Argentina derrotó 1-0 a Paraguay y pasó a los cuartos de final de la Copa América

• Si gana ante Bolivia el próximo lunes, Argentina evita encontrarse con Brasil, el favorito del certámen

• Messi igualó a Javier Mascherano en el récord de partidos jugados con el seleccionado: 147

Alejandro ’Papu’ Gómez celebra su gol ante Uruguay.

Alejandro ’Papu’ Gómez celebra su gol ante Uruguay. / EFE

3
Se lee en minutos
Abel Gilbert
Abel Gilbert

Periodista

ver +

Argentina derrotó por la mínima diferencia a Paraguay y ya tiene un lugar asegurado en los cuartos de final de la Copa América. Jugará el lunes con Bolivia y si gana se aleja la posibilidad de encontrarse en el camino con Brasil, el organizador y a la vez favorito de ganar un controvertido certamen marcado por los efectos de la pandemia. En los últimos seis días murieron 2000 personas promedio de covid-19. Según la federación regional de fútbol, la Conmebol, 140 personas que forman parte de las delegaciones y el comité organizador del torneo han contraído el virus.

 El 1-0 ha mostrado una vez más que el equipo celeste y blanco sufre más de la cuenta. Al menos tuvo una razón doble para el festejo: no solo la victoria sino un nuevo récord de Leo Messi, quien igualó el en cantidad de presencias en el seleccionado a Javier Mascherano, con 147 partidos. EL astro del Barcelona, autor de 73 goles con el equipo nacional, quedará la semana venidera como el jugador con más partidos acumulados con la camiseta argentina. "Nadie mejor que vos para seguir agrandando la leyenda, nadie nos representa mejor en el mundo", lo felicitó el "Jefecito". Su ex compañero de equipo y selección devolvió la gentileza: "orgulloso por haber podido vestir la Celeste y Blanca tantas veces como mi amigo Mascherano, al cual quiero mucho, respeté y admiré siempre".

En la columna del "debe" quedó otra vez la labor colectiva del equipo que dirige Lionel Scaloni. Tuvo un comienzo prometedor, que incluyó el gol de Papu Gómez, tras una muy buena jugada colectiva iniciada por Messi y continuada por Ángel Di María, a los 10 minutos de juego. El Kun Agüero tuvo la oportunidad de aumentar las diferencias. Un posterior tiro libre de La Pulga estuvo también cerca del gol. Todo eso ocurrió antes de que transcurrieran 20 minutos. A partir de ese momento, la superioridad argentina se diluyó.

Scaloni sigue sin encontrar la solidez del seleccionado. Los instantes de brillo se opacan. "El segundo tiempo también es mérito de Paraguay. Obviamente hay cosas para mejorar, como en todos los partidos", consideró Scaloni. “Hicimos un partido muy bueno y no es fácil, la victoria fue merecida”, dijo Di María, quien esta vez estuvo más cerca de su nivel del PSG. El reemplazo de Agüero por Lautaro Martínez no mejoró el poderío ofensivo. El Kun está por ahora lejos de su mejor estado físico. Perdió muchos balones. "Sergio ha hecho un enorme esfuerzo después de un año de inactividad y ha trabajado por el bien del equipo", señaló no obstante el entrenador.

En cuanto a Messi, el capitán sintió el esfuerzo del partido del pasado viernes, ante Uruguay. Se lo notó menos participativo, aunque dejó algunas muestras de su genialidad, como el "caño" a Arzamendia, en medio de una incursión personal. "Viene jugando todos los partidos y es muy difícil no contar con él, aún estando cansado sigue marcando las diferencia", dijo Scaloni. "

La prensa argentina no se ilusiona con el seleccionado. Sin embargo coincide en que, más allá del buen juego, lo importante es evitar a Brasil. El equipo es líder en el Grupo A. Si vence a Bolivia deberá enfrentar al cuarto del Grupo B.

Noticias relacionadas

Chile y Uruguay

En el otro partido del grupo A, Chile empató en un gol con Uruguay. Eduardo Vargas abrió el marcador a los 26 minutos. Un gol en contra de Arturo Vidal puso las cosas 1-1. Los jugadores de la "roja" vistieron una casaca remendada para cubrir el logo de Nike. La empresa norteamericana era la encargada de confeccionar la indumentaria de ese seleccionado, desde 2015. Pero Nike canceló el contrato que le daba a la selección siete millones de dólares al año. La multinacional argumentó que el seleccionado no había cumplido con los 10 partidos que debía jugar por temporada. El conjunto estuvo casi un año parado. Primero, por las protestas sociales que estallaron en octubre de 2019. Luego vino la pandemia.