EL REGRESO BLANQUIAZUL A PRIMERA

Espanyol: volver a soñar después de la pesadilla

  • El equipo blanquiazul vuelve hoy a Primera en El Sadar con un solo fichaje pero con la inercia ganadora de la temporada pasada

  • El campeón de Segunda se ha reforzado con el central Sergi Gómez y mantiene todo el bloque, incluido Vicente Moreno, el técnico que reflotó a una plantilla hundida

Nico Melamed, en un entrenamiento del Espanyol.

Nico Melamed, en un entrenamiento del Espanyol. / RCD Espanyol

3
Se lee en minutos
José María Expósito

Tras despertar de una pesadilla hay dos opciones. Hay quien prefiere darse la vuelta y seguir soñando y hay quien tiene claro que mejor no volver a dormirse. En esa disyuntiva se encuentra el aficionado del Espanyol a pocas horas de volver a jugar nuevamente en Primera este sábado en Pamplona (22.00 horas). El recuerdo de la nefasta campaña 2019-20, que acabó con el descenso, invita a la prudencia, a situar la permanencia como objetivo claro de la temporada. Pero el modo en que el club blanquiazul logró el ascenso, sin apenas sufrir, invita a pensar en que esa pesadilla no volverá a repetirse.

Raúl de Tomás lo tiene claro. "No me gusta hablar de permanencia. Tenemos que ser ganadores e intentar optar a algo más. Si no da para más lo aceptaremos, pero hay que luchar por más que la permanencia", opina el goleador perico, en contraste con las voces más prudentes desde el consejo de administración. "Yo me sitúo en una burbuja", bromeó este viernes Vicente Moreno, el técnico perico, recuperado ya del covid que le ha mantenido apartado del grupo durante parte de una pretemporada en la que la evolución del equipo ha sido positiva.

Reacción sin revolución

Con un solo fichaje comienza el Espanyol la temporada y sin embargo no hay alarmas encendidas. Para empezar porque siguen puntales como Puado, RDT y Embarba, pero también la confianza que desprende el entrenador, que cogió en un equipo rendido y en ruinas y en un solo año le ha devuelto a Primera con relativa facilidad.

Bajo su batuta el equipo blanquiazul se coronó campeón de Segunda siendo el más goleador (71) y el menos goleado de la categoría (28), con RDT como ‘pichichi’ y el veterano Diego López como ‘zamora’. Ambos, como los Cabrera, Calero, David López y Embarba, formaban parte del grupo que, con cuatro técnicos distintos, se hundió y se fue a Segunda y también del que resurgió con el técnico valenciano para volver a Primera.

El míster desprende calma de puertas afuera, pero también adentro. No necesitó una revolución para armar un equipo ganador, más bien liberó mentalmente a una plantilla que venía de un fracaso sin paliativos. Logró que sus mentes hicieran clic. Que los jugadores mantengan esa confianza en sí mismos y en el grupo se antoja decisivo para el devenir del equipo en esta temporada.

A Pamplona con bajas

«Este es uno de los equipos que más veces ha estado en Primera , así que tenemos que estar a la altura de la historia del club», proclama el técnico valenciano, consciente de que nadie regala nada: "No podemos vivir del pasado y tenemos que tener los pies en el suelo, porque venimos de Segunda, así que hay que ser humildes". Estar a la altura pasa por hacer que la fórmula siga funcionando en Primera, desde hoy mismo en El Sadar (sin Darder, sancionado, y con Dimata, Puado y Keidi Bare tocados). No practica este Espanyol un fútbol brillante, pero sí tremendamente efectivo: muy seguro atrás y muy certero arriba. 

Noticias relacionadas

El Espanyol ha sido muy cauto en el mercado y, más allá del regreso del cedido Víctor Gómez, por el momento solo ha apuntalado la zaga con el central Sergi Gómez por un millón de euros. No había margen para más. El acuerdo de la Liga con CVC y la salida de algún jugador como Pol Lozano, Matías Vargas y hasta Víctor Gómez podrían permitir otra incorporación antes del cierre del mercado, el 31 de agosto, posiblemente un mediocentro defensivo, aunque la llegada del central de Arenys, de 29 años y con mucha experiencia en la élite, podría consagrar definitivamente el paso delante (literal) de David López hacia el mediocentro. "Ni yo mismo lo sé», reconoce el capitán".

Temas

Espanyol