Sevilla-Chelsea (0-4)

Giroud le hace cuatro goles a un Sevilla roto

Una noche mágica del francés del Chelsea relega a los de Lopetegui a la segunda posición de su grupo de la Liga de Campeones

Giroud celebra uno de sus cuatro goles ante el Sevilla.

Giroud celebra uno de sus cuatro goles ante el Sevilla. / EFE

Se lee en minutos

Con la clasificación resuelta y solo por dirimir el orden en el grupo para el sorteo de octavos, tanto Lopetegui como Lampard dispusieron sin pudor equipos muy alternativos, pero el resultado fue muy desequilibrado y el Sevilla terminó roto y desecho.

Al equipo de Lopetegui no le dio para competir ante un Chelsea manifiestamente superior que, gracias a cuatro goles de Giroud, será primero por delante del equipo andaluz en su grupo de la Liga de Campeones tras una goleada que deja algo de huella en el historial de Lopetegui.

Desde el inicio, los suplentes del Chelsea demostraron estar más metidos en el partido que los de Sevilla, más allá de una diferencia de calidad que se presupone y que se plasmó en el campo. Para acentuar la rotación de Lopetegui, Vaclík se lesionó en el calentamiento y en el Sevilla tuvo que jugar el canterano Alfonso Pastor en la portería, a la postre el mejor de los locales al final.

Superioridad desde el inicio

Las ocasiones de los ingleses llegaron desde el principio y, antes de los diez minutos, una conducción impecable de Havertz terminó en un pase medido a un Giroud que definió, con regate y disparo cruzado, a la perfección para hacer el primer gol. 

A partir de ahí, ganó posesión el Sevilla, más gracias a una concesión del rival que a méritos propios. Solo se acercó al gol el equipo sevillista en una acción embarullada a balón parado. Al contrario, cada ataque inglés era sinónimo de peligro. 

En el tramo final de la primera parte, aunque sin ocasiones, el Sevilla empezó a ganar peso en el juego. Fue un espejismo, tras el descanso regresó la mejor versión del Chelsea y la resistencia sevillista, que tenía que aguantar hasta que llegaran los refuerzos desde el banquillo, apenas duró diez minutos, lo que tardó Giroud en hacer el segundo gol, tras otro pase interior exitoso ante un permeable Sevilla, gracias una definición con una finura impropia de su fama de tosco. 

El sevillista Óscar (d) intenta robar un balón ante el jugador del Chelsea Hudson-Odoi. / JULIO MUÑOZ (EFE)

A media hora del final llegaron los cambios de Lopetegui, demasiado tarde para voltear la tendencia de un partido muy controlado por un Chelsea que amplió su ventaja cuando entraron tres titulares al campo como Mount, Ziyech y Kanté. De nuevo gracias a Giroud, de cabeza tras un centro lateral, el Chelsea marcó y certificó su superioridad en el grupo de Champions. 

Te puede interesar

Para culminar su noche mágica, el francés Giroud forzó un penalti indiscutible de Sergi Gómez y convirtió su cuarto gol en el partido, una marca histórica en su carrera en medio de un espectáculo impropio de un Sevilla que aspira a llegar más allá de los octavos de final de la máxima competición europea.

Alineaciones:

Sevilla: Alfonso Pastor (7); Navas (5), Sergi Gómez (3), Diego Carlos (4), Rekic (5); Rakitic (4), Gudelj (4), Óscar (5); Vázquez (4), En-Nesyri (4), Idrissi (5). Técnico: Julen Lopetegui (3). Cambios: Koundé (5) por Navas (m. 59), Jordán (5) por Óscar (m. 59), Ocampos (4) por Idrissi (m. 59), Munir (5) por Vázquez (m. 65), Óliver Torres (sc) por Rakitic (m. 75).