DOS TANTOS Y ASISTENCIA ANTE EL BURNLEY (4-0)

El mejor Bale emerge: cuatro goles en cuatro partidos

  • El jugador galés anota dos goles y da una asistencia en la victoria del Totteham sobre el Burnley (4-0)

  • "Ha llevado tiempo, pero estoy contento, mejorando físicamente y cogiendo confianza", expresa el futbolista

Bale celebra uno de sus dos goles al Burnley.

Bale celebra uno de sus dos goles al Burnley. / Efe / Julian Finney

4
Se lee en minutos
José María Expósito

Gareth Bale está de dulce. Tras unas semanas de tiranteces con José Mourinho por sus lesiones y su bajo rendimiento, el jugador galés vive su mejor momento de la temporada en el Tottenham, quizá el mejor en años. El conjunto londinense dio un pasito hacia los puestos europeos (8º, a cinco puestos de la Europa League y a seis de la Champions con un partido menos) guiado por el 'Expreso de Gales', que anotó dos goles y dio una asistencia en la victoria sobre el Burnley (4-0).

Es un secreto a voces que el Madrid, tras cederle al equipo del que le reclutó en el 2013, suspira porque Bale, de 31 años, firme una gran temporada este año en la Premier, de manera que alguien se anime a poner una cantidad sobre la mesa para ficharle definitivamente (tiene contrato con el club merengue hasta el 2022). Pero esos planes se habían torcido con la vuelta a la rueda de lesiones del jugador en diciembre y su pobre rendimiento en los inicios de año.

"Ha llevado tiempo"

Pero todo parece haber cambiado en las últimas semanas. Con los dos anotados este domingo, Bale suma cuatro goles en los cuatro últimos partidos, pues ya fue capaz de marcar al Wolfsberger austriaco tanto en la ida como en la vuelta de dieciseisavos de la Liga Europa. Una racha en la que también ha dado tres asistencias.

"Sí, me voy acercando", ha dicho este domingo el jugador sobre si está ya al nivel que desearía estar. "Ha llevado tiempo, pero estoy contento, mejorando físicamente y cogiendo confianza. Es lo que se ha podido ver en mis últimos partidos", añadió.

"Estoy muy contento por él y muy contento por el equipo, porque necesita su talento. Cuando su condición es buena puede hacer cosas como las de hoy. Está mejor que nunca. Su partido fue muy bueno, no solo por los goles, sino por la velocidad que imprime, sus cambios de ritmo, cómo juega en el área, a veces por fuera, otras veces yendo hacia dentro", elogió Mourinho al galés tras la victoria. Y si hubo algún roce antes, se culpa a la prensa y listo: "A veces os gusta inventar historias que no son ciertas. No hay un solo entrenador en el mundo que no ponga a Gareth Bale si está en las mejores condiciones. Ninguno".



La distensión entre ambos es clara. Hace poco más de un mes le amenazaba en los entrenamientos: "¿Quieres quedarte aquí o quieres volver al Madrid y no jugar?", captó un micrófono. Hace dos semanas le acusaba de mentir sobre su estado físico en Instagram: "Decía que estaba listo y no era cierto. Pidió un escáner porque no se sentía bien". Pero de esas polémicas no queda ni rastro. "No tiene que convencerme de nada, es un futbolista que tiene cualidades especiales", había señalado hace unos días el técnico portugués. "Se trata de que esté preparado para jugar los minutos que todos queremos que juegue. Es un proceso. Si ves el número de partidos que ha jugado en los dos últimos años, es un proceso".

Efectivamente, la de este domingo era tan solo su tercera titularidad en la Premier esta temporada (lo fue en la 8ª y en la 21ª), pero la aprovechó a la perfección. No se habían cumplido dos minutos de juego cuando, cambiando los papeles con Son, se adelantó a los centrales para rematar de primeras un centro desde la izquierda del coreano.

Primer doblete en año y medio

El gol fue una bendición para el Tottenham, que temía el cerrojazo habitual del Burnley. Con más espacios, un pase en profundidad de Bale lo aprovechó Kane para anotar el segundo. Lucas Moura sentenció antes del descanso tras un centro de otro exmadridista, Reguilón.



No iba a ser este el primer partido en que Bale completara los 90 minutos (Mourinho no es ajeno a su propensión a las lesiones), pero antes de irse al banquillo sustituido por Lamela en el minuto 70 aún le dio tiempo a marcar el segundo de su cuenta particular con un disparo al palo largo, de nuevo a pase de Son, para firmar su primer doblete en año y medio.

"El músculo del cerebro"

Noticias relacionadas

"A Gareth se le ve más feliz que nunca, confiado", había expresado Mourinho antes del partido. "En los entrenamientos se puede ver que ha recuperado la confianza, por la forma en que ataca".

El técnico portugués cree que el disparo con el que batió la portería del Wolfsberger el miércoles es otra muestra de que algo ha cambiado. "Fue un tiro de confianza. Un jugador que tiene miedo o sentimientos negativos nunca hubiera hecho ese tipo de tiro. Golpear la pelota de esa manera creo que significa mucho. Significa liberarse del músculo del cerebro. Para eso tienes que estar en buenas condiciones. Él está en las mejores condiciones desde que llegó", explicó.

Temas

Gareth Bale