Segunda División

Alerta roja en el Espanyol

  • El equipo perico sale de los puestos de ascenso directo por primera vez desde noviembre tras dos empates consecutivos

  • El Mallorca y el Almería superan al cuadro blanquiazul, que afrontará ahora un tramo de calendario benevolente para revertir la situación

  • La cúpula mantiene la confianza en Vicente Moreno, pero la afición le exige mayor ambición a la hora de finiquitar los partidos

Vicente Moreno, en un entrenamiento del Espanyol en Sant Adrià.

Vicente Moreno, en un entrenamiento del Espanyol en Sant Adrià. / RCDE

Se lee en minutos

Hay pocas cosas más evidentes en este curso futbolístico que el hecho de que el Espanyol tiene la obligación absoluta de subir a Primera. El equipo perico, con el presupuesto más alto de la categoría y una plantilla claramente superior a la del resto de rivales, debe acabar como sea entre los dos primeros.

Cumplidos dos tercios de campeonato, esa misión se ha complicado. El bloque de Vicente Moreno está fuera de los puestos de ascenso directo por primera vez desde noviembre. Hay tiempo de sobra para remediarlo, pero la alerta roja ya se ha encendido. Después de dos empates consecutivos, el Espanyol no puede fallar más.

El 'factor VAR'

Las tablas registradas el viernes ante el Oviedo supusieron un claro bajón para los pericos, que sufrieron la rigurosa expulsión de Dídac y tuvieron que jugar más de medio partido con uno menos en otra discutible acción revisada con el VAR. Hasta esa roja ganaban 1-0 y merecieron algún tanto más. Al final acabaron empatando, igual que la semana anterior.

El desastre se confirmó con los triunfos del Mallorca y el Almería, primero y segundo actualmente. Los andaluces, que ganaron en Girona con un gol de Sadiq, sacan un punto a los pericos que afrontan ahora un tramo de calendario benevolente.

"Momento importante"

Mirandés, Logroñés, Castellón, Fuenlabrada y Albacete son los cinco próximos rivales del cuadro catalán, que después afrontará dos finales en Cornellà ante el Leganés (jornada 34) y en Almería (jornada 35). Esta última cita puede resultar trascendental, pero antes hay que volver al camino del triunfo, empezando por el próximo sábado en Anduva, el escenario que siempre será recordado por el batacazo en los cuartos de la Copa en enero del 2012 con Pochettino en el banquillo.

"No todo termina en un partido por ganarlo o no. Los chicos están afectados pero hay que seguir y sumar de tres en tres"

Vicente Moreno, entrenador del Espanyol

"Es un momento importante de la temporada y tenemos que sumar de tres en tres. No estamos teniendo esa pizca de suerte que nos falta", aseguró Vicente Moreno tras el empate ante el Oviedo. “No todo termina en un partido por ganarlo o no. Los chicos están afectados pero hay que seguir", agregó el técnico valenciano, que sigue teniendo todo el crédito de la cúpula a pesar de las críticas de muchos aficionados por su falta de ambición a la hora de finiquitar los partidos.

Situación preocupante

El Espanyol no estaba fuera de la zona de ascenso directo desde la jornada 14, disputada a finales de noviembre. Entonces perdió contra el Leganés y cayó a la cuarta plaza, pero se recuperó a lo grande y encadenó cinco triunfos que le permitieron acabar el año como líder.

Ahora vive una situación anómala y preocupante. El equipo ya no es el máximo goleador de la categoría (lo es el Almería) ni el menos goleado (es el Mallorca). Se muestra frágil atrás (ha encajado ocho tantos en los siete últimos partidos, en los que solo logró dos triunfos) y depende demasiado de Raúl de Tomás arriba.

Reacción necesaria

Te puede interesar

"No hay que victimizarse, contra el Oviedo nos metieron un golazo y nada más. La actitud y el esfuerzo están siendo buenos", reflexionó Cabrera tras el último tropiezo. "Nos quedan poquitos partidos y que apretar los dientes. Solo nos valen victorias", aportó Melendo.

La reacción perica debe llegar cuanto antes. Nadie quiere jugarse la vida en un 'play-off' de ascenso siempre traicionero. No sería el primer caso de un gigante que se queda en Segunda más tiempo del debido. El Atlético, por ejemplo, descendió en el 2000 y estuvo dos cursos en el infierno. Por no hablar del Zaragoza, que lleva desde el 2013 en el pozo.

Temas

Espanyol