23 sep 2020

Ir a contenido

LA SITUACIÓN BLANCA

Atasco en Valdebebas

El Madrid trata de aligerar una plantilla que con el regreso de los cedidos tendría hasta 36 jugadores

José María Expósito

Varane, Benzema, Bale, James y Courtois hacen un rondo en Valdebebas.

Varane, Benzema, Bale, James y Courtois hacen un rondo en Valdebebas. / EFE

Javier Tebas fue rotundo en una de sus reuniones con los clubs durante el parón liguero: "Olvidaos de fichajes, id pensando en canteranos y en repescar cedidos", instó a los miembros de la Liga pensando en el próximo curso. Al Real Madrid la recomendación no le hizo temblar. Florentino Pérez tiene asumido que tampoco será este verano el de la llegada de otro 'galáctico' y cedidos le sobran al club blanco. Más bien por ahí viene el problema. Entre los que están y los que vuelven, Zinedine Zidane podría juntarse con 36 jugadores.

Mientras el Barça tiene dificultades para completar sus convocatorias, en Valdebebas planea el 'overbooking'. La reforma del calendario aplaza el problema, pero no es la primera vez que el club blanco lidia con él. Como hace un año, la prioridad sigue siendo dar salida a los jugadores que ya no cuentan para 'Zizou', pero eso es algo aún más difícil en el mercado post-covid.

Reducir masa salarial

De los 24 jugadores del primer equipo, solo uno, el portero Areola, cedido por el PSG, tiene seguro abandonar la disciplina blanca. El resto, incluido el entrenador, que ya ha confirmado al club su continuidad, tiene contrato en vigor. También Gareth Bale y James Rodríguez, las dos patatas calientes. Un año más, el club ha puesto a ambos en el escaparate. De momento, no hay ofertas en firme por ninguno.

El galés ha dejado claro que no tiene intención de irse. Tampoco parece preocupado James, aunque un traspaso del colombiano, al que le queda un año de contrato y que ha llegado a pedir a Zidane que no le incluya en las convocatorias, parece más factible. Eso sí, el Madrid tendrá que renunciar a lograr un gran montante por él. La cifra, si la hay, estará muy lejos de los 80 millones que pagó Florentino tras enamorarse de él en el Mundial de Brasil. También de los 50 que estuvo a punto de pagar el Atlético el verano pasado, antes de que la humillación del amistoso de Nueva York (3-7) frustrara la operación.

Jovic, operación fracasada

En la rampa de salida también está Luka Jovic, quien ha dejado entre la afición una sensación de estafa que sus continuos escándalos en pleno confinamiento no han hecho sino acrecentar. "Este año ha tenido cosas que le han impedido estar con nosotros, pero es joven y contamos con él", sorteó Zidane. Si puede, el Madrid le colocará en otro club. 

Jovic celebra uno de sus pocos goles con el Madrid.

Igualmente tiene las puertas abiertas Mariano, a quien el técnico denosta continuamente, pero el ariete catalán sigue empeñado en triunfar algún día con el Madrid. Más fe se tiene en Brahim, pero el club cree que lo mejor es que salga cedido y tenga minutos. Diferente es el caso de dos veteranos como Nacho y Lucas Vázquez. Ambos han perdido protagonismo, pero Zidane aprecia su labor. Solo si ellos quieren cambiarán de aires.

Mbappé, en el 2021

En función de los que salgan podrá entrar alguien, aunque no se espera ningún galáctico. "No habrá grandes fichajes. Es muy difícil pedir a los jugadores que se rebajen el sueldo y hacer un fichaje de esta naturaleza", ha dicho Florentino Pérez. El anuncio de Kilian Mbappé (lesionado este viernes en la final de la Copa de Francia) de que seguirá el año que viene en el PSG refuerza esas palabras del constructor: "Mbappé puede esperar. El Real Madrid volverá a fichar  a los mejores cuando la situación cambie y se pueda hacer frente a estas cosas".

Lo que seguro cambiará es la normativa de la FIFA respecto al número de cedidos permitidos, que se reducirá progresivamente. De los 13 que tenía el Madrid esta temporada, solo Andriy Lunin tiene claro su regreso para cubrir la baja de Areola. Martin Odegaard podría ilusionar a la afición blanca, pero el noruego quiere cumplir los dos años de cesión en la Real y el buen tramo final de Modric puede ayudar a ello. Achraf brilló tanto en Dortmund que fue traspasado al Inter por 40 millones, y otros 3 ha sacado el Madrid por Javi Sánchez (Valladolid).

El resto apuntan a ventas o a nuevas cesiones. Incluido Takefusa Kubo, que pese a su buen año en Mallorca tiene las puertas del Bernabéu cerradas por otro asunto administrativo. Las tres plazas de extracomunitario las ocupan MilitaoVinícius Rodrygo, por lo que el japonés, cuyo país no permite la doble nacionalidad, necesita que uno de ellos tenga el pasaporte español. 

Kubo y Odegaard, cedidos este año en el Mallorca y la Real Sociedad.

Será Vinícius el primero en lograrlo, pero la pandemia ha ralentizado los trámites Y por delante de Kubo está Reinier, el joven brasileño por el que Florentino pagó 30 millones en invierno y que sigue varado en el filial por el mismo motivo.