Gesta histórica

El waterpolo femenino vuelve a una final olímpica tras tumbar a Hungría

La selección de Miki Oca domina con claridad en la semifinal con Anni Espar y la joven Elena Ruiz como goleadoras (8-6)

Las jugadoras de la selección se abrazan tras su pase a la final

Las jugadoras de la selección se abrazan tras su pase a la final / Fernando Bizerra / Efe

2
Se lee en minutos
Luis Mendiola
Luis Mendiola

Periodista

ver +

La selección femenina de waterpolo volverá a una final olímpica. Su victoria en semifinales frente a Hungría no admitió discusión (8-6). Nueve años después de su deslumbrante aparición en los Juegos de Londres, el equipo de Miki Oca volverá a pelear por el título de campeón y ya no lo hace como la Cenicienta sino como firme aspirante, después de una trayectoria en el torneo que, al margen de traspiés ante Holanda, ha sido espectacular.

Tokio está asistiendo a un momento de esplendor del waterpolo español, siempre entre la élite, pero nunca tan dominante como en Tokio. La selección femenina ya lo ha confirmado, ganándose una plaza en la gran final frente al vigente campeón y gran favorito, Estados Unidos, que superó al equipo ruso (11-15) en cuartos. La plata está asegurada, pero la ambición es máxima. El equipo masculino tendrá este viernes su oportunidad en las semifinales contra Serbia.

Brilló España en todos los aspectos del juego, con un gran trabajo defensivo, limitando las acciones de Hungría, que no lograron sumar su primer tanto hasta el segundo cuarto, cuando las jugadoras de Miki Oca ya habían abierto una brecha clara (3-1). La presión sobre el balón, los bloqueos de lanzamientos, el trabajo de Paula Leiton en el trabajo de la boya fue espléndido. Pero si llegaba el lanzamiento, allí estaba Laura Ester para demostrar su condición de excepcional guardameta.  

El descaro de Elena Ruiz

En ataque, la experimentada Anni Espar se encargó de abrir el camino con tres de los primeros cuatro tantos del equipo, dándole un poso de confianza a sus compañeras. Pero la jovencísima Elena Ruiz, de solo 16 años, demostró la justicia de su presencia en la cita olímpica actuando como una. Dos de los goles de la selección llegaron con el durísimo lanzamiento de la jugadora del Rubí.

Noticias relacionadas

Con todo de cara (8-4), España siguió trabajando en defensa para frenar las embestidas de la jugadoras húngaras, que ya fueron a la desesperada en cada acción, y consiguieron apretar el marcador, aprovechándose de las dificultades de las jugadoras de Oca para aprovechar las situaciones de superioridad (1 de 6), pero siempre apareció Laura Ester, con paradas providenciales, para confirmar el gran éxito del waterpolo femenino. 

España: Laura Ester; Bach,A. Espar (3), Ortiz (1), Ruiz (2), González, C. Espar, Peña, Forca (1), Tarragó, M. García (1), Leiton.