La semana decisiva de Tokio

El deporte español se pone en manos de los equipos

Ocho de las nueve selecciones que han acudido a Tokio han alcanzado los cruces de cuartos de final y seis se jugarán en estas próximas horas el pase a las medallas

Miki Oka, seleccionador de waterpolo, se dirige a sus jugadoras en un tiempo muerto en Tokio

Miki Oka, seleccionador de waterpolo, se dirige a sus jugadoras en un tiempo muerto en Tokio / COE

4
Se lee en minutos
Luis Mendiola
Luis Mendiola

Periodista

ver +

Es difícil escapar a cierta corriente de pesimismo que se extiende sobre las previsiones del deporte español después de una semana de los Juegos. Es un mantra que aparece de forma cíclica en las últimas ediciones. Se celebran las medallas de Ana Peleteiro y Ray Zapata, conquistas indiscutibles en dos deportes nucleares del olimpismo, que permitirían sacar pecho. Pero en la balanza cobra tanto peso o más las decepciones y se borra la sonrisa con la retirada de ídolos como Lydia Valentín o la lesión de Orlando Ortega, dos apuestas que parecían segura en muchas quinielas. Es cierto que han caído muchos nombres importantes por el camino: Carolina Marín, Rafa Nadal, Jon Rahm… Pero es el gen del negativismo que suele impregnar en España a la opinión pública, cuando solo hay que ver cómo estaban las cosas en pasadas ediciones a estas alturas: cinco medallas en Río; 4 en Londres; 8 en Pekín. Con ese filtro, las siete medallas logradas por ahora de Tokio no parecen acercar el fin del mundo.

El equipo español entra en la segunda semana de Juegos. Es la que, tradicionalmente, suele elevar su botín y esta será la semana clave para concretar sueños y realidades. Tiene una explicación lógica. Buena parte de la fuerza con la que acude el COE a los Juegos está en los equipos, que compiten desde el primer día, pero acaban jugándose los cruces y la lucha por las medallas en la segunda.  A esta cita de Tokio acudía con toda su artillería: nueve selecciones, como en Rio 2016, el país con más representación del continente europeo y tanto solo por detrás de potencias como Estados Unidos, Australia y la anfitriona Japón.

Casi pleno en cuartos

Pues bien, de las nueve selecciones, todas con aspiraciones a podio, seis permanecen en pie, aunque de las tres caídas, tanto el hockey hierba masculino como el femenino habrían merecido mejor suerte. Las eliminatorias de cuartos de final han sido el muro frente al que se han estrellado. El equipo masculino dirigido por Frederic Soyez cayó  3-1 ante Bélgica, la vigente campeona del mundo. Las chicas de de Adrian Lock frente a Gran Bretaña, la campeona olímpica en la ronda del ‘shoot out’ después de empatar a dos. Así es la competición muchas veces. Cuestión de detalles. También está fuera el balonmano femenino, que perdió este lunes su tercer encuentro de la fase de grupos frente a Rusia (31-34).

Pau Gasol felicita a Doncic tras la derrota de la selección frente a Eslovenia

/ FEB

Las selecciones masculinas de fútbol, de baloncesto y balonmano y waterpolo y las femeninas de waterpolo y de baloncesto también han alcanzado los cuartos de final, esa frontera imaginaria que permite entrar en la pelea por las medallas y todas, a excepción del equipo de Scariolo, con excelentes opciones de seguir adelante. Los dos equipos de waterpolo, vigentes subcampeones del mundo, pero especialmente el masculino viven un momento pletórico. La selección de balonmano, vigentes campeones de Europa y bronce mundialistas, lo hacen además con la motivación adicional de que, en su caso, se perdieron la cita de Río.

Los detalles cuentan

Luego son los pequeños detalles (o golpes de suerte) los que también juegan un papel fundamental. La selección masculina de baloncesto se clasificó como segunda de grupo y Argentina, como tercera, después de perder contra el equipo español. Pero será España la que se enfrente a EEUU, el indiscutible favorito al oro, campeón de las tres últimas ediciones (Pekín, Londres, Río) en los cruces de cuartos de final tras perder con Eslovenia, mientras los argentinos lo harán contra Australia. Con el sistema de competición de anteriores torneos, jamás se habrían cruzado españoles y estadounidenses. El actual, un sorteo dirigido (no podían encontrarse equipos de un mismo grupo, dos de los tres primeros debían cruzarse con un tercero) dejaba muchas opciones (50%) a que se vieran las caras.

El técnico Jordi Ribera y los jugadores Maqueda y Guardiola siguen la acción de un partido de la primera fase

/ COE

La competición en Tokio está demostrando que los equipos españoles se están mostrando competitivos, más allá de que lo que ocurra después el podio y las medallas. Y viene a cuento por las reflexiones que hace poco nos hacía Perico Delgado sobre lo que entendemos por fracaso y si estamos preparados para afrontarlo. “No hay fracaso, solo son oportunidades fallidas, porque en el deporte es francamente difícil ganar”, afirmaba el genial corredor y se preguntaba: “Corrí 11 Tours y gané uno, Corrí 11 Vueltas y gané dos, corrió dos Giros y no gané ninguno, por lo tanto soy un gran fracasado, podemos decir ¿no?”.

Este es el calendario de los equipos en Tokio:

Dia 3: Fútbol (m): cuartos de final. España-Japón (13h)

Baloncesto (m): cuartos de final España-EEUU (06.40h)

Balonmano (m): cuartos de final: España-Suecia (06.15h)

Waterpolo (f): cuartos de final: España-China (08.30h)

Noticias relacionadas

Día 4:  Baloncesto (f): cuartos de final: España-Francia (14.00)

Waterpolo (m): cuartos de final: España-EUU (07.00)