EN POLONIA

Bronce español en el 1.500 del campeonato de Europa

Jesús Gómez acaba tercero en una carrera en la que se descalificó al sueco Ingebrigtsen y luego se le recalificó, frustrando el podio de Ignacio Fontes

Ignacio Fontes y Jesús Gómez, felices, tras lograr las medallas en el 1.500.

Ignacio Fontes y Jesús Gómez, felices, tras lograr las medallas en el 1.500. / RFEA

Se lee en minutos

Sergi López-Egea

Jesús Gómez ha cogido cariño a las medallas en los campeonatos de Europa. Ya obtuvo el bronce hace dos años en Glasgow, bajo el techo escocés, y anoche se colgó otro en una sensacional carrera de 1.500 en Torun (Polonia) en la que durante unas horas se celebró un doblete español. La descalificación del gran favorito, el sueco Jakob Ingebrigtsen, que cruzó la línea de meta en primera posición, elevaba el bronce de Gómez a plata y metía en el podio a Ignacio Fontes, pero finalmente la reclamación del sueco, una de las estrellas del atletismo europeo, fue admitida y España se quedó sin doblete.

 La actuación de la pareja española fue lo más sobresaliente en la segunda jornada de la competición, donde la gallega Belén Toimil en el concurso de peso ocupó la séptima plaza en la final después de haber obtenido la mínima olímpica y por lo tanto el pasaporte para Tokio.

La final más esperada

Pero todas las miradas del atletismo español estaban pendientes en lo que iba a ser la prueba reina del día, el 1.500, una distancia talismán poseedora de grandes nombres como los ya históricos José Manuel Abascal, José Luis González, Reyes Estévez y Fermín Cacho. Dos eran los participantes españoles (Gómez e Ignacio Fontes) y ciertamente ambos apuntaban a las medallas, aunque sabedores de que el sueco Jakob Ingebrigtsen, corría una zancada más rápida que la pareja española.

Desde la parte decisiva de la prueba se formó un trío en cabeza con el atleta sueco, el polaco Marcin Lewandowski, por unas horas campeón de Europa, y el burgalés Gómez. Siempre fueron con las posiciones definidas por lo que no hubo duelo a la hora de decidir el color de las medallas, aunque hubo que esperar a la descalificación y posterior recalificación de Ingebrigtsen para confirmarlo.

Mala suerte para María Vicente

 El otro gran varapalo de la jornada estuvo en el pentatlón por culpa de una lesión en el tobillo María Vicente quien no finalizó su participación después de tres nulos en longitud.

Te puede interesar

En la final de los 3.000 femeninos hubo una buenísima actuación de la madrileña Lucía Rodríguez, que obtuvo con su octava posición, plaza de finalista, y consiguió con 8.53.90 minutos, marca personal, en la victoria de la británica Amy Eloise Markovic.

Óscar Husillos se clasificó para la final de 400, mientras que Mariano García y Pablo Sánchez Valladares consiguieron el pase a las semifinales de los 800 metros, donde la gran sorpresa por parte española estuvo en la eliminación de Álvaro de Arriba, que no podrá defender el título que consiguió en Glasgow 2019.

Temas

Atletismo