UNA INICIATIVA PIONERA

Angel City: (pensar) el fútbol en femenino

Natalie Portman, Serena Williams, varias ex futbolistas y otras mujeres de renombre en EEUU fundan el primer equipo de la NWSL dirigido por mujeres

Representará a la ciudad de Los Ángeles y empezará a competir a partir de 2022 con la equidad salarial como uno de sus objetivos

Una imagen de los carteles que han inundado la ciudad de Los Angeles en las última semanas para saludar la llegada del equipo

Una imagen de los carteles que han inundado la ciudad de Los Angeles en las última semanas para saludar la llegada del equipo

4
Se lee en minutos
Noelia Román

Lo pensaron mujeres, lo fundaron mujeres y lo lideran mujeres. Algunas, como Serena Williams, Natalie Portman o Mia Hamm, son famosas. Muchas otras, no. Todas aman el fútbol y están tras el Angel City, la franquicia de Los Ángeles que a partir de 2022 disputará la liga femenina de los Estados Unidos (NWSL).

Lo hará con una propuesta rompedora que busca reivindicar el papel de la mujer en cualquier ámbito, la equidad salarial y conquistar un territorio tradicionalmente dominado por los hombres también en las competiciones femeninas. "Sin complejos, excelsas, imparables", reza el lema del equipo.

“Estamos deseando impulsar cambios positivos dentro y fuera de la cancha”, afirmó Natalie Portman en la presentación del equipo angelino en sus redes sociales.

“Estoy orgullosa de formar parte de un grupo que incluye a 14 ex jugadoras de la NWSL, Mia Hamm y Abby Wambach entre ellas, y que se ha reunido para fundar un equipo para Los Ángeles”, añadió la actriz protagonista de El cisne negro al tiempo que citaba a otras compañeras de profesión y a otras profesionales conocidas por su activismo a favor de los derechos de las mujeres.

En el equipo fundador del Angel City están también las actrices Eva Longoria, Jessica Chastain, Jennifer Garner y Uzo Aduba; las ex futbolistas Shanon Boxx, Angela Hucles, Joy Fawcett y Julie Foudy; el creador de Reddit y marido de la tenista Serena Williams, Alexis Ohanian; y las emprendedoras Julie Uhrman y Kara Nortman, las dos mujeres que encabezan el proyecto junto a Portman, gran seguidora de la selección estadounidense y amiga de su estrella Megan Rapinoe.

Admiradora de la selección

La actriz compartió escuela secundaria con Sue Bird, pareja de Rapinoe, y cuando ésta lideró a Estados Unidos en la conquista de su cuarto Mundial en Francia 2019, no desaprovechó la ocasión para mostrar su admiración por las futbolistas y apoyarlas en su lucha por salarios más justos.

“Las jugadoras de la selección de Estados Unidos son mis heroínas y las de mis hijos. Son tremendamente talentosas, las más fuertes física y mentalmente, y se empujan unas a otras para trabajar en equipo y ganar. Gracias por la inspiración, el arduo trabajo y la luz que nos traen”, escribió Portman en su Instagram el día en que casi 15 millones de estadounidenses veían por televisión cómo su selección se hacía con su cuarto cetro mundial.

Portman, en un palco del Open de EEUU de tenis del 2019 / EFE / jason szenes

“Páguenles a estas deportistas lo que merecen por lo que valen. Deberían avergonzarse de sí mismos”, añadió, antes de desafiar a la FIFA: “¿Qué tal si a partir de ahora empezamos a llamar al otro Mundial el ‘Mundial masculino’?”.

El sindicato de futbolistas estadounidenses demandó a la Federación de su país por discriminación de género en los salarios: ellas, que han conquistado cuatro Mundiales, siguen cobrando menos que sus pares masculinos, que nunca alcanzaron siquiera una semifinal.

Algo similar sucede con la NWSL, que continúa teniendo problemas económicos y muchas dificultades para que sus partidos sean retransmitidos por alguna cadena de televisión en el país que más seguidores tienen los equipos femeninos de fútbol.

Impacto en las redes

Tanto es así que en sus 36 primeras horas de vida, el Angel City sumó 60.000 seguidores en las redes sociales, un millón de visitas, 3,4 millones de menciones y agotó su primera remesa de merchandising, según datos ofrecidos por Alexis Ohanian. Eso, sin saber aún cuál será la plantilla ni en qué estadio jugarán.

“He creado unas cuantas comunidades en mi vida y jamás había visto tanto entusiasmo tan rápido en torno a una comunidad”, aseguró Ohanian, otro fan de la selección estadounidense que vio en el fútbol una posible salida profesional para Olympia, la pequeña de dos años que tiene con Serena Williams. “No hasta que le paguen a ella y a todas las mujeres lo que se merecen”, le replicó la ganadora de 39 títulos Grand Slam y cuatro oros olímpicos.

Serena Williams apuesta por el Angel City y es una de las inversoras del equipo de Beckham, en Miami / Archivo

“Como alguien que se pasa horas pateando una pelota con su hija de dos años, quiero que ella tenga un lugar en la primera fila en esta revolución. Invierto por el bien de mi familia; porque crear más oportunidades en el deporte femenino es importante para mi esposa y para mí, y queremos construir un futuro mejor para nuestra hija”, explicó en sus redes sociales uno de los pocos varones que integran el proyecto.

Una pequeña revolución

Noticias relacionadas

Que él y todas las mujeres que lo integran apuesten por un equipo femenino es en sí una revolución. El cantante Elton John, además de presidir durante más de dos décadas el Watford inglés, fue dueño del equipo de la MSL (la liga masculina de fútbol de los EEUU) Los Ángeles Aztecs. En ese mismo equipo invirtió el también cantante británico Rod Stewart. El ex futbolista David Beckham optó por los Miami Dolphins de la MSL, que tuvieron como copropietarios a los cantantes Marc Anthony y Fergie y a la propia Serena Williams y a su hermana VenusMichael Jordan, Magic Johnson, Lebron James, Will Smith, Justin Timberlake y los raperos Jay-Z y Usher también destinaron una parte de sus fortunas a algún deporte. Eligieron siempre a equipos masculinos. 

“Esta historia va mucho más allá del deporte para mí. Es una historia sobre mujeres que apoyan a otras mujeres. Es una historia de entretenimiento, pasión por el fútbol, objetivos y activismo. Es una historia sobre cómo una afición se convirtió en un negocio. Es sobre creer que los equipos de mujeres valen lo mismo que los equipos de varones y que las y los jugadores deben recibir salarios acordes”, concluyó Kara Nortman, una de las influyentes mujeres que se ha propuesto que el fútbol se piense también en femenino.