01 dic 2020

Ir a contenido

PREMIER LEAGUE

Mourinho agua la renovación de Guardiola

El Tottenham duerme líder tras derrotar a un City que se descuelga de la cabeza (2-0)

José María Expósito

Heung-min Son celebra el gol anotado al Manchester City.

Heung-min Son celebra el gol anotado al Manchester City. / NEIL HALL (EUROPA PRESS)

No ha podido celebrar Pep Guardiola su renovación por dos años con el Manchester City con una victoria. En un duelo de trayectorias opuestas, el Tottenham de José Mourinho ha sumado este sábado su cuarta victoria consecutiva en la Premier (2-0) para dormir líder a la espera de lo que suceda este domingo en la visita del Leicester a Anfield. El City, con solo tres victorias en 8 jornadas (y un partido aplazado), es 10º a 8 puntos de los Spurs, en el que es el peor arranque de Guardiola en su exitosa trayectoria como entrenador. Todo un reto el que tiene por delante el tecnico catalán.

Dos fogonazos le dieron la victoria al Tottenham ante un City que acaparó el balón (76% de posesión), aunque Mourinho lo tuvo claro tras el partido: "Se pueden llevar la pelota a casa si quieren, yo me llevo los tres puntos". El argumento le hubiera valido en cualquier caso, pero lo cierto es que el dominio de la pelota no se tradujo esta vez en ocasiones claras de los celestes. "Tenemos que empezar a ganar partidos. En términos de juego no estamos tan lejos, pero estamos teniendo muchas dificultades para marcar goles. No es culpa de nadie en concreto, pero 10 goles en 9 partidos no es suficiente", analizó Pep.

Era el 24º enfrentamiento entre Mourinho y Guardiola, el 'clásico' de los banquillos de este siglo, disputado con múltiples camisetas cada uno desde aquellos cuatro duelos entre Barça e Inter en la Champions 2009-10 (el saldo es de 11 a 7 para Pep, con 6 empates). Una turbulenta relación que atraviesa un momento tranquilo (un volcán dormido, en cualquier caso) pese a que 'Mou' caldeó la previa a cuenta de las supuestas presiones de su némesis para que Sterling regresara de la concentración de la selección inglesa. "Quizá Mourinho es médico y no lo sé", le respondió el de Santpedor. Las polémicas entre ambos ya no son lo que eran.

Mourinho y Guardiola dan instrucciones durante el choque. / NEIL HALL (EFE)

No fue titular Sterling, pero Guardiola pudo por fin contar con un 'nueve' en su once, Gabriel Jesús, después de tener que improvisar en este difícil inicio de curso ante las lesiones del brasileño y de Agüero, que vio todo el partido desde el banquillo. Ferran Torres pudo así volver a la banda, y en el primer minuto estuvo a punto de marcar arrancando desde la izquierda.

El valor añadido de Kane

Todo el mundo tenía en mente el mismo guion para el duelo: el balón para el City y el Tottenham resguardado atrás para salir al contragolpe. Que el Tottenham se adelantara a los 5 minutos lo reafirmó. Marcó Son, apareciendo a la espalda de la defensa para recoger un pase vertical de Ndombélé, aunque medio gol hay que anotárselo a Kane, que se llevó consigo a los dos centrales (Rúben Dias y Laporte) para crear un espacio perfectamente aprovechado por sus compañeros.

El delantero inglés marcó poco después tras un espectacular contragolpe, pero fue anulado inmediatamente por fuera de juego en el último pase. No tuvo muchas más ocasiones el Tottenham en la primera mitad, en la que el dominio 'citizen' iba creciendo a la par que disminuían las salidas en velocidad locales. El City llegó a empatar con un tiro colocado de Laporte a pase de Gabriel Jesús, pero el árbitro fue invitado a consultar el monitor y vio el claro control con el brazo del delantero.

Alderweireld impide el remate de Gabriel Jesús. / CLIVE ROSE (AFP)

El City creía en su fórmula, pero también el Tottenham, embotellado en el primer tramo de la segunda mitad. Parecía que en una u otra ocasión el balón atravesaría el bosque de piernas del área local. Pero cuando más tranquilo vivía Ederson, vio cómo con un pelotazo de la defensa y un pase profundo de Kane, Lo Celso se plantaba ante él y le batía 30 segundos después de entrar al campo (m. 65). El ego de Mourinho, autoproclamado ahora 'The Experienced One', debió alcanzar la altura del London Eye.

Tottenham, 2 - Manchester City, 1

Tottenham: Lloris; Aurier; Aderwireld (Rodon, m. 85), Dier, Reguilón; Sissoko, Hojbjerg; Bergwijn (Moura, m. 73), Ndombélé (Lo Celso, m. 65), Son; Kane. Entrenador: José Mourinho.
Manchester City: Ederson; Walker, Rúben Dias, Laporte, Cancelo; De Bruyne, Rodrigo, Bernardo Silva (Foden, m. 72); Mahrez (Sterling, m. 72), Gabriel Jesús, Ferran Torres. Técnico. Pep Guardiola.
Goles: 1-0 (m. 5), Son; 2-0 (m. 65), Lo Celso.