ACTUAL CAMPEONA DEL MUNDO

Annemiek van Vleuten ficha por el Movistar

Con Van Vleuten, la escuadra telefónica da un salto definitivo en sus aspiraciones de convertirse en un conjunto de referencia en el pelotón UCI Women¿s WorldTour,

Annemiek van Vleuten durante una carrera el pasado 29 de agosto.

Annemiek van Vleuten durante una carrera el pasado 29 de agosto.

1
Se lee en minutos
El Periódico

La ciclista Annemiek van Vleuten (Wageningen, NED; 1982), actual campeona del mundo de ciclismo en carretera, ha firmado un contrato para las próximas dos temporadas (2021 y 2022) con el Movistar Team que dirige Sebastián Unzué.

Con Van Vleuten, la escuadra telefónica da un salto definitivo en sus aspiraciones de convertirse en un conjunto de referencia en el pelotón UCI Women’s WorldTour, condición que luce desde hace décadas en la escena masculina. La neerlandesa, arcoirís el año pasado en Yorkshire con una exhibición en solitario de más de 100 km y campeona del mundo CRI en 2017 y 2018, así como reciente vencedora del Europeo en línea de Plouay -lo conquistó el pasado jueves-, ha dominado con autoridad gran parte de las mejores pruebas internacionales en los últimos años.

Dos triunfos consecutivos con su actual equipo, Mitchelton-Scott, en el Giro Rosa (2018 y 2019), la ronda más larga y exigente del calendario; una Lieja-Bastoña-Lieja (2019); cuatro títulos nacionales CRI y uno en línea; un Tour de Flandes (2011); o dos La Course by Le TDF (2017 y 2018) son otras de las muescas del inagotable palmarés de Van Vleuten, con más de 70 triunfos solo a nivel UCI. Una ciclista capaz de dominar en montaña, crono o pruebas de un día de todo tipo, siempre con una entrega y autoridad inconfundibles.

Noticias relacionadas

Vínculo con el equipo

“Mi vínculo con el Movistar Team viene de muy atrás. Fui conociendo mejor al equipo en unas concentraciones en altura en Sierra Nevada que hice en 2014, y en las que coincidí con parte del equipo masculino. Uno de los entrenadores me invitó a rodar un día con ellos y la experiencia me encantó. Para mí fueron desde el primer momento como mi “familia española”. Me sentí muy a gusto, fueron el primer equipo de chicos que me invitó a entrenar con ellos en días largos, y el ambiente era muy agradable. Entrenamos tranquilos, me esperaban después de las subidas, cada uno hacía su trabajo y cada día, después de la cena, se notaba que había buen rollo en el equipo, se juntaban para estar un rato más en lugar de volver a sus habitaciones… ¡Incluso algún día jugué a tenis de mesa con Alejandro Valverde!", ha explicado la ciclista.