24 nov 2020

Ir a contenido

CRISIS INESPERADA

Barça de fútbol sala: de campeón de Europa a colista en la Liga

Uno de quince puntos lleva el equipo de Andreu Plaza, que desde que ganó la Champions han entrado en un bache de resultados

Álvaro Chaves

El Barça de fútbol sala celebrando la Champions 2020

El Barça de fútbol sala celebrando la Champions 2020

No levanta cabeza el Barça de fútbol sala desde que hace poco más de 15 días fuesen campeones de la Champions. Esa era la gran tarea que tenía para esta temporada —casi sin haberla empezado— el equipo dirigido por Andreu Plaza, pero no la única.

Ya que la sensación que da desde fuera es que ya tienen los deberes hechos y no encuentran la motivación en encuentros alejados de las fechas claves del campeonato. Sea o no eso, la cuestión es que les está costando horrores jugar con la destreza que te brinda la condición de ser Campeón de Europa.

Solo un punto de 15 posibles son los que lleva el equipo en la liga regular, cosa que los mantiene últimos en la clasificación de la LNFS. Cifra muy pobre teniendo en cuenta que, con seis millones de euros, se trata del presupuesto más elevado de la liga, y de los mayores del mundo del fútbol sala.

Solo para que se hagan una idea, Viña Albali Valdepeñas, equipo revelación de la pasada temporada que llegó a la final del playoff, no supera los 800.000 euros, y su entrenador, David Ramos, compagina sus labores en el club con las de mecánico en una empresa de automoción.

También es cierto que los azulgranas ya se han enfrentado a equipos como Inter Movistar, contra el que basó sus oportunidades con inofensivos tiros lejanos, y Palma Futsal esta semana, ante el que ya estuvo algo mejor, pero también acabó perdiendo en los instantes finales.

La Copa, en peligro

El desastroso arranque de liga puede costar caro al club, ya que en enero los ocho primeros clasificados son los que obtendrán plaza para disputar la Copa de España, y como los blaugranas no empiecen a sumar de tres en tres, se esfumará sin opción a pelearla una opción de título.

Tras la última derrota, Miguel Andrés, segundo entrenador de equipo catalán que dirigió el partido en Palma por la cuarentena que está haciendo Andreu Plaza debido al contacto que ha mantenido con un positivo, afirmó que están fastidiados,  pero que no desesperan."Quedan 87 puntos aún por jugar. Hemos visto la capacidad que tiene el equipo de competir. El camino es trabajo y confianza", asevera. 

La continuidad de Andreu Plaza

Andreu Plaza tiene contrato hasta junio de 2022. Lleva al cargo del equipo desde 2016, cuando la junta directiva  de Bartomeu destituyó tras 12 años al frente del equipo a Marc Carmona, quien hizo grande al club en esta sección tomando el cargo cuando aún estaba en la División de Plata.

El despido se produjo de manera repentina. A las puertas de las semifinales por el título de liga de 2016, que el Barça perdería en la final contra Inter.

Semanas después el directivo responsable de la sección de fútbol sala, Josep Ramon Vidal-Abarca, depositó su la confianza en Plaza, que ya había tenido una experiencia previa en el club a cargo del filial, anunciándolo como entrenador y secretario técnico del primer equipo.  Pero su situación puede verse en cuestión cuando tome el mando una nueva junta directiva.

Temas Fútbol sala