Países Bajos-España (1-1)

Escaso empate de España ante Países Bajos

La selección de Luis Enrique se queda con un gol de Canales como único premio en un intento de homenaje en el Estadio Johan Cruyff

Canales golpea para marcar el gol de España ante Países Bajos.

Canales golpea para marcar el gol de España ante Países Bajos. / X01348

Se lee en minutos
Alejandro García
Alejandro García

Periodista

ver +

En un Países Bajos-España en el Estadio Johan Cruyff, lo imperdonable hubiera sido que se hubiera visto un cerrojazo. Los entrenadores no proponen eso y lo propio es lo que se vio: dos equipos priorizaron su apuesta ofensiva, con sistemas dispuestos para tener el balón, atacar a través del pase y presionar en el campo del rival. 

Con el inevitable ambiente de amistoso que rebajó la intensidad de faltas, la brega y los niveles de tensión, el fútbol se fue abriendo paso a base de superar con frecuencia las primeras líneas presión de dos conjuntos, con tanto criterio con el balón como deficiencias en el robo. Así fue mejor en el primer tiempo una España que carente de remate que se quedó con un gol de Canales como todo el bagaje en goles de una propuesta de juego más atractiva que eficaz. 

Apuesta a la holandesa

El rendimiento del equipo neerlandés hizo justicia al atrevimiento de Frank de Boer con un once muy reconocible, con nombres ofensivos y una apuesta por el talento, con el barcelonista De Jong y el objetivo culé Memphis Depay, sin poderío para contrarrestar el juego de combinación español. Fue la antítesis de aquel equipo de juego violento que diez años atrás perdió ante España la final del Mundial 2010, en la que el actual seleccionador era asistente de Van Marwijk. 

El partido tenía que servir para probar cosas con la vista puesta en la Eurocopa del próximo verano y Luis Enrique, con una alineación más alternativa que su rival, dejó de lado su nuevo giro hacia un ataque con extremos muy claros para volver a colocar a jugadores con más tendencia a jugar por dentro. 

El encargado del remate era un Morata que llegaba en estado de gracia goleador con la Juventus y que se quedó sin marcar pero fue el mejor español mientras estuvo en el campo. El atacante se asoció con mucho éxito y una clarividencia pocas veces exhibida, impulsada por una confianza rebosante. En una de esas acciones generó el gol español, con recepción, conducción y pase decisivo para un Canales que cruzó el balón con certeza a la red. 

La selección española jugó muchos minutos a placer, con la oposición justa, ese contexto en el que salen a relucir las mejores virtudes del proyecto de Luis Enrique: dominio, posesión, muchos pases y verticalidad, con mención especial para Canales. 

De Jong y Memphis 

Freenkie de Jong, que jugó 45 minutos, fue el hilvanador del juego neerlandés, protagonistas de los únicos detalles de verticalidad de su equipo en el primer tiempo. Al inicio del segundo periodo, con cuatro cambios, llegó el empate neerlandés después de un fallo de la línea defensiva a la hora de despejar un centro sin demasiado peligro que terminó en un Van de Beek libre de marca en el segundo palo.

En esos minutos, en los que España amenazó con perder por completo el control del partido, empezó a aparecer Memphis Depay por cualquier parte del ataque y tuvo la mejor ocasión neerlandesa para ganar.

Atléticos en la selección

Debutó como internacional Marcos Llorente y su compañero Koke, que ha pasado de años sin ir a la selección a portar el brazalete de capitán, prueba de su bagaje con España, encadenó minutos de juego excelso en el segundo tiempo, con pases decisivos, llegadas al área y un mando en el juego que devolvió la iniciativa al equipo de Luis Enrique.

Con los cambios, de nuevo con extremos y Ferrán como falso 9, la selección transitó por minutos sin demasiado control ni continuidad en el juego de ataque, pero con jugadas prometedoras que, como casi siempre, terminan lejos del gol. 

Noticias relacionadas

Antes de la media hora, Gayà se tuvo que ir al banquillo con un golpe en la parte alta del ojo izquierdo tras un cabezazo con Hateboer, aparentemente aturdido y con una profunda brecha en la ceja que requirió de puntos de sutura.

Ficha del partido:

PAÍSES BAJOS      1