Atletismo

Katir acaba descolgado en la final de 5.000

El atleta murciano termina en octava posición

Katir, durante la final olímpica de 5.000.

Katir, durante la final olímpica de 5.000. / RFEA

2
Se lee en minutos
Gerardo Prieto

El ataque final, esa es la cuestión en las carreras largas en pista. Los grandes rematadores esperan a la última recta, como Haile Gebrselassie, o la última curva, como Mo Farah. Otros aceleran en la última vuelta para bajar de 55 segundos, casi una garantía de podio. El Gerruj era de ataque largo, como el español José Manuel Abascal. Tensaban la carrera para ahogar a sus rivales a un ritmo salvaje pero sin una marcha más para un cambio de ritmo in extremis. 

En su exitosa gira por la Diamond League, Katir optaba por el ataque largo a ritmos elevados, pero no tuvo oportunidad de demostrarlo en la final de 5.000, en la que partía entre los favoritos tras sus tres récord de España en un mes. Tenía rematadores para todos los gustos entre sus rivales, con el plusmaquista mundial de la distancia, el ugandés Joshua Cheptegei a la cabeza. Debía elegir muy bien su estrategia de carrera, como salir atrás para evitar líos, progresar y sobre todo, cuando y dónde atacar. Con 3.28 en 1.500 hace poco más de un mes,  podía permitirse el lujo de elegir, de cambiar primero en vez de responder a los cambios, a veces frenéticos, en la última vuelta. Oportunidad y determinación eran las cartas del español para ganar la partida. Pero nada de eso funcionó. 

Ataque de salida

Noticias relacionadas

Los ugandeses atacaron de salida, lanzando la carrera a minuto y dos segundos la vuelta, un ritmo duro pero asequible  para el murciano. En teoría,  porque enseguida se le vio resoplar y circular como un novato que no acaba de encontrar su sitio. El otro ugandés,  Jacob Kiplimo, relevaba a Cheptegei y Katir comenzó a flojear. El grupo se estiró y el atleta murciano, corriendo por la calle dos comenzó a sufrir. Sonriente y confiado en la salida, cuando se desató el ataque final, el español ya iba descolgado, sin opciones de podio. Cheptegei se marcó un El Gerruj cubriendo el último 800 en 1.56, y la última vuelta en 55 segundos, inasequible para el resto de los africanos. Suma un oro a la plata conseguida en los 10.000. Katir finalizó octavo, a más de 8 segundos del plusmarquista mundial.

Visiblemente satisfecho pese a que partía entre los favoritos, Katir declaró sentirse bien con su resultado. "Para mi es una locura. Tenía opciones con la marca que tengo, pero aún me falta mejorar, coger experiencia en los campeonatos, tengo 23 años, no puedo quejarme, me llevo un diploma olímpico en mis primeros Juegos, creo que voy a dar un salto increíble porque mi familia me apoya, mi pueblo me apoya, mis amigos me apoyan. Quiero dar las gracias  a mi mánager por darme la oportunidad de competir en Europa. Un año mas y ya veréis que aquí hay mucho nivel. Yo acabo de empezar, es mi primer año en la élite. Y si alguien tienen un sueño hay que currar,  currarlo a muerte y 'pa delante'", aseguró el atleta de origen marroquí y residente en Mula.