La polémica inacabable

La pataleta del Madrid contra el VAR

  • Cualquier tropiezo blanco acarrea siempre una intensa resaca en forma de lloros y quejas, como ha ocurrido tras el empate ante el Sevilla.

  • En la Liga pasada, los merengues conquistaron el título siendo el equipo con más penaltis a favor (11) y menos en contra (2), nada que ver con este curso.

Kroos y Zidane se dirigen al árbitro Martínez Munuera después del polémico encuentro del domingo entre el Madrid y el Sevilla que acabó 2-2.

Kroos y Zidane se dirigen al árbitro Martínez Munuera después del polémico encuentro del domingo entre el Madrid y el Sevilla que acabó 2-2. / Reuters

Se lee en minutos

Más de un culé aún se frota los ojos después del desenlace del domingo en una jugada determinante. Por primera vez desde la entrada en vigor del VAR en la Liga en agosto de 2018, un penalti señalado por el árbitro en un área quedó anulado por un penalti previo en el área contraria detectado por el VAR y confirmado por el colegiado tras revisar el monitor. El hito histórico contó con el Real Madrid como gran damnificado. Mal asunto. 

Era evidente que el club blanco no encajaría bien el golpe. La pena máxima cometida por Bono sobre Benzema quedó en nada al venir precedida segundos antes de una mano de Militao. El reglamento valida la decisión al tratarse de una mano «agrandando su cuerpo de forma no natural» y «más allá del nivel de los hombros».

La razón del reglamento

Esa es la explicación gestual que dio Martínez Munuera a Zidane cuando el técnico se fue a por él nada más acabar el partido, pero también es cierto que manos similares no se han castigado. La interpretación de los árbitros es un mundo indescifrable. "Nunca sabemos cuándo es manos y cuándo no", resumió este lunes con razón Ronald Koeman.

El arsenal mediático del Madrid no tardó en lanzarse a muerte contra el arbitraje. "No es normal que todas las decisiones tuvieran la misma dirección", escribió Tomás Roncero en As, antes de detallar los cinco agravios que, en su opinión, sufrió su equipo. En el mismo diario, el exárbitro Iturralde González dejaba en evidencia a los llorones: "Con el reglamento actual es penalti. En la próxima actualización puede que no lo sea". 

Campeón polémico

La realidad es que el Madrid no está acostumbrado a estas circunstancias. Durante la historia han recibido incontables ayudas y cuesta digerir los tropiezos. Los blancos cuentan con 13 Copas de Europa, pero en las tres temporadas con VAR no han olido su título favorito. Sí han triunfado en la Liga, justo el curso pasado en un sprint final en el que se sucedieron los episodios polémicos. Entonces no hubo ninguna pataleta.

"Esto nos deja inquietos, nos genera incertidumbre", soltó Butragueño, habitualmente comedido. "Estoy muy enfadado, si hay mano de Militao la hay también del Sevilla. Yo vi dos manos y solo pitaron la nuestra", reclamó Zidane aludiendo a una posible infracción de Diego Carlos.

Los tres penaltis en Mestalla

Noticias relacionadas

El año pasado el mismo duelo acabó con un polémico triunfo blanco (2-1). El VAR anuló un primer gol de De Jong por falta previa de Gudelj y cerca estuvo de no conceder otro. "Si nos llegan a anular el segundo bajo al campo y saco al equipo", aseguró Monchi.

El Madrid acabó campeón esa Liga siendo el equipo con más penaltis a favor (11) y menos en contra (2). La vida ha cambiado en este curso, con 3 a favor (el segundo con menos tras el Cádiz) y 8 en contra, incluidos los tres sufridos en Mestalla el pasado 8 de noviembre. Lo nunca visto.