Rechazo unánime en España

Tebas: "La Superliga clandestina está muerta y desahuciada"

  • La Liga hace público un comunicado con el rechazo “unánime y contundente” de 39 clubs españoles a la competición de Florentino

  • El presidente de la patronal asegura que el fútbol español “no se va arruinar” y que el presidente del Madrid miente en sus vaticinios

  • "La Superliga supondría el final de la Liga española, se ingresarían 1.000 millones menos por temporada", apunta el dirigente

Tebas, en un acto de La Liga.

Tebas, en un acto de La Liga. / El Periódico

3
Se lee en minutos
Raúl Paniagua
Raúl Paniagua

Periodista

ver +

El domingo pasado en la medianoche se inició una guerra que seguramente ha sido más fugaz de lo que se preveía. Un comunicado firmado por 12 de los clubs más ricos de Europa daba el escopetazo de salida a una Superliga europea impulsada por Florentino Pérez. Junto al Real Madrid, aparecían el Barça y el Atlético entre los fundadores. El anuncio enervó al resto de clubs y dirigentes de España, empezando por Javier Tebas, el presidente de La Liga. Cuatro días después, ese macroproyecto se ha “diluido como un azucarillo”, aunque el club blanco y el azulgrana siguen presentes. El Atlético ya se bajó del carro. 

Tebas convocó este jueves al mediodía a 17 clubs de Primera (todos menos los tres presentes en el proyecto original de la Superliga) y los 22 de segunda. El orden del día solo tenía un punto: debatir sobre ese embrión de competición que destrozaba las estructuras tradicionales del fútbol, convirtiendo en más ricos a los poderosos y en más pobres a los modestos. Después de dos horas y media de encuentro, la patronal emitió un comunicado conjunto de los 39 clubs con el rechazo “unánime y contundente” a la nueva competición.

El mérito como único criterio

“Todos los clubs creen firmemente en el mérito deportivo como único criterio para poder clasificarse para las competiciones internacionales a través de las respectivas ligas nacionales”, afirman en el comunicado. “Una Liga europea cerrada y elitista es inviable y no deseada”, remarca el escrito, que se felicita por la reacción de los aficionados en toda Europa.

“Nosotros llegamos a jugar a una semifinales de Champions y eso no lo olvidaremos nunca. Nadie nos puede coartar esa ilusión”, proclamó Fernando Roig, presidente del Villarreal, que acompañó a Tebas, al igual que los máximos mandatarios del Sevilla (José Castro), Betis (Ángel Haro), Levante (Quico Catalán) y Valencia (Anil Murthy). 

"Si das más ingresos a estos clubs, los jugadores en lugar de seis Ferraris tendrán siete, nada más. Han ido a reventar el sistema"

Javier Tebas / Presidente de La Liga

Mil millones menos

El presidente de La Liga volvió a mostrarse contundente. “Una Superliga sin ingleses, alemanes y franceses está muerta. Si tan bueno fuera no lo habrían hecho a escondidas y de forma clandestina. Abrir la puerta ahora de una negociación es algo cínico”. Tebas apuntó que lleva meses sin hablar con Florentino. A Laporta le explicó que las cifras que les daban no eran ciertas. Más condescendiente fue con Miguel Ángel Gil Marín, de quien dijo que no había estado en ninguna negociación del nuevo torneo.

El mandatorio criticó sin contemplaciones la idea de Florentino. “Si das más ingresos a estos clubs, los jugadores en lugar de seis Ferraris tendrán siete, nada más. Han ido a reventar el sistema”, aseguró Tebas, satisfecho por la evolución de los acontecimientos, ya que el nuevo torneo se presentaba como una amenaza terrible. "La Superliga habría supuesto el final de la Liga española. Significaría ingresar mil millones menos por temporada".

"Todo mentira"

Noticias relacionadas

Tebas recordó que hasta el pasado viernes hubo negociación con los clubs y que algunos no estaban de acuerdo con el nuevo sistema de Champions, por lo que quisieron llevar a cabo esta revolución. Ahora se mostró desafiante. "Vamos a ver si el Madrid y el Barcelona quieren competir o no en la Champions...".

El dirigente destacó la respuesta de todos los estamentos. “Estos clubs han sido sancionados por sus aficionados, sobre todo los ingleses, y por las instituciones de sus países”, apuntó el dirigente, que defendió la solvencia la Liga. “El fútbol español no se va a arruinar. No es verdad lo que dice Florentino Pérez, no se ha pedido ninguna ayuda al Gobierno. Lo que dice ya no es una pirámide, es un balcón. Es una Superliga de Power Point, se inventan números. Es todo mentira”, concluyó.