ARGENTINA-URUGUAY (1-0)

Con un Messi inspirado, Argentina derrota a Uruguay y lidera el Grupo B de la Copa América

• El clásico del Río de la Plata quedó esta vez en manos argentinas tras un partido intenso en el que Messi tuvo un protagonismo estelar

Messi, ante Uruguay.

Messi, ante Uruguay. / EFE

3
Se lee en minutos
Abel Gilbert
Abel Gilbert

Periodista

ver +

Argentina se quedó con el clásico del Río de La Plata. Derrotó a Uruguay por 1-0 y comparte con Chile el liderazgo del Grupo B de la Copa América. Leo Messi fue el gran artífice de la victoria. No solo porque le sirvió el gol a Guido Rodríguez, quien a notó de cabeza, a los 13 minutos del primer tiempo: cada vez que tocó el balón hizo que el rival entrara en pánico. Si el capitán del seleccionado tuvo una noche estelar en Brasilia, a pesar de no haber convertido, su amigo y ex compañero en Barcelona, Luis Suárez, fue apenas un fantasma que deambuló sin oportunidades en el estadio Mané Garrincha de Brasilia.

Argentina juega el próximo lunes contra Paraguay. El triunfo le permite al entrenador, Lionel Scaloni, recobrar la confianza erosionada tras tres empates consecutivos en las eliminatorias sudamericanas y en el primer partido de este certamen, ante los chilenos. "Messi y todos los compañeros hicieron un gran esfuerzo, habla bien del compromiso. Lo hacen por la camiseta de la selección, por su país y nos llena de orgullo. Falta un montón. Será duro, difícil pero el camino es este", dijo el entrenador, al concluir el partido. “Este resultado nos deja tranquilos porque el equipo estuvo muy bien ante un gran rival”.

Los elogios de la prensa

"Messi descomunal", dijo el diario deportivo Olé. "Eso es tener a un jugador como la Pulga, que permite contar con el abanico de una versatilidad que nunca se sabe en qué puede terminar, si en una genialidad inesperada o en bochazo al área". Para el portal Infobae, el diez estuvo brillante. "Gran primer tiempo del capitán del seleccionado. Fue clave en la acción previa del centro que ejecutó para el gol de Guido Rodríguez. Además, se mostró muy activo con la pelota. En la segunda parte, redobló sus esfuerzos: corrió, intentó y, a pesar que no convirtió, fue la gran figura del triunfo. Marcó su liderazgo en el equipo".

Leo estuvo por momentos rodeado de jugadores atrevidos, en espacial Rodrigo de Paul, reciente adquisición del Atlético de Madrid, Nicolás González y Marcos Acuña, el lateral del Sevilla. A lo largo del primer tiempo, el equipo mostró mayor intensidad y lucidez que su rival. El por ahora está en deuda con el seleccionado es Lautaro Martínez: es una sombra del atacante del Inter. La prensa ha comenzado a pedir que entre en su lugar Sergio Agüero. Scaloni se enojó cuando le preguntaron por qué la nueva adquisición del Barcelona se quedó en el banco de suplentes.

Uruguay intentó equilibrar las cosas al comenzar el segundo tiempo. Sin embargo, le faltó profundidad para perforar a una defensa que, esta vez, estuvo a la altura de las circunstancias. La entrada de Ángel Di María por González le permitió a Argentina recuperar la iniciativa. Pero, como era de esperar, fue Messi el que arrimó mayor peligro al área uruguaya. Sobre el final, el mejor jugador del mundo dejó algunas pinceladas para el aplauso.

Los efectos del covid-19

La Copa América tuvo este viernes su capítulo controvertido fuera de los estadios. La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) decidió suspender un partido al capitán del seleccionado boliviano de fútbol, Marcelo Martins Moreno. El atacante, de 34 años, había criticado duramente a la federación regional por sostener la realización del certamen pese a los efectos de la pandemia en un país como Brasil donde han muerto casi medio millón de personas.

Noticias relacionadas

Martins, quien se contagió de covid-19, dijo que la Conmebol no le importa el precio que pagan los deportistas. "Gracias a ustedes de Conmebol por esto. Toda la culpa es totalmente de ustedes. ¿La vida de un jugador no vale nada? Si se mueren personas, qué van a hacer?", había dicho días atrás cuando comenzaron a conocerse los casos positivos entre las delegaciones. El jugador pidió luego disculpas. "Han sido días muy difíciles para todos".

Hasta el momento, un total de 82 personas vinculadas con al torneo han contraído el virus. Treinta y siete de esos contagios están relacionados con las 10 selecciones participantes, en las cuatro ciudades sede del torneo: Río de Janeiro, Brasilia, Cuiabá y Goiania.