10 ago 2020

Ir a contenido

PARTIDO EN EL ALERO

Salut avala que el Barça-Nápoles se juegue en el Camp Nou

La UEFA mantiene que el partido se dispute en Barcelona tras analizar el informe de la 'conselleria'

El Nápoles, como intentó hacer el Madrid con el City, presiona para jugar en campo neutral

Roger Pascual

Estremecedor minuto de silencio por las víctimas del Covid 19 de los jugadores del Barça y del Alavés ante un Camp Nou absolutamente vacío en el regreso a la competición de la Liga, el pasado 16 de junio. 

Estremecedor minuto de silencio por las víctimas del Covid 19 de los jugadores del Barça y del Alavés ante un Camp Nou absolutamente vacío en el regreso a la competición de la Liga, el pasado 16 de junio.  / JORDI COTRINA

La UEFA mantiene de momento que el Barça-Nápoles se juegue el Camp Nou "como estaba planeado". Ante el repunte de casos de coronavirus registrados en Catalunya en las últimas semanas, el organismo futbolístico se puso en contacto con la Generalitat, siguiendo el protocolo que ha establecido con otras ciudades donde se juegan partidos de la Champions. El informe remitido el miércoles por la 'conselleria' de Salut defiende que se mantenga Barcelona como escenario del pulso, ya que es "hoy una destinación segura y responsable". La UEFA apuesta por no alterar el plan previsto aunque seguirá "monitorizando la situación", como están haciendo con Manchester, Turín y Múnich, sedes de los otros partidos de octavos pendientes.

El club ha destacado a este diario que el informe de la 'conselleria' de Salut es favorable a la disputa del partido y que están confiados y siguen trabajando con la UEFA con la que siguen trabajando en la operativa del encuentro en el Camp Nou. El organismo europeo, tras estudiar los argumentos dados por la Generalitat el miércoles por carta, apuesta de momento por que la vuelta de los octavos de final se mantenga en el estadio azulgrana.

Quim Torra había pedido precisamente el lunes un esfuerzo colectivo para evitar otro confinamiento total: "Tenemos 10 días", dijo, un periodo de tiempo que vencería a las puertas del Barça-Nápoles, previsto para el próximo 8 de agosto. En la misma comparecencia, el 'president' señaló que Catalunya era un destino turístico seguro por lo que, desde el club, señalan que si pueden venir turistas no tendría que suponer un problema que lo hiciera también la expedición del Nápoles.

"No habrá ningún problema con este partido", ha asegurado la 'consellera' Alba Vergés. "Estamos trabajando para que poder desde ahora pero también durante muchos meses poder ser una zona segura. Medidas básicas, como la higiene de manos, la distancia y las mascarillas, son la mejor garantía para poder hacerlo todo, también un partido de fútbol, que será a puerta cerrada y que por tanto se puede hacer de forma segura".

Menos convencidos se muestran en el rival azulgrana, que aprieta para buscar un campo neutral. "Llamo a la UEFA pero es vergonzoso. Escuchas desde España grandes miedos y perplejidad pero ellos pasan. ¿Qué se tardarían en decir que jugamos en Portugal, Alemania o en Ginebra?”, se exclama el presidente napolitano, Aurelio de Laurentiis. “Parece que estamos en el colegio, en la UEFA nadie sabe hacer negocios, y además con nuestro dinero. Si decidieron que la Champions se juega en Portugal y la Europa League en Alemania, nosotros también podríamos ir allí. No entiendo por qué debemos ir a una ciudad que en este momento tiene grandes problemas", clamó el dirigente.

La 'burbuja' del Madrid en Manchester

La UEFA está haciendo equilibrios para completar la primera ronda de eliminatorias antes de la final a ocho de Lisboa. El Nápoles preferiría jugar en un campo neutral, igual que también intentó hacerlo el Madrid con su choque con el City. Los blancos tendrán que ir finalmente a Manchester, eso sí sin tener que pasar la cuarentena que el Gobierno británico decretó para todos los viajeros que lleguen de España y en una 'burbuja' para reducir riesgos. Los pupilos de Zinedine Zidane, que viajarán el próximo 6 de agosto a Manchester para intentar remontar el 1-2 encajado en el Bernabéu, estarán recluidos en su hotel para minimizar cualquier riesgo de contagio. Solo abandonarán las instalaciones para ir a entrenar y se someterán a pruebas PCR en los días previos al partido para asegurarse de que siguen sin haber contraído el covid-19.