La semifinal de Copa

Koeman: "¿Remontada? Podemos y creemos que vamos a hacerlo. Nada es imposible"

  • El técnico holandés asegura que deberán jugar "aún mejor que el sábado" para eliminar al Sevilla en el Camp Nou y alcanzar la final de Copa

  • El 2-0 de la ida complica el objetivo, pero el preparador se muestra convencido de lograr la gesta si el equipo mejora su efectividad

  • Pedri protagoniza una recuperación casi milagrosa: entrenó con el grupo este martes y no está descartado para el encuentro

Koeman, en el centro, en el partido del pasado sábado ante el Sevilla.

Koeman, en el centro, en el partido del pasado sábado ante el Sevilla. / Reuters

Se lee en minutos

Más allá del volcán extradeportivo que azota al Barça, la temporada continúa sobre el césped en una semana trascendental para el equipo de Ronald Koeman. Con la Champions casi imposible (sería poco menos que un milagro que el equipo remontara en París el 10 de marzo), los azulgranas se juegan la vida en la Copa, este miércoles, y en la Liga, con la visita a Osasuna horas antes del derbi entre el Atlético y el Madrid. Eso se producirá el fin de semana. Ahora toca centrarse en la cita del Camp Nou ante el Sevilla. Es la vuelta de la semifinal, pero tiene aires de final en el título más cercano. 

Si el cuadro catalán repite el partido del pasado sábado en el Pizjuán (0-2) tendría opciones de alcanzar la final de Copa, que se disputará el 17 de abril en Sevilla. Un triunfo con idéntico resultado llevaría a la prórroga, ya que en la ida sufrió un revés en el mismo escenario. Todo es muy cambiante en el fútbol como pudo comprobarse en esos dos encuentros con 17 días de margen: el 10 de febrero la Copa se complicó con el 2-0 marcado por Rakitic; el pasado sábado el Barça completó una de sus mejores actuaciones con un triunfo excelente. 

Pedri, cara; Araujo, cruz

"Tenemos la confianza de poder ganar después del resultado del otro día. Debemos jugar aún mejor que el sábado para pasar. Nada es imposible. Podemos y creemos que vamos a remontar, pero hay que demostrarlo", reflexionó Ronald Koeman, que destacó el "hambre" de sus jugadores y explicó las claves para conseguir el objetivo: más efectividad, portería a cero y máxima concentración.

El equipo se entrenó este martes con una noticia esperanzadora. Pedri participó en la sesión con el grupo y no está descartado. El interior canario se retiró lesionado en el anterior partido y se llegó a especular con 10 días de baja. "Hay cosas que casi ni se pueden explicar. Yo estaba sorprendido porque el lunes por la tarde no sintió molestias en el entrenamiento individual y este martes también ha entrenado sin problemas. Puede estar en la lista", explicó el técnico. Araujo, en cambio, sigue sin estar al 100% y trabajó al margen.

 El dilema del sistema

Te puede interesar

Para lograr la remontada es indispensable marcar al menos dos goles, pero un tanto del Sevilla obligaría a marcar cuatro. Por ello, es necesaria la solidez y la firmeza atrás, cosa que podría llevar a Koeman a repetir su dibujo con tres centrales, aunque prefiere no obsesionarse con cuestiones tácticas. "Más importante que el sistema es la mentalidad. La clave es que el equipo trabaje y presione al contrario. Ya sabemos que cuando tenemos el balón hacemos un buen juego y creamos más oportunidades que el rival". 

Si Pedri no llega a la cita las opciones para sustituirlo son múltiples: desde el recambio más natural, que sería Riqui Puig, a Ilaix Moriba, que convenció en Sevilla. Antoine Griezmann, que no jugó ni un minuto en el anterior choque, también podría volver al once con un leve retoque del dibujo. Todos son necesarios en un encuentro que puede marcar el resto de curso. "Remontar sería una inyección importantísima para el futuro de la temporada", concluyó el técnico.