"SI SE QUIERE IR, SERÁ BAJO NUESTRAS CONDICIONES"

El Paris SG estalla con el comportamiento "ilegal" del Madrid por Mbappé

  • "Si quiere irse, se irá, pero con nuestras condiciones", exclama Leonardo, el director deportivo del club parisino

  • El club francés rechaza la oferta de 160 millones del Madrid y no dejará marchar al astro por menos de 220

Mbappé festeja un gol que le marcó al Brest en la tercera jornada de la Liga francesa.

Mbappé festeja un gol que le marcó al Brest en la tercera jornada de la Liga francesa. / @PSG_inside

3
Se lee en minutos
Enric Bonet

Pulso entre el PSG y el Real Madrid por Mbappé. La ofensiva blanca por el joven delantero francés ha sentado peor que un golpe en el estómago en París. Leonardo, director deportivo del club francés, criticó este miércoles al equipo blanco, rechazando oficialmente la primera oferta de 160 millones de euros de los merengues. Una cifra que sorprendió en un mercado de fichajes a medio gas por la pandemia —con la excepción de la Premier y del mismo PSG— y al tratarse de un jugador que acaba contrato el 30 de junio de 2022. Pero admitió que no podrá retener al goleador de Bondy en contra de su voluntad.

«Si un jugador quiere irse, lo hará. Pero será según nuestras condiciones», dijo el ejecutivo brasileño, que ahora lleva las riendas deportivas del equipo propiedad de Catar. El PSG pide al menos 220 millones para dejar salir al astro. «Lo hemos hecho todo por Kylian, incluso este mercado de fichajes. Pero si se va o se queda, será según nuestras condiciones. No le cerramos la puerta a nadie que se quiera ir», añadió en una rueda de prensa telefónica con cinco medios, cuatro franceses y uno español. «Si el Real ha hecho una oferta cuando falta una semana para el final del mercado, es porque el jugador quiere irse a ese equipo».

«Desde hace dos años, el Madrid ha tenido un comportamiento irrespetuoso, ilegal e inaceptable»

Leonardo / Director deportivo del PSG

Estrategia habitual

Leonardo también cargó con dureza contra el Madrid. «Su comportamiento es irrespetuoso e inaceptable. Es ilegal presentar una oferta cuando falta un año para el final del contrato de Kylian y siete días para el cierre del mercado», aseguró. Así criticaba los tentáculos de los dirigentes merengues que han estado en contacto con Mbappé en los últimos años para que no renovara. Una estrategia habitual en la mayoría de los grandes y que el equipo francés utilizó para sacar a Neymar del Camp Nou hace cuatro años. 

Kylian Mbappe durante un partido en Brest

/ LOIC VENANCE / AFP

El PSG le ha presentado dos ofertas de renovación, la segunda de ellas estimada en unos 60 millones de euros brutos anuales. Pero ambas han sido rechazadas por la estrella, lo que le sitúa a él y, sobre todo, al Madrid en una posición de fuerza. El conjunto propiedad de los cataríes será, sin embargo, un hueso duro de roer. 

París se ha convertido en la última década en una cárcel dorada futbolística. Nadie lo sabe mejor que los exdirigentes del Barça, que terminaron con la lengua escaldada de frustración tras sus intentonas para fichar a Marquinhos, Verratti o lograr el regreso de Neymar. Los 160 millones puestos sobre la mesa por Florentino Pérez no han provocado ni cosquillas en el palco del Parque de los Príncipes. Al menos en apariencia.

«Muy lejos del valor»

«Esta oferta está muy lejos del valor de Kylian. Es incluso inferior a lo que pagamos al Mónaco (145+35 millones), y aún le debemos dinero al Mónaco. Esta propuesta no es suficiente», recordó Leonardo. Hasta ahora los dirigentes del PSG se habían mostrado inflexibles ante un posible traspaso de Mbappé.

Mbappé dispara a puerta en el primer gol del PSG.

/ GETTY IMAGES

«Si su oferta está de acuerdo con el precio especificado... Contáctenos. O completa la temporada con el golfista [en una referencia burlona a Bale]», afirmó en Twitter uno de los familiares del emir de Catar, que ya se había dado a conocer por publicar una imagen de Messi con la camiseta del equipo parisino antes de que culminara el acuerdo.

Músculo económico

Noticias relacionadas

Quedan seis días para que se cierre el mercado veraniego. Y poco más de cuatro meses para que Mbappé pueda negociar con cualquier otro equipo su incorporación libre de traspaso a partir de julio de 2022. El tiempo rema a favor de los intereses del Madrid. Con el francés, Florentino reproduce la táctica utilizada en el pasado con los fichajes astronómicos de Bale, Modric o Ronaldo, que cerró a finales de agosto. 

Los más de 90 millones conseguidos con las ventas de Varane y Odegaard le dan músculo económico para culminarla con éxito. Pero el PSG no es un rival cualquiera. Sueña con su primera Liga de Champions, pocos meses antes de que se celebre el Mundial en Catar y no quiere que la marcha de Mbappé empañe el relato triunfal provocado con Messi.