Atlético de Madrid 2 - 1 Osasuna

Luis Suárez pone la firma a una remontada épica del Atlético ante Osasuna

  • El equipo de Simeone, después de un partido pleno de dominio, se vio perdiendo a un cuarto de hora del final

  • Los goles de Lodi y Luis Suárez a tres minutos del final le dieron un triunfo agónico a los atléticos

  • Los rojiblancos serán campeones de la Liga si ganan en la última jornada ante el Valladolid

El delantero del Atlético Luis Suárez celebra el gol de la victoria ante Osasuna.

El delantero del Atlético Luis Suárez celebra el gol de la victoria ante Osasuna. / AFP

4
Se lee en minutos
Alejandro García
Alejandro García

Periodista

ver +

Entre la imprevisibilidad que siempre adorna el fútbol, el Atlético ganará, o no, la Liga en la última jornada, pero después de un sufrimiento indecente va a llegar dependiendo de sí mismo. Ganó ante Osasuna con un gol de Luis Suárez a tres minutos del final, que evitó que los de Simeone perdieran el liderato después de muchos meses. “Son momentos de felicidad. No pensaba que se sufría tanto en el Atlético. No lo merecimos”, reconoció el uruguayo después. 

Aunque había hecho uno de los mejores partidos de la temporada, con infinidad de ocasiones y con Oblak que fue un espectador de lujo durante más de una hora, en la primera ocasión de Osasuna apareció Budimir, a un cuarto de hora del final, para marcar en la primera llegada navarra al área rival. “Cuando más ocasiones tuvimos, menos contundentes fuimos. El fútbol es contundencia”, sentenció Simeone después en Movistar.

Fue uno de esos guiones que, si cualquier lector lo encuentra en una ficción, lo desecha inmediatamente por inverosímil. De la crisis salió el Atlético con una ofensiva desesperada y encolerizada, con un gol de Lodi para empatar y, casi con el descuento anunciado, el momento culminante. 

Ya lo había dicho Simeone en la previa: era el momento de la zona de Suárez. Y llegó, casi al final y después de mucho padecimiento, pero llegó. El uruguayo se liberó de toda la rabia que le había dado tiempo a acumular en 87 minutos de ocasiones falladas, remató en el área un centro lateral con la poca contundencia necesaria para que fuera imparable. “El delantero tiene que convivir con estas situaciones, pero nunca bajé la cabeza. Si uno pelea y lucha puede conseguir el objetivo. Tuvimos tranquilidad al final para llevarnos la victoria”, dijo Luis Suárez al terminar el partido en Movistar.

Cómo no, Simeone celebró mandando cambios y, tras una victoria épica, se fue corriendo al vestuario porque todavía no habían ganado nada. “Luis es extraordinario. Vino con rebeldía y con ganas de mostrar vigencia desde el primer día. Estaba alejado del gol, pero siempre estuvo ahí. Es encomiable, nos da jerarquía, y quién mejor para enderezar el partido”, se deshizo Simeone en elogios al uruguayo.

En cualquier caso, el Atlético va a llegar a la jornada decisiva después de transmitir imagen de campeón: sólido, abrumador, severo e inflexible, ante el Valladolid. “Tenemos que ganar el partido más importante de la temporada”, arengó Suárez. “Más que nunca, partido a partido”, dijo Simeone. 

Dominio pleno

Consciente de que era una final por la Liga, el Atlético intentó no dejar espacio a los accidentes y ejerció un dominio tiránico sobre el partido, pero no lo consiguió. La de los pupilos de Simeone, desde el inicio, fue una carga ordenada y autoritaria, que se imponía implacable como una avalancha hacia el área rival. 

Forzó la primera parada de mérito del osasunista Herrera a los diez minutos, de la mano de un Luis Suárez que protagonizó las mejores ocasiones rojiblancas y que se desesperó sin remedio cuando la mejor que tuvo la estrelló en el palo. Rozó también el poste de la portería de Osasuna un gran disparo de Saúl, casi al descanso, otra ocasión de una sucesión que parecía inalterable en medio de merecimientos sobrados de los atléticos para haberse ido al descanso con goles en su marcador, casi sin poder creerlo, mascullando los errores.

El atlético Luis Suárez se lamenta tras una ocasión fallada ante Osasuna.

/ EFE/ Rodrigo Jiménez

Camino a la hora del partido, nada había cambiado en el Metropolitano: ocasiones y ocasiones del Atlético, pero sin goles, y con la frustración creciendo. Tampoco ayudaron a aplacar los nervios atléticos, primero los minutos que estuvo el VAR revisando un gol de Savic, anulado por fuera de juego, y luego otro tanto también ilegal de Carrasco. Todo sucedió mientras el Madrid marcaba en Bilbao y el Atlético perdía el liderato por primera vez desde la novena jornada liguera. 

No había cesado en ningún momento el dominio implacable de los de Simeone, que movió el banquillo en busca de más ataque pero con lo que se encontró, en la primera llegada con peligro de Osasuna al área de Oblak, con un gol que, de haber estado lleno de público, hubiera dejado helada a la grada, por inesperado y por trascendente.

Noticias relacionadas

Ya lo había hecho, pero, con el marcador en contra y la Liga casi perdida, el equipo de Simeone se fue al ataque a la desesperada y no tardó en reponerse del golpe recibido. Lodi, en una llegada como si fuera Carrasco y una definición inapelable, empató aún con tiempo para recuperar la mano por el título. Y así fue, con un gol de Suárez, después de cinco jornadas sin ver puerta, de esos que echaba de menos el equipo.

Ficha del partido:

ATLÉTICO DE MADRID 2

OSASUNA 1

Atlético de Madrid: Oblak (7); Trippier (8), Savic (8), Felipe (6), Hermoso (6); Correa (7), Llorente (7), Koke (8), Saúl (7), Carrasco (8); Luis Suárez (9). Técnico: Diego Simeone (8). Cambios: Lodi (8) por Hermoso (m. 65), Joao Félix (7) por Saúl (m. 65), Herrera (sc) por Llorente (m. 79), Dembélé (sc) por Correa (m. 79), Kondogbia (sc) por Suárez (m. 90).

Osasuna: Herrera (8); Ramalho (6), David García (7), Unai García (6), Juan Cruz (5), Rubén García (6); Kike Barja (5), Moncayola (6), Brasanac (5); Jony (5); Budimir (7). Técnico: Jagoba Arrasate (6). Cambios: Roberto Torres (6) por Jony (m. 64), Torró (sc) por Kike Barja (m. 76), Enric (sc) por Budimir (m . 77), Chimy Ávila (sc) por Brasanac (m. 90).

Goles: 0-1 (m. 74) Budimir. 1-1 (m. 81) Lodi. 2-1 (m. 87) Luis Suárez.