiperactividad de Ureña

Con energía renovada salió el Girona tras el descanso, dominante, controlando el balón, y buscando la portería de Mariño a pies juntillas. Faltó lo de siempre, concreción y acierto en el último pase. Algo había cambiado, pero no lo suficiente. Y así golpeó de nuevo el Sporting. Falta lateral que Valiente remata impunemente para situar el 0-2.

Noticias relacionadas

Con media hora por delante, el Girona lo intentó y lo intentó (con un Ureña hiperactivo) pero fue un quiero y no puedo para un equipo al que le cuesta horrores encontrar el gol. Apareció a cinco minutos del final el debutante Pol Lozano para poner emoción a los últimos minutos con un golazo por la escuadra desde fuera del área. Ya era, de todas formas, demasiado tarde.

La ficha del Girona-Sporting (1-2)

Girona: Juan Carlos, Calavera (Gabri, min. 78), Juncà (Jairo, min. 28), Bernardo, Juanpe, Terrats (Pol Lozano, min. 78), Aleix Garcia, Baena (Sarmiento, min. 78), Stuani, Bustos (Samu Sáiz, min.59) y Ureña. 

Sporting: Mariño, Bogdan Milovanov, Kravets, Valiente, Babin, Gragera, Pedro Díaz, Aitor García, Campuzano (Pablo Pérez, min. 64), Fran Villalba (Berrocal, min. 89) y Gaspar Campos (Berto, min. 89).

Goles: 0-1, min. 15, Gaspar; 0-2, min. 59, Valiente; 1-2, min. 85, Pol Lozano; 

Árbitro: Trujillo Suárez, tinerfeño.

Tarjetas amarillas: Terrats (m. 21); Gragera (m. 37).

Estadio: Montilivi.

Espectadores: 2.141.