BARÇA 2- PSG 1

El Barça femenino repite final de Champions dos años después

  • Lieke Martens, con un doblete ante el PSG (2-1), certifica el billete a Gotemburgo el 16 de mayo

  • El equipo azulgrana se enfrentará en la final al Chelsea, que eliminó al Bayern de Múnich

Las jugadoras del Barça felicitan a Martens tras uno de sus dos goles al Paris SG.

Las jugadoras del Barça felicitan a Martens tras uno de sus dos goles al Paris SG. / Jordi Cotrina

4
Se lee en minutos
Roger Pascual
Roger Pascual

Periodista

Especialista en fútbol, baloncesto, balonmano

Escribe desde Barcelona

ver +

Hace dos años el Barça hacía historia al meterse por primera vez en su historia en la final de la Champions femenina. Este domingo, las azulgranas lo han vuelto a hacer tras tumbar al PSG (2-1) con un doblete de Martens. Las parisinas habían destronado en cuartos al Olympique de Lyon, verdugo azulgrana en la final de 2019 y que encadenaba cinco coronas continentales.

Las barcelonistas aspiran ahora a heredar el trono el próximo 16 de mayo en Gotemburgo (Suecia), donde se medirán al Chelsea, que goleó al Bayern de Múnich en la vuelta de la otra semifinal (4-1).

Lluís Cortés ha apostado por un bloque casi calcado al que disputó la histórica final continental hace dos años, con solo tres diferencias respecto al once titular de Budapest: Patri, Graham Hansen y Jenni Hermoso. Esta última, 'pichichi' de la Champions, no ha permitido que las molestias que arrastraba en el tobillo le impidieran salir de inicio. Nadie se quería perder esta nueva cita con la historia.

La primera alegría no ha tardado en llegar. Lieke Martens ha aprovechado un sensacional pase en profundidad de Leila para batir a Endler con un derechazo al primer toque. El estadio Johan Cruyff ha estallado con las voces de mil culés, lo máximo permitido por las restricciones del covid, y que han resonado con la misma pasión con la que 12.764 almas azulgranas celebraron en el Miniestadi en 2019 el pase a la primera final continental, tras derrotar en semifinales al Bayern de Múnich.

Tras tantos partidos en silencio, las azulgranas han vuelto a sentir esa dosis extra de energía que da el calor de la afición, a la que Martens ha hecho rugir de nuevo a la media hora de juego. La delantera neerlandesa solo ha tenido que empujar el balón después de Graham Hansen se lo pusiera en bandeja tras desbordar por banda derecha.

Con el 1-1 cosechado en la ida y el doblete de Martens parecía que desde la ciudad deportiva ya se divisaba Gotemburgo, pero toda gesta requiere una pizca de suspense. El que ha puesto Katoto al reducir distancias después de que las barcelonistas no pudieran despejar un córner. El PSG ha sacado petróleo del que había sido prácticamente el único despiste defensivo local.

Penalti no pitado y doble palo

La grada ha reclamado con estruendo un penalti de Endler a Alexia Putellas tras la reanudación. La árbitra, tras zozobrar un instante, ha decretado córner. A diferencia de la Champions masculina, aquí no hay VAR que la pudiera llevar a corregir su error. Un paradón de Sandra Paños ante un duro disparo de Bachmann y un error de Pereira dentro del área han hecho que los aficionados contuvieran el aliento. La zaguera, además, ha recibido otro golpe anímico al ver un par de minutos después una amarilla que le impedirá estar en la final. Kheira Hamraoui, que lloró de rabia al vivir la misma situación hace dos años, la ha sustituido y todo indica que también será su recambio en el once titular en Suecia. Incluso podría haber marcado el tercero en una contra.

Los nervios empezaban a atenazar al equipo, que veía como sus rivales se asomaban cada vez más por su marco. Pero el Barça se ha sacudido el agobio de encima y en un minuto ha mandado dos balones a la madera, primero Jenni Hermoso al palo izquierdo y luego otro al travesaño de Marta Torrejón a la salida de sendos córners. Oshoala, a un minuto del final, ha podido sentenciar en una contra pero su chut ha chocado con la portera francesa, que en el minuto 92 ha subido a rematar una falta. Ha sido el último momento de miedo antes de la explosión de alegría final, que las jugadoras han compartido con la grada bailando y cantando con su afición.

"Es algo brutal, único, que pasa muy pocas veces en la vida. Lo hemos dado todo, cuando lo das todo las cosas llegan. Hemos sabido sufrir", ha explicado una exultante Aitana Bonmatí, convencida de que esta vez volverán con el cetro. "Vamos a Suecia a ganar, sino para que estamos".

Noticias relacionadas

Alirón liguero a la vista

La clasificación para su segunda final continental es un nuevo espaldarazo para la apuesta del club por el fútbol femenino, que antes de disputar la final de Champions podría celebrar la semana que viene la reválida del cetro liguero. Las azulgranas, que han ganado sus 25 duelos, sacan 14 puntos al segundo clasificado, el Levante. Les faltan solo cuatro para revalidar el título, por lo que podrían coronarse la semana que viene combinando la victoria ante el Granadilla con un pinchazo levantino ante el Espanyol.

Temas

Barça