21 sep 2020

Ir a contenido

Fabio Jakobsen

Sale del coma el ciclista de la caída brutal en la Vuelta a Polonia

"Si ha sobrevivido a una caída así, seguramente regresará al deporte", apuesta el director adjunto del hospital

José María Expósito

Aparatosa caída en la primera etapa de la Vuelta a Polonia. / EFE / ANDRZEJ GRYGIEL / VÍDEO: TWITTER

El ciclista holandés Fabio Jakobsen ha salido del coma este viernes dos días después de la durísima caída en el esprint final de la primera etapa de la Vuelta a Polonia en Katowice. "Tenemos buenas noticias desde el hospital de Sosnowiec. Fabio Jakobsen se ha despertado del coma. Su estado es bueno", han afirmado los organizadores de la carrera en Twitter.

"El paciente está consciente, responde a los estímulos, respira por sí mismo, la tensión es la normal. Hoy estamos muy contentos", ha declarado a la prensa polaca Pawel Gruenpeter, director adjunto del hospital de Sosnowiec. "Si ha sobrevivido a una caída así, seguramente regresará al deporte", añadió.  El corredor deberá hacer rehabilitación antes de volver a casa, pero las noticias son buenas. "Desde el punto de vista cerebral, todo está en orden. El cirujano estético no constató pérdida de piel. Esperamos que pueda regresar pronto a casa, en buen estado. De momento hablamos de dos semanas, después decidiremos", declaró el médico.

Cinco horas de operación

El corredor de 23 años del Deceuninck, puesto en coma inducido, fue sometido a una operación en la cabeza durante cinco horas en la noche del miércoles al jueves. Aunque perdió mucha sangrese aplastó el paladar (por lo que costó mucho intubarle) y los médicos llegaron a temer por su vida, el mismo miércoles por la noche quedó estabilizado. "Se ha hecho un escáner y el cerebro no parece dañado", declaró entonces Gruenpeter. "Las principales lesiones se encuentran en la cara. Afortunadamente los ojos no están afectados. Su estado es grave pero estable", precisó el jueves. El último parte es aún más tranquilizador.

Jakobsen sufrió una aparatosa caída a escasos metros de la línea de meta de la primera etapa de la Vuelta a Polonia. El vigente campeón de Holanda vislumbraba la victoria de etapa, ya que estaba superando en el esprint a su compatriota Dylan Groenewegen (Jumbo-Visma). Este, sin embargo, le fue cerrando el espacio y en el último momento incluso soltó el codo para frenar el avance de Jakobsen, que a más de 80 km/h (la llegada era cuesta abajo, lo que también está siendo muy criticado) chocó contra las barreras de protección. 

Jakobsen se llevó por delante a un comisario (que quedó inconsciente pero se recupera bien del golpe) y chocó contra el arco de meta. Su impacto con las vallas, además, provocó que estas acabaran en la carretera, lo que generó más caídas (incluida la de Groenewegen, que se rompió la clavícula), aunque ninguna tan grave.

El catalán Edu Prades, implicado

El catalán Edu Prades se fracturó una costilla.  "He revisado la velocidad del sprint y el impacto fue cuando iba a 81 km/h", explica el corredor de Alcanar, que se encontraba en la cabeza del grupo pero no disputaba la etapa. El ciclista del Movistar voló y cayó violentamente de espaldas contra el asfalto. "Me asusté mucho en un primer momento, porque me costaba respirar. Tenía miedo de haberme roto las costillas y de que pudiera haber afectado a los pulmones. Notaba ese dolor en el costado y al estar tumbado me costaba respirar; no pensaba ni en las cervicales, que fue lo que me acabé rompiendo, ni en clavícula. Cuando fui cogiendo el ritmo de la respiración y vi que podía tomar aire bien me calmé bastante", recuerda.

Todas las miradas apuntan hacia Groenewegen, un velocista de 27 años con cuatro etapas ganadas en el Tour y mala fama. La acción del miércoles ha hecho aflorar otros esprints en los que actuó de manera similar (ver tuit anterior), aunque olvidados porque no se produjo ninguna desgracia como ahora. "Creo que es terrible lo que sucedió ayer. No encuentro las palabras para describir cuánto lo siento por Fabio y los demás que se cayeron o que se vieron afectados. Ahora mismo la salud de Fabio es lo más importante. Pienso en él todo el tiempo", escribió un desolado Groenewegen en Twitter. "Dylan se siente muy mal por lo que ha ocurrido. Está profundamente afectado. Dentro de poco hablaremos en detalle del incidente con él", declaró Richard Plugge, director del Jumbo-Visma.

La Fiscalía polaca investiga el suceso por si hubo responsabilidad penal, mientras que el mánager del equipo Deceunink, Patrick Lefevere, aseguró que denunciaría a Groenewegen ante la policía: "Ha sido un acto criminal. Debe ir a la cárcel", llegó a escribir en Twitter. Horas después, más en frío, se ratificó en su opinión: "Fue una acción muy sucia de Groenewegen. Esas cosas no se hacen. Ya hemos interpuesto una denuncia ante la UCI y haremos lo mismo ante la policía de Polonia. No lo dejaremos pasar. He visto el esprint decenas de veces. No comprendo en absoluto la acción de Groenewegen. Un ciclista debe permanecer en su trayectoria".

El ciclista alemán Simon Geschke apuntó a la organización de la carrera. "Cada año el mismo esprint idiota cuesta abajo en la Vuelta a Polonia", escribió en Twitter el corredor del CCC. "Cada año me pregunto por qué la organización piensa que es una buena idea. Los esprints masivos ya son lo suficientemente peligrosos, ¡no hay necesidad de una bajada a 80km/h!".

Un año después de la muerte de Lambrecht

La caída de Jakobsen tuvo lugar exactamente un año después de la muerte del joven belga Bjorg Lambrecht, fallecido a los 22 años tras golpearse con una estructura de hormigón en la última edición de esta misma carrera. La progresiva mejora de Jakobsen ha hecho respirar "algo aliviado" al organizador de la prueba, Czeslaw Lang: "Tras haber visto el accidente nos temimos lo peor, pero ahora sabemos que la situación es grave aunque estabilizada".

En cuanto a la carrera, el ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos) es el nuevo líder al sorprender a los velocistas de un grupo de unas 40 unidades al arrancar a falta de 300 metros del final. Es el primer triunfo del vigente ganador del Giro de Italia con su nuevo equipo. Este sábado se disputará la cuarta y penúltima etapa, de alta montaña.