TERREMOTO EN LALIGA

El fútbol se queda sin patrocinios de casas de apuestas

Alberto Garzón avisa por carta a los clubes de Primera y Segunda que deberán finquitar sus contratos con estas empresas antes de final de temporada

El Real Decreto prohibirá también este tipo de publicidad en el resto de deportes

Alberto Garzón, líder de IU y ministro de Consumo.

Alberto Garzón, líder de IU y ministro de Consumo. / DAVID CASTRO

Se lee en minutos

Dyc Breogán, Gin MG Sarrià, Licor 43, Ron Negrita Joventut... Hubo una época en la que los licores de alta graduación estaban muy presentes en las competiciones deportivas. Hasta que el Gobierno español decidió en el 2012 prohibir la publicidad de las bebidas con más de 20 grados pudieran ser visibles en recintos deportivos. Desde el 2016 tampoco no puede anunciarse tabaco en los coches, pilotos, motos y motociclistas que compiten los GP de Montmeló o Jerez. Ahora el ministerio de Consumo ha puesto en la diana a las casas de apuestas que se habían convertido en los espónsors de la mayoría de equipos de fútbol y básquet. El ministro Alberto Garzón ha enviado una carta a los presidentes de los clubes de Primera y Segunda para advertirles de que deben extinguirlos al final de la temporada.

"En los últimos años, el patrocinio de casas de apuestas y juegos de azar en los clubes deportivos, así como la publicidad llevada a cabo por deportistas individuales, han contribuido a normalizar una práctica que conlleva graves riesgos sanitarios y sociales que se minimizan necesariamente en el ejercicio de la publicidad", denuncia la misiva, que deja claro que a partir de la entrada en vigor del Real Decreto ya no se permitirán más acuerdos de este tipo y que los vigentes tendrán que romperse antes del 30 de agosto. Como señala el ministro en su carta, hace cuatro los jóvenes entre 19 y 28 años representaban un 29% de los nuevos apostantes, cifra que subió al 40% el año pasado. Además, apunta Garzón, el gasto medio de los jóvenes a esta actividad ha aumentado un 13%.

En el fútbol es donde más fortuna han hecho este tipo de patrocinios. En la actualidad, todos los clubes menos la Real Sociedad tienen acuerdo con este tipo de patrocinadores de una forma u otra. El club donostiarra decidió someter esta decisión a la voluntad de sus socios. "¿Apruebas que la Real Sociedad suscriba acuerdos de patrocinio de casas de apuestas en el futuro?", fue la pregunta que se hizo en la asamblea del 2018, que tuvo una respuesta masiva: 5.715 lo hicieron en contra y solo 841.

Desde el Barça destacan que solo tienen un patrocinador menor, 1XBET, por lo que señalan que no tendrá mucho impacto en sus cuentas mientras que en LaLiga explicaban que las pérdidas en Primera y Segunda por la supresión de estos patrocinios podrían llegar a alcanzar un total de 80 millones de euros, cifra que Javier Tebas elevó el pasado lunes. "El impacto económico será de 90 millones. Es verdad que el mundo de las apuestas es un mundo salvaje y que habría que regular, pero no prohibir. Creo que hay demagogia en ese aspecto", sentenció el presidente de la Liga, denunciando un agravio comparativo con otros países. "Van a seguir las casas de apuesta, pero habrá una disminución. Pero es contradictorio, porque yo estaba viendo el GP de Portugal y ahí sí hay casas de apuesta. ¿Se prohibirá esa retransmisión en España? Vamos a ver grandes eventos con publicidad de casas de apuestas".

Te puede interesar

Extensivo a otros deportes

Aunque la carta de Garzón se haya mandado solo a los clubes de fútbol, desde el ministerio dejan claro que la nueva normativa también afecta al resto de deportes. Un buen ejemplo del cambio que esto supone lo encontramos en el vigente campeón de la ACB, que se llamaba Kirolbet Baskonia cuando conquistó el título este verano. Ante la amenaza de la nueva ley la casa de apuestas ha dejado de dar nombre al equipo, aunque sigue en la camiseta. En la actualidad solo el Retabet Bilbao mantiene esta publicidad en el nombre del equipo por cuarta temporada seguida, aunque muchos clubes mantienen otras fórmulas de patrocinio. A partir del 30 de agosto ningún equipo podrá llevar ya ni publicidad de este tipo en las camisetas ni como complemento al nombre o al estadio.