Atalanta-Real Madrid (0-1)

Mendy y el árbitro salvan un triunfo agónico para el Madrid

El Atalanta, con uno menos casi todo el partido tras una controvertida expulsión, contuvo con solvencia a un Madrid incapaz de sentenciar con todo de cara

Los jugadores del Madrid celebran el gol de la victoria ante el Atalanta.

Los jugadores del Madrid celebran el gol de la victoria ante el Atalanta. / Paolo Magni / EFE

Se lee en minutos

Al Madrid se le puso todo de cara en su visita a Bérgamo. Tuvo un jugador más desde el primer cuarto de hora, tras una expulsión muy discutible que obligó al Atalanta a mutar contra su naturaleza en un equipo defensivo. Además, se lesionó el mejor atacante de los italianos y el dominio de los de Zidane fue tan absoluto como escaso el peligro que generó. Sumido en un ritmo cansino y atrapado en una circulación de balón sin profundidad, tuvo la oportunidad de sentenciar una eliminatoria que queda abierta para la vuelta, pero de cara para los blancos gracias al postrero gol de Mendy, una anomalía propia del partido.  

Con nueve bajas a las espaldas, las opciones de Zidane para sorprender con la alineación eran muy limitadas. Solo podía hacer una modificación, y la hizo. Sentó a su único delantero centro, Mariano, para darle una oportunidad a Isco. El malagueño actuó, desde la posición de 9, como un centrocampista más, integrado en la circulación cómoda de la que disfrutó el equipo. 

Porque el Madrid se encontró un rival con un juego extinto en la liga española. El Atalanta defiende permanentemente al filo del abismo, con presión individualizada, con el riesgo necesario para atacar como una tromba de agua que arrasa con todo lo que se encuentra.

Expulsión discutible

Fue así hasta la expulsión de Freuler después del cuarto de hora. Gracias a Isco y Vinicius, el Madrid encontró el espacio para una carrera de Mendy, que fue derribado en la frontal del área en una jugada que el árbitro consideró tarjeta roja ante el estupor de los presentes. 

No terminaron ahí los problemas del Atalanta. Antes de la media hora se lesionó Zapata y el equipo italiano perdió su referencia en ataque, aunque Gasperini aprovechó para reestructurar su equipo con otro centrocampista y cambiar su idea de juego por un plan más comedido.  

Ocasión perdida

Al Madrid se le puso todo a favor, una oportunidad inmejorable para liquidar una eliminatoria que pasó de ser peligrosa a un regalo. El dominio blanco era casi absoluto, pero las ocasiones eran escasas. La mejor antes del descanso, como ya viene siendo habitual, fue un cabezazo de Casemiro, el segundo máximo goleador del equipo, que además vio amarilla y no podrá jugar en la vuelta.

La segunda parte transitó con el Madrid instalado en los alrededores del área rival, pero sin generar peligro más que a trompicones, de forma casi accidental, sin soluciones, sin la velocidad suficiente para desbordar. 

Te puede interesar

La única forma de que llegara un gol parecía que tenía que ser con una extravagancia, una singularidad inesperada. Así llegó, a cinco minutos del final, con un disparo de Mendy desde fuera del área con la derecha. 

Ficha del partido:

ATALANTA BC 0

REAL MADRID 0

Atalanta BC: Gollini (5); Toloi (6), Romero (6), Djimsiti (5); Maehle (6), De Roon (7), Freuler (sc), Gosens (7); Pessina (6); Muriel (5), Zapata (7). Técnico: Gian Piero Gasperini (6). Cambios: Pasalic (6) por Zapata (m. 29), Ilicic (4) por Muriel (m. 55), Palomino (sc) por Maehle (m. 84), Malinovskyi (sc) por Ilicic (m. 84).

Real Madrid: Courtois (6); Lucas Vázquez (6), Varane (5), Nacho (7), Mendy (8); Modric (7), Casemiro (7), Kroos (7); Asensio (4), Isco (7), Vinicius (5). Técnico: Zinedine Zidane (6). Cambios: Mariano (5) por Vinicius (m. 56), Hugo Duro (6) por Asensio (m. 75), Arribas (6) por Isco (m. 75).

Goles: 0-1 (m. 85) Mendy.