ESTRELLA RENACIDA

Mourinho lucha para recuperar al mejor Bale

El 'Expreso de Gales' empieza a carburar en Londres de la mano de su técnico, que le mima en su regreso a la Premier

Bale controla el balón durante el partido contra el Ludogorets de Europa League.

Bale controla el balón durante el partido contra el Ludogorets de Europa League. / STOYAN NENOV (REUTERS)

3
Se lee en minutos
Dani Terra

"Lo que más me sorprendió es que en el campo de entrenamiento del Tottenham hay como pequeños campos de golf. Los pusieron por Bale. Yo pregunté si iba en serio, me quedé flipando". Sergio Reguilón, el ex lateral izquierdo del Real Madrid, actualmente en el Tottenham, acaparó todos los titulares de la prensa deportiva al dejar caer en una entrevista en la Cadena Ser que el equipo de Londres había construido un 'pitch and putt' para el retorno del galés.

"El idioma lo es todo para él"

No iba en serio. Seguramente algún compañero le gastó la novatada a Reguilón para reír un poco y soportar mejor el frío del invierno londinense que empieza a asomar. Lo cierto es que, como explica 'The Independent', esos hoyos para jugar al golf llevan un tiempo ya en el campo de entrenamiento de los Spurs. En cualquier caso, bromas aparte, Gareth Bale parece haber abandonado la apatía madrileña. En Londres, mejora su 'swing' y, lo más importante, mejora su rendimiento futbolístico. Reguilón lo reconocía: "Está muy feliz. Le noto diferente. El idioma lo es todo para él. Es verdad que habla bien español, pero aquí en Inglaterra se le nota mucho más a gusto".

Bale (derecha) celebra este jueves un gol con Kane y Lucas Moura. / EFE

Precisamente, de la conexión hispano-galesa nació el primer gol de Bale en su retorno al Tottenham el pasado fin de semana. Partiendo desde el banquillo en su segundo partido en la Premier League, el delantero entró en el minuto 70 con empate a 1 en el marcador ante el Brighton. En el 73, buen centro de Reguilón desde la izquierda y Bale conectaba un testarazo inapelable. 2 a 1. Victoria de los Spurs y tercera posición en la Premier League.

Dardo al Madrid

Su entrenador, José Mourinho, fiel a su socarronería, dejó caer una de las suyas en la rueda de prensa posterior al partido: "Cuando tenga cinco minutos, voy a buscar en internet qué dicen las webs de Madrid sobre Gareth Bale". El técnico portugués sabe que su jugador salió por la puerta de atrás del Santiago Bernabéu y quiere que entre por el acceso principal del Tottenham Hotspur Stadium. Mourinho lo defensa a ultranza en cada conferencia con los medios de comunicación: "Preferiría tener su reputación y sus cuatro Champions. Yo sólo tengo dos. Los hechos con Gareth demuestran que marcó diferencias con el Real Madrid".

Mourinho saluda a Bale tras sustituirle. / AFP

Si 'Mou' está dando la cara por él es porque realmente confía plenamente en recuperar su mejor versión. Hasta hace tres semanas, había pocos motivos para creer en su resurgimiento. Antes de empezar la temporada, se lesionó la rodilla. Un mes de baja. Volvían los fantasmas. Además, la prensa deportiva británica (y la española) se cebaron con él el día de su redebut en la Premier.

El pasado 18 de octubre saltó al campo ante el West Ham con un 3 a 0 favorable para el Tottenham en el minuto 72. El encuentro terminó con empate a 3. Pese a que no fue culpable directo de la remontada visitante y hasta tuvo la oportunidad de marcar un golazo, ya se habló de "gafe".

Explosividad y confianza

Noticias relacionadas

Consciente de su fragilidad, Mourinho lo está tratando con mimo para que vaya cogiendo ritmo de competición. Dos apariciones en la Premier jugando 20 minutos. Tres titularidades en la Europa League siendo sustituido a la hora de juego. La última, ayer mismo, en la victoria por 1 a 3 frente al Ludogorets. A medida que van pasando los partidos, se le ve con más explosividad y más confianza. No tardaremos mucho en verlo de titular en la Premier League si sigue así. 'The Special One' lo sabe y lo regula. Quiere que 'el Expreso de Gales' vuelva a ganarse parte de su apodo. De momento, aunque aún no es un AVE, ya no es un tren de cercanías.