LA DISPUTA ENTRE LA LIGA Y LA RFEF

El CSD resuelve que haya partidos de Liga los viernes y los lunes

Las mañanas de los sábados y domingos quedan a cambio reservadas para el fútbol femenino y el no profesional

Ansu Fati.

Ansu Fati. / MIGUEL MORENATTI (AP)

Se lee en minutos

La Liga volverá a programar partidos los viernes y los lunes a partir del próximo fin de semana. Así lo ha resuelto este viernes el Consejo Superior de Deportes (CSD), poniendo fin (de momento) a una larga disputa entre la Liga y la Federación Española. La Liga, a cambio, deberá dejar libres las mañanas de sábados y domingos para el fútbol femenino y el no profesional.

Este mismo sábado el juez Sánchez Magro debía dictar sentencia sobre este conflicto de intereses, a raíz de la demanda interpuesta por 30 clubs de Primera y Segunda. La decisión estaba ya tomada, pero no notificada. El CSD le ha informado de su decisión y, por el momento, el asunto queda resuelto por la vía deportiva, lo que no quiere decir que el litigio no pueda volver a los tribunales. De hecho, dentro de unos meses deberá haber un fallo definitivo en la Audiencia Provincial. El propio comunicado del CSD lo advierte: este nuevo marco "se diseña respetando escrupulosamente el espacio de la decisión judicial que finalmente recaiga sobre el conflicto que sostienen la RFEF y la LNFP en los tribunales".

La profesionalización del fútbol femenino

En cualquier caso, Irene Lozano ha tenido que volver a mediar entre los irreconciliables Javier Tebas y Luis Rubiales para poner fin a una disputa que ha obligado a ir modificando los horarios de cada jornada en este inicio de temporada. A partir del próximo fin de semana (jornada 7), la Liga ya podrá programar partidos los viernes y, hasta un máximo de 20 jornadas por temporada, los lunes. A cambio, el CSD reserva dos franjas, las matinales de sábados y domingos, para el fútbol femenino y el no profesional. Los partidos de Primera y Segunda División masculina no podrán empezar antes de las 14.00 horas. Así, el CSD reitera su "compromiso firme de impulsar la profesionalización de la primera división de la liga femenina para la próxima temporada". 

En su argumentación, el CSD reconoce "el papel del fútbol profesional para el sector del deporte, por su papel tractor en términos económicos y su contribución directa e indirecta al PIB y al empleo", y enfatiza que esa condición de "locomotora del deporte" ha quedado acentuada ante "las dificultades económicas de la pandemia". Por ello, pretende "contrarrestar la incertidumbre que impone la pandemia [...] otorgando mayor flexibilidad en la organización de los partidos a lo largo de la semana".

Te puede interesar

Crítica a los "bloqueos" de la RFEF

El escrito firmado por Lozano recalca que del convenio de coordinación entre la RFEF y la Liga se desprende que es esta última quien "ostenta la competencia para organizar la competición profesional", y que a la RFEF le corresponde "la función de coordinación en determinados supuestos, como las modificaciones de fechas y horarios para garantizar el normal desarrollo de la competición", pero subraya que esa potestad "no debe dar lugar a bloqueos que pongan en peligro el desarrollo pacífico de la competición".