JUEGO DE ESPÍAS

Las fotos que usó Las Palmas para echar a Tana: cachimbas y a 180 kilómetros por hora en coche

El informe de los detectives del club canario data visitas nocturnas a un pub y rondas fumando pipas de agua

El jugador denuncia la improcedencia del despido y defiende que no cometió ninguna falta de gravedad

Pedro Tanausú Domínguez, en una de las fotografías incluidas en el informe de los detectives contratados por la Unión Deportiva Las Palmas.

Pedro Tanausú Domínguez, en una de las fotografías incluidas en el informe de los detectives contratados por la Unión Deportiva Las Palmas.
El club reprocha a Tana que subiera y bajara de una embarcación e hiciera otros movimientos sin aparentes problemas pese a que estaba lesionado, basándose en las imágenes captadas por los detectives.

/

Se lee en minutos

Los detectives privados estuvieron casi un mes vigilando su "actividad habitual y su comportamiento en la vida diaria". Después de que redactaran su informe, Pedro Tanausú Domínguez Placeres, Tana para el mundo del fútbol, fue despedido de la Unión Deportiva Las Palmas. El jugador ha recurrido esa decisión y defiende que no ha cometido ningún acto de indisciplina. Un juez decidirá si, como hicieron en su día grandes equipos como el Real Madrid y el Fútbol Club Barcelona, es lícito utilizar esos informes de detectives para tomar decisiones laborales y profesionales. Y si la investigación sobre Tana ha descubierto causas suficientes para despedirle.

El informe de los detectives sobre Tana, que consta en la investigación del caso, lo muestra varias veces acudiendo de noche al pub Osiris Sisha Lounge de Las Palmas, donde lo fotografían fumando shishas o cachimbas. Así, el 25 de junio, los investigadores que siguen al futbolista lo ven entrar con su novia en el local a las doce de la noche. Ambos están "acomodados en el fondo del local, fumándose cada uno una Shisha, mientras ojean el teléfono móvil y él está tomando una botella de agua", según el informe, elaborado por la agencia Mira Detectives a petición del club.

Después del partido

El sábado 27, su equipo jugó contra el Elche. Tana volvió a ser suplente. Esa misma noche, los detectives le siguen y ven cómo regresa, esta vez solo, al mismo local de copas. Como no sale, los investigadores entran al local y escriben lo que ven: "Vemos que el investigado sigue acomodado en su sillón, fumándose una shisha y bebiendo un refresco de 7Up, mientras observa en la tele un partido de fútbol".

Otro de los días en que está siendo vigilado, el futbolista de la Unión Deportiva Las Palmas acude de nuevo al pub Osiris, "al que accede siendo las 23.47 horas", se lee en el informe. Poco tiempo después, los investigadores ven como Tana "sale del establecimiento junto con los camareros, que se encuentran ya cerrando el local". Todos acuden al coche del  futbolista y van luego hasta su casa, "inmueble al que acceden todos tras estacionar junto a la puerta".

Cinco faltas graves

Miguel Ángel Ramírez, presidente de la U.D. Las Palmas, afirmó en el programa 'El partidazo' de la cadena COPE que Tana "ha cometido cinco faltas graves en cinco meses". EL PERIÓDICO ha contactado con Tana para recabar su versión. El jugador asegura que "lo que ellos han dicho (en relación a los argumentos del club sobre su despido) y lo que pone en el informe (de los detectives) no tiene nada que ver, no hay ninguna falta grave ni mucho menos en mi comportamiento ni nada que incumpla el régimen interno". Tana añade que "ni yo ni mis abogados diremos nada del tema, solo hablaremos donde nos importa, en el juicio. Siempre hay dos versiones de las cosas". Y concluye: "yo, la mía se la daré al juez".

Además de esas visitas nocturnas al local de copas, los detectives recogen en su informe que Tana conduce por encima de los límites de velocidad. En una ocasión, incluso son incapaces de seguirlo y pierden su rastro. En otra, el 17 de julio, tras un entrenamiento en la ciudad deportiva de Las Palmas, los investigadores recogen que el jugador "circula a gran velocidad por la autovía, llegando a alcanzar los 180/190 kilómetros por hora, hasta que toma la salida 46, en dirección a San Fernando-Maspalomas".

Lesionado y en el muelle

Después de recoger a una persona, Tana acude al muelle de Arguineguín. Los detectives siguen y fotografían sus pasos: "se encaminan a la zona del puerto, poniéndose a conversar con un par de hombres sobre una embarcación de recreo". Los investigadores afirman que Tana y cuatro personas más hablan animadamente, "se quitan sus camisetas para ponerse crema de sol" mientras esperan que unos operarios bajen una embarcación para salir a navegar. Algo se tuerce entonces, porque un operario llama al futbolista, que lo acompaña a la barca. El hombre le explica algo que hace suspender la travesía.

El club reprocha a Tana que subiera y bajara de una embarcación e hiciera otros movimientos sin aparentes problemas pese a que estaba lesionado, basándose en las imágenes captadas por los detectives / EL PERIÓDICO / .

Aquel día, su equipo jugaba contra el Rayo Vallecano y Tana no estaba convocado por lesión. En la carta de despido, la directiva de Las Palmas le reprocha que no guardara distancia social ni llevara mascarilla para protegerse del coronavirus y que subiera y bajara de la embarcación así como que hiciera otros movimientos sin aparentes problemas pese a su lesión.

El informe también recoge imágenes del  deportista acudiendo por su cuenta y, según la versión de Las Palmas, sin permiso del club, a un centro deportivo llamado Las Cornisas. En esos días, Tana estaba lesionado. Padecía una sobrecarga en el glúteo.

El sábado 3 de julio, los detectives vigilan la casa de la novia del futbolista y fotografían "la llegada de varias personas a la zona, las cuales después de estacionar se dirigen al interior del chalet con bolsas y bebidas en sus manos". Los detectives no ven entrar ni salir a Tana, pero concluyen que "resulta evidente que se está celebrando una fiesta en el interior del chalet y es poco probable que se desplacen a otro lugar".

Otros episodios

El jugador tenía contrato hasta junio de 2023. El club incluyó en el acuerdo unas cláusulas que penalizan "conductas no deportivas". Tana se había visto implicado en un incidente a la salida de una discoteca en 2017 y vomitó en un entrenamiento en febrero de 2020. Su entrenador, Pepe Mel, pidió entonces no "demonizarlo" y admitió que el deportista estaba "un poco perdido". En el despido comunicado tras el informe de los detectives, el  club recoge que compareció "bajo los efectos de bebidas alcohólicas" a dos entrenamientos.

Te puede interesar

El futbolista se defendió  a través de un comunicado difundido en su cuenta de Twitter: "En el pasado cometí errores, como cualquier persona puede cometer a lo largo de su vida, pero actualmente tengo la conciencia muy tranquila porque mi comportamiento ha sido totalmente profesional". Tana añadía: "Mis abogados y yo entendemos que no existe ningún acto de indisciplina ni que incumpla el régimen interno y, por tanto, no existe ningún argumento por el cual el club pueda resolver mi contrato". El jugador advertía de que va a llegar "hasta el final para que nada ni nadie manche mi honor como profesional y salga toda la verdad".

Además de a Tana, los detectives contratados por la directiva de la Unión Deportiva Las Palmas vigilaron a otros cinco futbolistas del equipo profesional. Después de recibir los correspondientes informes de seguimiento, el club decidió no sancionar a ninguno de ellos.