BADMINTON

El drama de Carolina Marín: pasará de nuevo por el quirófano y se perderá los Juegos Olímpicos de Tokio

La campeona olímpica sufre una rotura del ligamento cruzado anterior y los dos meniscos de la rodilla izquierda

Carolina Marín.

Carolina Marín. / REUTERS

2
Se lee en minutos

Carolina Marín, campeona olímpica de bádminton en Río 2016, no podrá defender su título en Tokio tras confirmarse la rotura del ligamento cruzado anterior y los dos meniscos de la rodilla izquierda, anunció la onubense en un comunicado.

"Después de las pruebas realizadas durante el fin de semana y la consulta con los médicos -explica- se ha confirmado que tengo rotos el ligamento cruzado anterior y los dos meniscos de la rodilla izquierda".

Marín será operada esta misma semana y emprenderá un proceso de rehabilitación. "Esto es otro golpe al que debo hacer frente, pero no tengáis dudas de que volveré", advierte la jugadora, que volvía este año después de superar un largo periodo de baja por lesión.

La lesión fue anunciada el viernes por ella misma a través de las redes sociales. "En el día de hoy he sufrido unas molestias durante el entrenamiento de hoy que me han obligado a retirarme del mismo. Tras las primeras pruebas realizadas, los médicos han podido comprobar que el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda se ha visto afectado", explicó Marín.

"Quiero ser la mejor de la historia"

Se trata de la otra rodilla a la que le tuvo de baja varios meses en 2019. Entonces sufrió una rotura de ligamento cruzado en la derecha en el Masters de Indonesia el 27 de enero de 2019.

Noticias relacionadas

La grave lesión le llega en el peor momento a la jugadora de Huelva. Venía de conquistar su quinto Europeo y tenía en mente ganar el oro en Tokio y en el Mundial de bádminton que se celebrará después en su ciudad natal. "Quiero ser la mejor de la historia», dijo recientemente en una entrevista con EL PERIÓDICO al inicio de un 2021 que debía ser el año de su resurrección. «Si consigo estos dos objetivos, creo que podré ser considerada la mejor de todos los tiempos. Por eso no me conformo con ninguna plata. Quiero oro y oro», respondía.

Lamentablemente, las lesiones han vuelto a interponerse en su camino. Su técnico, Fernando Rivas, no escondió que se trata de "una situación durísima". A pesar de las dificultades que habían surgido en la preparación de los últimos dos meses, nos habíamos conseguido reponer, como siempre hemos hecho. Es algo muy injusto para ella porque su camino desde la lesión en 2019 ha sido prácticamente heroico. Va a estar rodeada de todo su equipo en todo momento y haremos todo lo que necesite para que vuelva al nivel que estaba", garantizó.