PSG - BASAKSEHIR (5-1)

Neymar lidera una goleada del PSG con tintes antirracistas

  • La UEFA abrió este miércoles una investigación para depurar responsabilidades y nombró a un inspector de ética y disciplina
  • El brasileño se salió en la victoria clara contra el Basaksehir que se inició con todos los jugadores llevando un mensaje antiracista
  • El Gobierno de Rumanía se disculpa por el comportamiento del cuarto árbitro el martes
Mbappé y Neymar, con camisetas antirracistas, al inicio de la reanudación del partido suspendido el martes.

Mbappé y Neymar, con camisetas antirracistas, al inicio de la reanudación del partido suspendido el martes. / AFP / Franck Fife

2
Se lee en minutos
Sergi López-Egea

Quizá lo menos importante del partido disputado este miércoles en el Parque de los Príncipes de París era el resultado, la goleada del PSG liderada por Neymar por 5-1 ante el Basaksehir turco, un encuentro con tintes antirracistas después del incidente y de los desafortunados comentarios del árbitro asistente, el martes por la noche, que motivaron el aplazamiento del duelo y la victoria francesa que les permitió clasificarse para los octavos de final de la Champions como primeros del grupo H, y un posible rival para el Barça.

Investigación abierta

La UEFA abrió este miércoles una investigación para depurar responsabilidades y nombró a un inspector de ética y disciplina para determinar la gravedad de los comentarios del cuarto árbitro de la parte inicial de un partido que se reanudó tras los primeros 13 minutos disputados el martes. El colegiado rumano Sebastian Coltescu se dirigió al árbitro principal.,el también rumano Ovidiu Alin Hategan, tras una protesta del banquillo del Basaksehir y le dijo: "ha sido el negro", en alusión al camerunés Pierre Webo, ayudante del técnico Okan Buruk, y quien había protestado más de la cuenta una falta del PSG.

El desafortunado comentario provocó una ola de protestas, la retirada del equipo turco y la solidaridad del PSG. La UEFA aplazó el partido y decidió cambiar al equipo arbitral. En París se encontraba un grupo reserva, algo habitual para evitar el aplazamiento de un partido en el caso de un positivo por covid 19.Así que de controlar la goleada francesa se encargó el inglés Danny Makkelie.

Las reacciones

Durante todo el día se produjeron diversas reacciones, todas ellas para denunciar el racismo en el deporte.Así, el ministro rumano de Deportes, Ionut Sotre, pidió disculpas en nombre de su país por "un incidente desafortunado".

Asimismo, el árbitro principal, Alin Hategan, se excusó a través de las redes sociales y defendió que los comentarios, en lengua rumana, no habían sido ofensivos.

Erdogan y Macron

Noticias relacionadas

El presidente turco, Tayypin Erdogan, aprovechó el incidente para intensificar su cruzada personal contra Francia y el presidente Emmanuel Macron. "Francia se ha convertido en un país donde se intensifica la retórica racista", dijo.

La polémica, este miércoles, dejó paso al deporte. Los jugadores saltaron al césped del Parque de los Príncipes con camisetas blancas donde se podía leer la consigna de «no al racismo». Y a los pocos minutos del reinició del partido comenzó el festival goleador parisino, con Neymar a la cabeza, como autor de tres de los cinco goles, mientras que Mbappé no quiso quedarse atrás y marcó los otros dos tantos de su equipo, uno de ellos de penalti, cometido precisamente a Neymar, en una noche de juego brillante del brasileño.