El TÍO ABUELO FUTBOLISTA

La saga Iceta: del seleccionador español al ministro de Deporte

  • El tío abuelo del secretario del PSC fue un exitoso capitán del Athletic y llegó a dirigir al combinado nacional

  • También ganó un oro olímpico en pelota vasca en París-1924, aunque era un deporte de exhibición

Luis Iceta, con la zamarra del Athletic a principios del siglo XX, y Miquel Iceta, con la insignia del PSC en el XXI.

Luis Iceta, con la zamarra del Athletic a principios del siglo XX, y Miquel Iceta, con la insignia del PSC en el XXI. / Archivo

3
Se lee en minutos
José María Expósito

A 13 días del inicio de los Juegos Olímpicos, Miquel Iceta se ha convertido este sábado en el mandamás del deporte español. El político catalán salta del ministerio de Política Territorial y Función Pública, al que accedió el pasado mes de enero, para coger la cartera de Cultura y Deportes. Y aunque no sea fácil asociar la imagen del primer secretario del PSC al mundo del deporte, lo cierto es que puede presumir de antepasados con gloria deportiva a sus espaldas.

Luis Iceta Zubiaur (Bilbao, 1890), tío abuelo del flamante ministro de Cultura y Deporte, fue jugador del Athletic Club de Bilbao en la década de 1910. Con la zamarra rojiblanca conquistó cinco títulos de Copa, y en tres de esos éxitos (contra el Irún y contra los barceloneses RC Español y FC España, ya desaparecido) lució el brazalete de capitán.

Triunvirato con Alcántara y Quesada

No solo eso, sino que Luis (hermano del abuelo del ministro) llegó a ser seleccionador español en 1951. Lo hizo en solo tres partidos amistosos (victoria en Madrid frente a Suiza y derrotas ante Suecia en Estocolmo y en Bruselas contra Bélgica) y formando un triunvirato con Paulino Alcántara y Félix Quesada, una fórmula que hoy resulta extraña pero que se repitió en varias ocasiones en las primeras décadas de existencia de la selección española. Ramallets, Segarra, Molowny, César, Biosca, Basora, Zarra y Piru Gainza son algunos de los nombres que integraban aquella selección, que después pasó a ser dirigida por otro mito: Ricardo Zamora.

 Ya en enero, en su toma de posesión en el ministerio de Política Territorial, Miquel Iceta aludió a su ancestro. "Me dicen que no haga bromas, pero los Iceta ya hemos dado un seleccionador nacional de fútbol y ahora un ministro", apuntó entonces. Todavía podía haber presumido más, puesto que su tío abuelo ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de París de 1924 en la modalidad de pelota mano de pelota vasca. Es cierto era un deporte de exhibición y que solo participaron españoles y franceses, pero junto a Ledesma y Gastesi, Iceta ganó también aquella final.

Fidel Iceta Zubiaur, hermano de Luis y del abuelo del político catalán, fue además uno de los impulsores del fútbol en Cuenca, donde se había instalado procedente de Bilbao para trabajar en la fábrica de maderas Echevarrieta. A la ciudad manchega llevó Fidel el gusto por el nuevo deporte del fútbol, mucho más arraigado en el norte, y fue uno de los fundadores de la Cultural Deportiva Conquense.

Un ministerio que quema

Noticias relacionadas

Un abolengo que quizá pueda ayudar a Miquel Iceta en un ministerio que ha devorado a sus inquilinos en los últimos años. Desde la destitución en el 2018 de Màxim Huerta tras solo siete días en el cargo, por el ministerio han pasado José Guirao (17 meses) y José Manuel Rodríguez Uribes (seis meses) antes de la llegada de Iceta.

Casi tan reciente como él en el cargo es José Manuel Franco al frente del Consejo Superior de Deportes (desde marzo). Sobre la mesa del despacho Iceta se encontrará, en el apartado deportivo, con el anteproyecto de Ley del Deporte y la nueva Ley Antidopaje, así como con 300 millones de los fondos de recuperación europeos para los próximos seis años. La gestión de la posible candidatura olímpica Barcelona-Pirineos para los Juegos de Invierno del 2030, con lo que ello conlleva en términos de cooperación con el Govern, será uno de sus grandes retos.