PULSO EN EL FÚTBOL EUROPEO

Ceferin amenaza: "Si siguen diciendo que son una Superliga no jugarán la Champions"

"Si están preparados para hacerlo, pueden jugar en su propia competición", reta el presidente de la UEFA

Aleksander Ceferin, este lunes en la reunión del Comité Ejecutivo de la UEFA.

Aleksander Ceferin, este lunes en la reunión del Comité Ejecutivo de la UEFA. / AFP / Richard Juilliart

1
Se lee en minutos
El Periódico

El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, ha vuelto a lanzar un órdago este viernes a los clubs que aún permanecen en la desballestada Superliga. Horas después de que su organismo descartara privar al Real Madrid de jugar las semifinales de la Champions, el dirigente esloveno ha vuelto a amenazar a los disidentes: "Si siguen diciendo que son una Superliga, entonces no jugarán la Champions League, por supuesto. Y si están preparados para hacerlo, pueden jugar en su propia competición", ha dicho en una entrevista para la agencia AP.

"Está muy claro que esos clubs [en referencia a Madrid, Barça, Juventus y Milan] tienen que decidir si son de la Superliga o clubs europeos", ha señalado Ceferin, quien ha reconocido que aún están estudiando las consecuencias legales que puede tener este asunto: "Aún estamos esperando el peritaje legal y entonces veremos, pero todos tendrán que afrontar una consecuencias por sus decisiones y lo saben". Ceferin ha anunciado una reunión telemática para la próxima semana entre la UEFA, las federaciones nacionales y las ligas que lo deseen para ver "qué puede hacer" cada uno de ellos.

Perdón para los arrepentidos

Noticias relacionadas

Eso sí, para el presidente de la UEFA es importante el arrepentimiento mostrado por algunos de los 12 clubs firmantes de la Superliga respecto a los que se mantienen en el barco. "Para mí es diferente los clubs que admitieron su error y dijeron 'Abandonamos el proyecto'. Los otros ya saben que yo creo que este proyecto está muerto, pero probablemente no quieren creerlo", ha añadido.

Respecto a las horas que transcurrieron desde las primeras informaciones sobre la irrupción de la Superliga hasta su práctica disolución apenas 48 horas después, Ceferin explica que desde enero sabían que se gestaba algo. "Había algo en el aire, no estaba claro qué pero se veía que algo iba a pasar", ha relatado. "Pero aún pensaba que no podía ser que la gente mintiera tanto, porque si no no hubiéramos tenido la reunión de la ECA el viernes", dice en referencia a Andrea Agnelli, presidente hasta ese día de la asociación de clubs europeos y por quien se siente más traicionado: "Lo hicieron de la peor manera posible".