UN DEPORTE CON POCA VISIBILIDAD

El hockey, a por el deshielo

  • Este fin de semana comienza la final liguera entre Barça y CG Puigcerdà que se suspendió por el protocolo covid

  • Las dificultades logísticas y económicas no frenan la ilusión de los jugadores por ponerse los patines

Barça y Puigcerdà, en un encuentro de la pasada temporada.

Barça y Puigcerdà, en un encuentro de la pasada temporada. / fcbarcelona.cat

Se lee en minutos
Marc Escolà

Después del aplazamiento por una incidencia covid en el equipo visitante, este fin de semana se inicia la serie de partidos que determinará al próximo ganador de la Liga Nacional de Hockey Hielo - Loterías 2020-21. Barça Hockey Gel y CG Puigcerdà se enfrentarán en un derbi catalán al mejor de cinco encuentros (lo dos primeros este sábado y domingo en Barcelona) para dilucidar al nuevo ‘rey’ del hielo. 

La NHL es una de las ligas más mediáticas en el escenario mundial, y en Europa existen equipos punteros en Rusia y Escandinavia, pero nuestra península no demuestra esta pasión por el deslizamiento de la 'pastilla', como pasa también con otros deportes de invierno. "Creo que tenemos un reto por delante en el desarrollo y formación de jugadores, entrenadores, árbitros y clubs", comenta Frank González, presidente de la Real Federación Española de Deportes de Hielo (RFEDH).

No será por tradición, pues el hockey sobre hielo en España, nació en el año 1923 después de la inauguración del Palacio del Hielo y del Automóvil en Madrid. En aquel entonces un deporte para aristócratas, el Club Alpino Español y el Real Club Puerta de Hierro pusieron los cimientos de una competición que pasaba a formar parte de la IIHF (Federación Internacional de Hockey Hielo).

La competición

La LNHH apareció en 1972, con la creación de la sección del FC Barcelona y otros equipos como la Real Sociedad de San Sebastián, que ganó la primera liga de la historia. Épocas brillantes las que vinieron después ya que, gracias a la implantación de la ley Bosman, se podía importar' a jugadores comunitarios que subían el nivel y la fama de la competición. 

Actualmente la liga nacional cuenta con cinco equipos (Puigcerdà, Barça, Txuri Urdin, Jaca y Majadahonda) repartidos por el norte español, exceptuando el caso de los madrileños. En el hockey femenino, la Primera División cuenta con dos conjunto más (Txuri Urdin, Majadahonda, Puigcerdà, Valdemoro, Jaca, Logroño y Huarte).

Hay muchas cuestiones que siempre han desfavorecido a esta modalidad del hockey. Los deportes de invierno siempre han requerido una inversión elevada, tanto para las asociaciones como las familias: existen pocas licencias federativas e instalaciones y sus costes de mantenimiento y material son elevados. "Necesitamos más pistas y más jugadores y jugadoras en España”. reclama el presidente federativo.

A todo esto hay que añadir un hándicap importante: los largos desplazamientos que cubren las entidades se llevan un 20-25% del presupuesto de algunos clubs, lo que les deja con poco margen de maniobra. Estas debilidades tienen como consecuencia indirecta la poca visibilidad del deporte en los medios de comunicación y, por ende, la falta de competitividad en las ligas.

"Me quedo con la velocidad, el contacto, la necesidad de tomar decisiones rápidas, los cambios continuos para mantener el ritmo y la genialidad de sus deportistas, además de ser el deporte de equipo más rápido del mundo", afirma González, que en su época fue un jugador decisivo en el hockey español.

Los aspirantes al título 20-21

Noticias relacionadas

El FCB Hockey Gel siempre ha destacado por ser uno de los equipos punteros de la competición, con 5 títulos en su palmarés. Pese a no ganar el título desde el 2009, es el dominador de la fase regular y exhibe su mejor versión de los últimos años. El club apuesta por la formación de sus jugadores desde la base, como se demuestra en la experiencia del ala izquierdo Oriol Rubio, canterano de la sección, fijo en las convocatorias de la selección nacional y máximo anotador del equipo azulgrana con 27 puntos. 

El CG Puigcerdà, el equipo catalán con más historia de la competición, cuenta con 6 títulos. El club, propiedad de los socios, afrontará su tercera final consecutiva. "Tenemos que potenciar nuestras ventajas como club", explica Alfons Mills, tesorero, jefe de comunicación del conjunto pirenaico y colaborador de Esport3. Los de amarillo y negro son los vigentes campeones y cuentan con la dupla más temible de a liga, que forman el eslovaco Juraj Prokop y el centro Nacho Granell (29 y 26 puntos respectivamente).