LIGA DE CAMPEONES

Los más de doce trabajos de Zidane

El Madrid se juega el futuro europeo en Alemania ante el Borussia Monchengladbach, con Hazard de vuelta a la convocatoria

Zinedine Zidane da órdenes durante el último Clásico desde el banquillo del Madrid.

Zinedine Zidane da órdenes durante el último Clásico desde el banquillo del Madrid.

Se lee en minutos

De la misma forma que el héroe mitológico Hércules, en plena ejecución de los 12 trabajos que le encargó la sacerdotisa de Delfos, iba forzosamente con tiento después de matar al león de Nemea conocedor de que le aguardaba un futuro incierto e intrincado hasta llegar al enfrentamiento con Cervero; Zidane es plenamente consciente de que la euforia madridista después de la victoria ante el Barça es pan para hoy y hambre para mañana.

Con apenas un reto completado de los desafíos (incontables, al contrario que los de Hércules) que tiene por delante, el Madrid se juega esta noche el futuro europeo en Alemania, y así se irán sucediendo las bravatas hasta llegar a una primavera que se atisba tan distante como que los blancos resuelvan cuestiones más nucleares como la falta de gol o el envejecimiento de la plantilla. 

Concentrados los 90 minutos

“Hay que confirmar lo que hicimos el fin de semana. Conocemos la situación y tenemos que hacer lo mismo: luchar y pelear. Sabemos que cada tres días vamos a jugar contra un equipo que te puede meter en dificultades, tendremos posibilidades si estamos concentrados los 90 minutos”, insistió en la previa un Zidane conciso en sus respuestas, como si cada palabra de menos que dijera fuera un momento más que de dedicación al partido.

El Madrid necesita un nivel de exigencia máxima, como ante el Barça, para maquillar las carencias estructurales que expusieron sin clemencia el Cádiz y el Shakhtar. “Durante tres años fuimos los mejores y ahora es el Bayern. Hay que aceptarlo”, reconoció el medio blanco Toni Kroos. 

Una final

El partido en Alemania es menos mediático que el Clásico, pero más importante para el futuro inmediato de un Madrid al que tantas veces encumbró una Champions que amenaza con una eliminación histórica. Nunca ha caído eliminado en la fase de grupos, un riesgo real si no saca algo positivo de Monchengladbach. Otro examen tan exigente como el del Camp Nou. “Es una final para nosotros”, asumió Kroos. “Tendremos que jugar mejor que el sábado”, añadió. 

Aunque se consiguió con tanta implicación colectiva como polémica, la victoria en Barcelona fue balsámica, pero el panorama europeo blanco está minado por la derrota ante el Shakhtar y aún espera Inter de Milán la semana que viene. 

Te puede interesar

La nota positiva es el regreso de Hazard a una convocatoria, sin jugar un partido desde agosto y con un entrenamiento. “Si está con nosotros es que está bien. Lo importante es que está y es una alegría”, dijo el entrenador algo a la defensiva. La confirmación de la lesión muscular de Nacho no ha hecho más que confirmar la tercera baja en el lateral derecho, un puesto para el que se reivindicó en el Clásico Lucas Vázquez.

Alineaciones probables:

Borussia Monchengladbach: Sommer; Lainer, Ginter, Elvedi, Bensebaini; Kramer, Neuhaus; Thuram, Embolo, Hofmann; Plea. Técnico: Marco Rose. Poulsen, Beyer, Zakaria, Benes, Lázaro y Stindl son baja.