Karate

Sandra Sánchez gana el oro en el debut olímpico del karate

  • Dejó el CAR de Madrid a los 20 por el cáncer de su madre. La Federación le cerró las puertas pero, pasados los 30, su entrenador y ahora marido la convenció para volver a competir. Ahora, al filo de los 40 y convertida en la número uno del mundo en kata, suma su 55ª medalla y la más importante tras imponerse a la anfitriona Kiyou Shimizu en la cuna del karate.

  • Así es Sandra Sánchez, la ganadora del oro en karate

La karateka española Sandra Sánchez.

La karateka española Sandra Sánchez. / EFE

3
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

La karateca española Sandra Sánchez ha ganado el oro en la modalidad de kata en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, donde el karate se estrena como deporte olímpico. La talaverana, número uno del mundo, suma así la 55ª medalla de su vida, y la más importante.

"No me lo creo, creo que tengo que volver a ver el kata, mirarme por la pantalla y decir: ah, pero si esa soy yo”, explicaba tras la final en el Nippon Budokan, el templo de las artes marciales, donde el judo se estrenó en los Juegos de Tokio de 1964 y donde ha debutado el karate. Pese a no haberse bajado del podio desde 2015, los ojos se le han anegado de lágrimas de emoción al subir al podio. La talaverana ha aprovechado la única oportunidad que tenía: cumplirá los 40 en septiembre y, tras el debut del karate en Tokio como deporte de exhibición, volverá a desaparecer el programa olímpico en París 2024.

Triunfo de la tenacidad

Sandra ha sido siempre una luchadora con las ideas muy claras. Con cuatro años se rebeló contra sus padres, que la habían apuntado a ballet. Con 20 entró en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Madrid y al mes se marchó porque a su madre le diagnosticaron un cáncer de mama. Decidió abandonar la residencia de atletas para estar a su lado en su Talavera natal y la Federación de entonces le cerró las puertas de la alta competición. Ya de vuelta en España, tras terminar sus estudios de Ciencias del Deporte y vivir en Australia, su entrenador de toda la vida y el entonces seleccionador castellano-manchego, Jesús del Moral (ahora su entrenador y pareja sentimental) le propuso volver a competir casi con 30 años. Le parecía un locura, no quería volver a ilusionarse y volver a ilusionarse.  Pero desde que se proclamó campeona de España con 32, no ha parado de sumar títulos.

Sandra Sánchez en acción. Es la mejor karateca en kata femenino, medalla de oro en los Juegos Olímpicos / JOSE LUIS ROCA

Los katas son combates contra un rival imaginario. En Tokio inició su andadura olímpica con el kata 'Kururunfa', que valió una puntuación de 27.26 para los jueces -19.04 de rendimiento técnico y 8.22 de rendimiento deportivo. Posteriormente, desplegó el 'Suparinpei', donde exhibió seguridad sobre el tatami con movimientos limpios que le dieron un 27.60 de puntuación -19.32 y 8.28- y le devolvieron al liderato tras la segunda ronda de katas. De esta manera, Sánchez, la gran favorita al oro como vigente campeona del mundo y hexacampeona de Europa, avanzó a la ronda de clasificación. Allí, logró un 27.86 -19.46 y 8.40- con el kata 'Papuren', uno de sus favoritos, con el que mejoró las notas de la karateca de Hong Kong Mo Sheung Grace Lau (26.40) la estadounidense Sakura Kokumai (25.54).

Un regalo de aniversario único

"Todo era perfecto. Japón, el Budokan... creo que esta final con Shimizu era lo más emocionante. Si había que ganar, había que hacerlo así", dijo. En la final ha derrotado a Kiyou Shimizu, la gran estrella local, que calcó la nota de Sandra en la clasificación. Se repetía la final del último Mundial, en el que Sandra se coronó en Madrid. En la cuna del karate y ante una japonesa, la manchega ha mejorado su nota, clavando su Chatanyara Kushanku con 28.06, mientras su rival, con el mismo ejercicio, se ha quedado con 27.88. Al bajar del tatami, las lágrimas de felicidad le recorrían la cara a la manchega mientras se abrazaba a Jesús, su entrenador y marido, al que por la mañana le prometió regalarle un medalla por su quinto aniversario de boda.

Noticias relacionadas

Damián Quintero, a por el doblete

Este viernes y a la misma hora que se ha coronado Sandra (12.50), Damián Quintero, que también es el mejor del mundo, puede firmar el doblete español en kata. España no tiene representantes en kumite, combate. Ángel Arenas, seleccionador español de karate, presentó hace un par de meses su dimisión de su cargo tras los hechos acontecidos en el campeonato de Europa, en los que el equipo masculino decidió no presentarse a disputar la medalla de bronce acusando a Arenas de insultos racistas. La Federación les apartó temporalmente. Y en categoría femenina Carlota Fernández (-55 kg), Cristina Ferrer (-61), María Torres (+71) y Matías Gómez (-67) fueron eliminadas en el preolímpico.