24 oct 2020

Ir a contenido

SORTEO DE LA CHAMPIONS

El peligro es la Juventus

Dinamo de Kiev y Ferencvaros completan un grupo que pudo ser más complicado

Raúl Paniagua

Montaje con las papeletas de los cuatro clubs del grupo G.

Montaje con las papeletas de los cuatro clubs del grupo G. / AFP

Todo sorteo de Champions suele contar con agraciados y damnificados. También suele existir el clásico grupo de la muerte con varios aspirantes poderosos en busca de los octavos. No fue el caso de este jueves en Ginebra, donde la gala deparó ocho grupos bastante equilibrados, con la Juventus como gran rival de un Barça que no conquista el torneo desde el 2015. Más tiempo en blanco lleva la vecchia signora, que no reina en Europa desde 1996.

Si el año pasado los azulgranas cayeron en un grupo complejo con Dortmund, Inter y Slavia de Praga, en esta ocasión las cosas se complicaron desde el inicio con la bola de la Juventus como primer rival. Es cierto que había rivales más débiles como el Zenit y el Oporto, pero también más poderosos como el Bayern de Múnich y el Liverpool.

Pirlo, tras Zidane y Guardiola

La Juve, al menos, evitaba la posibilidad de medirse con un club italiano del tercer bombo, en el que el Inter aparecía como el gran coco. El subcampeón de Italia le correspondió al Madrid, que vivió un sorteo de altibajos. Tuvo suerte con su primer rival (el Shakhtar Donetsk), pero después le tocaron dos piedras con el Inter y el Mönchengladbach.

Al Barça le espera el campeón de las nueve últimas ligas de Italia, la mejor racha de las grandes competiciones europeas. Con Sarri en el banquillo repitió éxito en el calcio, pero el batacazo europeo ante el Lyón en octavos le costó el puesto. Ahora manda Andrea Pirlo, que asumió el cargo en una operación exprés con el objetivo de seguir los pasos de Zidane Guardiola, antiguas estrellas del balón que triunfaron en sus primeras experiencias en los banquillos. El reto es claro: solo le vale ganar la Champions.

"Un gran desafío"

Sin Higuaín, que se marchó a la Liga de EEUU, la Juve cuenta con Morata, cedido por el Atlético, como principal novedad. No le basta al campeón de Italia, que quiere reforzar el ataque con Joaquín Correa, del Lazio. «Contra el Barcelona será un gran desafío. Será fascinante porque se enfrentarán los que, para mí, hoy en día son los mejores jugadores del mundo: Cristiano y Messi», dijo Pavel Nedved, el exjugador checo que ostenta el cargo de vicepresidente del conjunto turinés.

El Dinamo de Kiev era el club con el coeficiente más alto del tercer bombo. Su entrenador, el mítico Mircea Lucescu, es el más veterano de la historia del torneo con 75 años. El Ferencvaros, mientras, era el equipo con peor bagaje de los 32 participantes. «Es un grupo fantástico, será una apasionante experiencia», comentó Tamás Hajnal, directivo del club húngaro, que vuelve a la Champions 25 años después. 

"Máxima exigencia"

Mientras la dificultad del grupo del Barça fue de más a menos, en el caso del Madrid las sensaciones fueron las inversas. Primero cayó el Shakhtar, bien recibido por los blancos cuando podrían haberse medido contra el City de Guardiola, el United o el Dortmund. Sin embargo, el Inter incrementó la dificutad del grupo.

La UEFA autoriza el regreso del público a los estadios con un límite máximo del 30% del aforo 

El subcampeón de la Europa League cayó en la primera fase el curso pasado y Antonio Conte no puede permitirse otro fiasco en un grupo que puede envenenarse en cualquier momento. «Cualquier resbalón puede ser mortal. Son rivales de máxima exigencia con distintos estilos. El Shakhtar llegó a semifinales de la pasada Europa League, el Inter con su historia explica sun grandeza y el Borussia es el clásico representante alemán con un juego muy dinámico», afirmó Butragueño. El Madrid cayó las dos últimas ediciones en los octavos después de proclamarse campeón en el 2016, 2017 y 2018.

El Bayern defenderá su corona con el Atlético de Luis Suárez como principal rival en un grupo con alemanes y colchoneros como claros favoritos para pasar a octavos. Tampoco debería tener problemas el Sevilla, que se enfrentará al Chelsea, Krasnodar y Rennes. Pueden estar contentos los andaluces, al igual que el City de Guardiola, que se las verá con el Oporto, Olympiakos y Marsella.

Lewandowski, el mejor

La UFFA, por otro lado, decidió ayer permitir la vuelta parcial de espectadores a sus competiciones, con un límite máximo del 30% de la capacidad del estadio, solo con público local y con la aprobación de las autoridades competentes. El organismo tomó la decisión «tras el éxito» del partido piloto de la Supercopa de Europa del 24 de septiembre. 

En los premios individuales, lógicamente, brilló el Bayern con Lewandowski como mejor jugador de la temporada pasada. Neuer se llevó el galardón al mejor portero, Kimmich fue elegido mejor defensa y De Bruyne, el astro del City, fue elegido mejor centrocampista. Flick completó el listado de premios germanos al ser nombrado mejor técnico.