LA FINAL DE LA CHAMPIONS FEMENINA

Las jugadoras del Barça femenino: "Hemos reventado la puerta"

  • El éxito de Göteborg premia a todas las piezas que conforman el Barça: las canteranas, los fichajes de la Liga y los refuerzos internacionales

  • También retrata a quienes no creyeron en este equipo, representados en el tuit de Sam Kerr

Alexia Putellas, perseguida por Aitana Bonmatí tras marcar el 2-0.

Alexia Putellas, perseguida por Aitana Bonmatí tras marcar el 2-0. / Efe / Juan Carlos Cárdenas

Se lee en minutos

Si no fuera porque estaba sobre el césped, Sam Kerr habría cogido su móvil a los 20 minutos de la final para buscar y borrar el tuit que escribió hace dos años cuando el Lyon destrozaba al Barça en la primera media hora de la final de Budapest. «Yyyy esto es competitivo...», escribió junto al emoji de unos ojos bien abiertos la delantera australiana, que apuraba sus últimos días con el Chicago Red Stars antes de fichar por el Chelsea. Igual de ojiplática se debió quedar este domingo al ver la extraordinaria competitividad del conjunto de Lluís Cortés. A los 40 segundos ya ganaba el Barça; a los 14 minutos ya iba 0-2; a los 20 había sentenciado la final, y a los 36 le había endosado un enorme zasca a Kerr, cuyo tuit no paraba de recibir nuevas respuestas dos años después.

El Barça masculino necesitó los varapalos de Berna y Sevilla antes de triunfar en Wembley, pero al femenino le bastó con lo aprendido en Budapest para triunfar en Göteborg. El Barça (algo a lo que también aspiraba el Chelsea) es el primer club que gana la Champions masculina y femenina. Como Alexanco en Wembley, que se puso la camiseta azulgrana sobre la naranja para recoger la primera ‘orejona’, Vicky Losada alzó al cielo de Göteborg el trofeo con la zamarra azulgrana sobre la rosa, antes de que un exultante Joan Laporta regara al equipo con cava.

Aitana, MVP de la final

"Estoy en shock, orgullosa de este equipo", explicaba Aitana Bonmatí nada más recibir el trofeo como mejor jugadora de la final. "Son muchos años trabajando para que llegara este momento. Esto durará para siempre, somos eternas", celebró.

"Cuando empecé les prometí a las jugadoras que algún día lo conseguiríamos y ya lo tenemos aquí. El año pasado Alexia dijo que ya no había distancia y ahora quizá sí la hay porque nos hemos pasado de frenada"

Lluís Cortés

Para la historia quedará que el Barça (Leupolz en propia meta) logró el gol más rápido en una final de Champions, desbancando a Paolo Maldini (en 51 segundos batió al Liverpool en el 2005), pero los demás tantos también fueron simbólicos respecto a cómo este equipo ha llegado a su actual nivel. Marcó Alexia Putellas, sensacional ayer superando líneas, ejemplo de talento nacional detectado por el Barça en la Liga (del Levante tras pasar por el Espanyol). Tras una meritoria lucha, sello personal, anotó el tercero Aitana, representante de las jugadoras surgidas de La Masia, cada vez más numerosas y con más peso. Y firmó el cuarto Caroline Graham Hansen tras un jugadón de Lieke Martens. La holandesa llegó al Barça como mejor jugadora de la Eurocopa y se consagró con el premio The Best de la FIFA, y la noruega va camino de un merecido Balón de Oro tras haber perdido dos finales con el Wolfsburgo.

Las jugadoras del Barça celebran el título en el césped del estadio Ullevi.

/ Reuters / Bjorn Larsson Rosvall

"Es increíble, muy emocionante, estamos flipando", acertaba a decir Patri Guijarro, titular en la final merced a la sanción de Andrea Pereira. "Veníamos a ganar esta Champions y lo hemos hecho. Hace dos años hicimos el cambio de  chip y hoy hemos hecho historia". Mientras sonaba ‘We are the Champions’, ese clásico, y ‘Human’, la banda sonora de los éxitos azulgranas, la defensa reconoció que ni en el mejor de sus sueños pensaban en un inicio de final así y que tuvieron la pizca de suerte necesaria en toda final, pero también destacó que es fruto del trabajo, y no solo de este equipo: "Esto representa al fútbol femenino español, que se den cuenta de que hoy hemos reventado la puerta", reivindicó mientras sus compañeras cortaban las redes de la portería del estadio Ullevi.

Noticias relacionadas

Melanie, contigo empezó todo

Y después está Melanie Serrano. La futbolista sevillana disputó anoche los 10 últimos minutos de toda una final de la Champions con el equipo de su vida, al que llegó con 14 años y con el que lo ha vivido todo en estos 17 años: desde el descenso a Segunda de la temporada 2006-2007 al posterior regreso a Primera y el crecimiento (apuesta de Josep Maria Bartomeu y su junta) hasta lo que es hoy la sección. "Mi meta es ganar la Champions con el Barça antes de retirarme", reconocía hace cinco años. De salir corriendo y saltando vallas antes de que acabara el entrenamiento para coger el último tren de vuelta a Blanes, hasta el éxito de Göteborg. "Me acuerdo de todo el mundo que ha pasado por el Barça", decía anoche entre lágrimas. La historia de toda la sección encarnada en una jugadora.