Las mujeres piden pista en las grandes ligas de EEUU

  • Sarah Thomas, primera que arbitrará en la Super Bowl

  • Kim Ng, nueva 'general manager' de los Marlins, participó en la investidura de Biden

  • Callie Brownson, Becky Hammon y Alyssa Nakken han hecho historia entrenando en la NFL, NBA y MLB

Sarah Thomas, primera árbitra en la final de la Super Bowl.

Sarah Thomas, primera árbitra en la final de la Super Bowl. / AFP / JARED C. TILTON

Se lee en minutos

Las mujeres siguen resquebrajando el techo de cristal de las grandes Ligas masculinas de EEUU. En los últimos tres meses Kim Ng se convirtió en la primera 'general manager' de una franquicia de beisbol de la MLB, Noëlle Needham en 'general manager' asistente de los Chicago Steel de NHL, Becky Hammon en la primera entrenadora en dirigir un partido oficial de la NBA y Callie Brownson en la primera 'coach' de posición en un encuentro de la NFL. Y el próximo 7 de febrero Sarah Thomas será la primera mujer en arbitrar en la Super Bowl.

«Sarah Thomas ha hecho historia de nuevo como la primera mujer oficial del Super Bowl», se felicitó el vicepresidente de operaciones de la NFL, Troy Vincent, al anunciarlo el martes. Thomas, de 47 años, ejercerá de juez de línea. En el 2015 ya se convirtió en la primera colegiada permanente en la historia de la NFL y en el 2019 en la primera en arbitrar en un partido de 'play-off'. «Su rendimiento de élite y su compromiso con la excelencia la han hecho merecedora del derecho a arbitrar el Super Bowl», destacó Vincent. 

Podría no ser la única mujer presente en la gran fiesta del fútbol americano. No solo en las habituales actuaciones musicales del entreacto, sino durante el partido. Maral Javadifar y Lori Locust forman parte del 'staff¡ técnico de los Tampa Bay Buccaners, que se jugarán su pase a la final la madrugada del domingo. Esta temporada, Callie Brownson hizo historia al ser la primera entrenadora en dirigir en un partido de la liga de fútbol americano. En noviembre ejerció de entrenadora de posición de los Cleveland Browns frente a los Jacksonville Jaguars.

Becky Hammon da instrucciones al jugador de los San Antonio Spurs Patty Mills, en diciembre pasado.


/ AP / ERIC GAY

Al mes siguiente, Hammon lograba un hito todavía mayor en la NBA. Leyenda del baloncesto femenino norteamericano, que jugó en España en el Rivas Ecópolis madrileño y en el Ros Casares valenciano, lleva desde el 2014 como entrenadora asistente en los San Antonio Spurs. El pasado 30 de diciembre tomó las riendas del equipo en el tramo final del segundo cuarto del partido contra los Lakers después de que el técnico de los tejanos, Gregg Popovich, fuera expulsado por protestar a los árbitros.

Derribando muros en los despachos

Las mujeres no solo empiezan a a tener presencia en los banquillos de las major leagues masculinas, sino que también comienzan a derribar muros en los despachos. Noëlle Needham pasó a ser en octubre la 'general manager' asistente de los Chicago Steel de hockey. Y el 13 de noviembre Kim Ng se convertía en la primera 'general manager' de una franquicia de las cuatro grandes ligas norteamericanas. Tras casi tres décadas de trabajo en los Chicago White Sox, New York Yankees y Los Angeles Dodgers, los Miami Marlins decidieron ponerla al frente del club. Algo que la ha convertido ya en un símbolo en el deporte de EEUU, como demostró el hecho de que fuera una de las invitadas a participar en la toma de posesión de Joe Biden.  

Te puede interesar

La MLB impulsó hace un par de años el programa 'Take the Field' con la intención de fomentar la presencia femenina en el beisbol. Poco antes los Chicago Cubs y los San Francisco Giants habían fichado a Rachel Folden y Rachel Balkovec como entrenadoras para sus equipos de las ligas menores. Los Giants también apostaron el año pasado por otra técnica, Alyssa Nakken, la primera entrenadora contratada en un equipo masculino de la MLB. El pasado 20 de julio se convirtió en la primera en dirigir un encuentro, ejerciendo como entrenadora de primera base en el duelo de pretemporada ante los Oakland A’s. La histórica camiseta que usó ya está en el Salón de la Fama.